www.melillahoy.es

BALONCESTO-FEDERACIÓN

La fisioterapeuta melillense cuenta con una gran trayectoria deportiva y profesional
La fisioterapeuta melillense cuenta con una gran trayectoria deportiva y profesional

“Desde el Punto de Vista de un Fisioterapeuta”, por Raquel Artalejo

miércoles 03 de junio de 2020, 04:00h
La Federación Melillense de Baloncesto (FMB) cuenta este miércoles con la colaboración de Raquel Artalejo Martínez de Victoria en su sección #ArtículosFMB, titulado “Desde el Punto de Vista de un Fisioterapeuta”. La melillense, de 46 años, ha sido fisioterapeuta de la FMB en más de una decena de Campeonatos de España de Selecciones Autonómicas y ha colaborado en numerosas ocasiones con la Territorial Melillense en el Programa de Detección, Formación y Perfeccionamiento. Su publicación íntegra se puede consultar en el siguiente enlace: https://melillensebaloncesto.es/articulosfmb031-desde-el-punto-de-vista-de-un-fisioterapeuta-raquel-artalejo-martinez-de-victoria-fisioterapeuta-fmb-en-mas-de-una-decena-de-campeonatos-de-espana-ssaa/
Raquel Artalejo también ha sido fisioterapeuta del CAM Enrique Soler (Liga EBA: temporadas 2007-08 y 2008-09) y del Club Melilla Baloncesto (LEB Oro 2001-02 y 2010-11). Como jugadora ha formado parte de la Escuela Baloncesto (1987-88), del Centro Hijos de Melilla (1988-89), de la Juventud Melilla (1989-90), del Club Deportivo La Hípica (1990-91), del C.P. Prácticas (1991-92), de la La Salle (1995-96, 2006-07) y del I.P.F.P. (1997-98).
La fisioterapeuta melillense expone en su artículo que durante los primeros días de entrenamiento, para los preseleccionados y especialmente los más pequeños, todo son novedades. “Es interesante observarles cuando llegan al pabellón, su relación con el resto de los compañeros, ver cómo se acoge a los nuevos jugadores, ver lo dispuestos que son los que ya conocen la dinámica del grupo…. Y en estos días comienza una parte muy interesante de nuestro trabajo, pues en estas primeras sesiones hacemos una importante recogida inicial de información”.
Por otro lado, sostiene que el trabajo del fisioterapeuta y del preparador físico “es un tándem fundamental y muy interesante dentro de la preparación de nuestros jugadores, en las que acabamos teniendo charlas tipo ‘frikis incomestibles’ para el resto del cuerpo técnico, intercambiamos ideas, confrontamos distintas técnicas con el fin de atacar los puntos débiles de cada uno de los grupos con los que trabajamos”.
Para ello, expone como ejemplo lo siguiente:
-Generación descoordinada (posible aumento de lesiones por sobrecarga muscular), trabajo de técnica de carrera incluido en todos los calentamientos, propiocepción a saco, trabajo de la concentración dirigida…
-Generación bajita, explosiva, rápida (posible aumento de lesiones en estructuras ligamentosas), trabajo específico de estiramiento activo tras las sesiones, estudio de los hábitos posturales especialmente durante los periodos de reposo…
De igual modo, afirma que con todo este tipo de acciones “se consigue disminuir de forma importante la aparición de lesiones-molestias que acumuladas pueden hacer que nuestros jugadores no lleguen al cien por cien al final de la preparación, o no le permitan mantener la intensidad óptima durante los entrenamientos (y explícale a un entrenados dos semanas antes del campeonato que el jugador X debe entrenar la mitad de las horas por no haber tenido en cuenta todas estas variables)…”.
“No me mal interpretéis, los entrenadores siempre han tenido en cuenta todas nuestras aportaciones en este sentido, pero si sabemos que podemos darles este plus, por qué no preverlo y facilitar que los jugadores lleguen en las mejores condiciones”.
Entre otras cuestiones, Raquel Artalejo asegura que durante esta etapa, también hay una parte del trabajo de los fisioterapeutas sobre la que es importante hablar, “ya que tiene una incidencia directa sobre el rendimiento de nuestro jugador en las sesiones de entrenamiento, y es la constante comunicación que mantenemos con el club de referencia, el entrenador y, en su caso, también con el fisioterapeuta del club de nuestro jugador”.
“El intercambio de información, en ambos sentidos, a cerca de problemas o posibles dolencias que hayan podido aparecer durante los entrenamientos en el jugador, debe ser primordial, con el fin de que nuestros chicos lleguen en el mejor estado posible a los mismos y saquen el mayor provecho a las horas de entrenamiento tanto en sus clubs como en las selecciones”, destacó.