www.melillahoy.es

BALONCESTO - FEDERACIÓN

El seleccionador posando junto a sus jugadores del combinado cadete melillense
El seleccionador posando junto a sus jugadores del combinado cadete melillense (Foto: FMB)

Paco del Pino: “Buscábamos, como objetivo global, obtener las ventajas más óptimas para nuestros jugadores”

viernes 05 de junio de 2020, 04:00h
La Federación Melillense de Baloncesto cierra la segunda edición de #ArtículosFMB, una actividad formativa puesta en marcha por la entidad que preside Javier Almansa durante estos últimos meses, y lo hace con la colaboración, de nuevo, del director deportivo de la Territorial, quien ha titulado su trabajo como ‘Conceptos Ofensivos en Transición con Cadetes FMB’.
Paco del Pino (9-5-1991), actual director deportivo de la Federación Melillense de Baloncesto, es Entrenador Superior de Baloncesto (CES15), Arquitecto Técnico por la UGR, Máster FEB en Entrenamiento (CES16), Máster FEB en Formación (CES16), integrante del cuerpo técnico en la Academia de Iniciación FEB con la selección U13M (2017, 2018 y 2019), y profesor de los Cursos Entrenadores FMB N1 y N2 de ‘Observación del juego-Scouting’ (2016-2017) y de ‘Sistemas de juego’ (2018-2019 y 2019-2020).
Asimismo, completa su trayectoria con el Premio Melilla Deporte 2018 ‘Al Mejor Técnico’, y el Premio ‘Escultor Diago 2019’ concedido por la APDM, además de una reciente actividad formativa en la ciudad de Toronto (Canadá), a través de la AEEB (Asociación Española de Entrenadores de Baloncesto).

INTRODUCCIÓN
Paco del Pino volvió a usar como base el trabajo realizado con la Selección Cadete Masculina FMB en la presente temporada (2019-2020). Así, mediante este artículo intentó destacar “los aspectos más importantes trabajados con estos chicos a la hora de marcar normas ofensivas, comenzando con tres o estructuras simples ofensivas en transición y llevándolas a una mayor complejidad a posteriori en sistemas para la última fase del ataque en 5x5”, explicó.
Antes de marcar los ¿por qué? de las estructuras ofensivas escogidas, procedió a desgranar “algunos datos característicos generales de los chicos que conformaban esta selección, a nivel de perfiles de jugadores y datos antropométricos”. De este modo, y según los datos obtenidos a inicio de temporada (casi 4 meses antes de la competición), comentaba que “la altura media del equipo era de 181 centímetros, con un tope en 189 cms. de dos jugadores de perfil exterior, y en lo que respecta a envergaduras, la media rondaba los 180 cms. con un tope de 188 cms. en dos jugadores (uno de perfil exterior y 184 cms. de altura, y el otro nuestro único jugador de claro perfil interior con 186 cms. de altura).
Resumiendo, y como resaltó, “nos encontramos con, únicamente, un claro jugador de perfil interior de 186 cms. de estatura y 184 cms. de envergadura (alternando en ocasiones puntuales situaciones exteriores de ventaja que veremos más adelante), y con un segundo jugador de 189 cms. de altura y 185 cms. de envergadura de claro perfil exterior, con amenaza desde 6,75 pero con su capacidad para echar el balón al suelo aún por desarrollar”.

OBJETIVO Y CONCEPTOS BASES
Es evidente que con estas estructuras o normas ofensivas en transición se buscaba, como “objetivo global, obtener las ventajas más óptimas para nuestros jugadores en distintas situaciones de 1x1, teniendo en cuenta las características anteriormente expuestas de nuestro equipo y apoyándonos en los siguientes conceptos:
-Definir las zonas de actuación iniciales de los distintos perfiles de jugadores en el quinteto, diferenciando entre cuatro exteriores y un interior.
-Liberar la zona de jugadores, aumentar ese espacio libre para facilitar situaciones de 1x1 y dificultar situaciones de ayuda del equipo rival. En el apartado de disposiciones iniciales, podremos ver cómo utilizamos situaciones iniciales de cinco abiertos (para terminar con cuatro abiertos y un interior) y disposiciones iniciales de cuatro exteriores y un interior (muy importantes las posibles posiciones del 5 en función de su momento de llegada a pista ofensiva, y su juego sin balón desde detrás del tablero)”.

DISPOSICIONES INICIALES A PARTIR DEL CAA
Paco del Pino continuaba su exposición indicando que “estos conceptos unidos a la necesidad de enlazar el contraataque (CAA) de la forma más natural posible con nuestra transición hace que nos encontremos con dos disposiciones iniciales modelo en función de si nuestro 5 es capaz de correr el CAA por delante del balón (no rebotea o tras salida de presión) o por detrás del balón (normalmente tras rebotear).
-OPCIÓN A (el 5 rebotea y corre por detrás del balón, llega último al ataque).
-OPCIÓN B (el 5 no rebotea y corre por delante del balón, llega el primero al ataque)”.
En este sentido, el director deportivo de la FMB hacía hincapié en que, “visualizados partidos durante varias temporadas de nuestras selecciones autonómicas, la opción que más se nos presenta es la A (ya que aunque 5 no lance el CAA con el primer pase tras coger rebote sí que tiene una implicación muy directa y responsabilidad a la hora de cerrar el rebote en zonas próximas al aro, de ahí que en un gran número de ocasiones llegue el último al ataque)”.
Por ello, se decantó por desarrollar estos conceptos ofensivos en este artículo con la opción inicial de 5 abiertos, “y además porque creemos que es la más ventajosa para nuestros equipos (iniciar 5 abiertos para terminar 4 ext. y una referencia interior)”. No obstante, y como dejó claro, “una de las opciones primeras para anotar en CAA es que nuestro 5 corra por delante de su par hasta el aro ofensivo, dadas las características de nuestros 5 ante los 5 del resto de combinados, siempre que el rebote defensivo ya esté controlado”, afirmó.

CONCEPTOS OFENSIVOS A DESARROLLAR
A la hora de desarrollar su transición ofensiva, y como norma general en ataque, desde la FMB se marcaron, como señalaba Paco del Pino, “la prioridad atacar 1x1 con balón (como se puede observar en los gráficos anteriores), a partir de ahí es lógico que en diversas situaciones nuestro 1x1 no sea ventajoso o simplemente el defensor de hombre balón realice una correcta defensa de los dos primeros botes de ataque, ahí comienzan a entrar en juego los tres conceptos de la transición:
-DÁMELA!!! (Inversión + puerta atrás + 1x1 exterior del 5 + puerta atrás + mano a mano…).
-CORTO!!! (Balón interior + corte sobre balón interior + 1x1 interior + mano a mano con primer exterior de lado débil hacia línea de fondo…).
-VOY!!! (Bloqueo Directo + opción de línea de fondo contraria + dos opciones de continuaciones de bloqueador…).
Este orden coincide con el desarrollo de conceptos ofensivos dentro del programa de selecciones, ya que las opciones de DÁMELA!!! y CORTO!!! las empiezan a conocer en la categoría INFANTIL, y VOY!!!! queda de forma exclusiva para categoría CADETE (todo esto de forma teórica, está claro que es adaptable a las características de cada generación).
Un dato muy a tener en cuenta en lo que respecta a estas normas ofensivas en transición es que nuestro 5, sin tener el balón y al dejar el equipo de tener ventajas en el 1x1, pasa a ocupar momentáneamente el ‘rol de base’, decidiendo la opción para jugar en esa transición (VOY-DÁMELA-CORTO). De ahí que asuma un papel más importante aún en el juego la comunicación de 5 con el resto de jugadores, destacando la de jugador con balón”.
Para el desarrollo de estos conceptos, y con la intención de no extenderse demasiado en este artículo, Paco del Pino pasó “directamente a desarrollar en 5x0 los conceptos DÁMELA!!! y CORTO!!!, y de forma más desgranada VOY!!!, todos ellos teniendo en cuenta la situación inicial A anterior (5 abiertos, el 5 rebotea y corre por detrás del balón llegando último al ataque). Para la opción B el trabajo sería similar pero teniendo en cuenta las opciones que ofrece el desplazamiento de 5 hacia 6,75 desde línea de fondo contraria al balón, principalmente en opciones de fintas y ‘canastas fáciles’ ganando la espalda y demás conceptos”.
Asimismo, optaron en el desarrollo de estos conceptos no “incluir normas de rebote ofensivo y balance, aunque fueron normas muy intuitivas para los chicos en función de su ubicación en la pista, pudiendo hablar de los aspectos de rebote ofensivo y balance en otro artículo”, apuntó.
De forma previa a todos estos conceptos, el responsable de la Territorial añadía un trabajo de spacing ofensivo desde 2x0 hasta 5x0, “el cual venían trabajando los chicos desde temporadas atrás”, basado, como recordó, “en gran parte en lo expuesto por Jota Cuspinera en el clínic ‘Spacing: Ocupación del Espacio en Baloncesto’ que ofreció en nuestra ciudad, en 2016 con motivo del I Clínic Melilla Ciudad Europea del Deporte (https://www.youtube.com/watch?v=a7ESS2ZR5U&list=PLGqsqjqoSoeTK_N1CVjmpWzceam8CnP1_&index=5).

TRABAJO PREVIO A LA PARTE CENTRAL DE LA SESIÓN (RUEDAS DE TIRO CON CONCEPTOS OFENSIVOS 2x0 Y 3x0)
Seguidamente, “y una vez asimilados gran parte de estos conceptos por los chicos de forma habitual en la primera parte de muchos entrenamientos”, utilizaron ruedas 2x0 y 3x0 en el que todos los jugadores hacían “un tiro en cada oleada tras jugar sobre VOY!!!, DÁMELA!!! o CORTO!!!, pasando todos por todas las posiciones (indistintamente exteriores e interior)”, dijo.

EVOLUCIÓN AL 5x5 (SISTEMAS)
Todos estos conceptos, según siguió explicando Paco del Pino, tienen “relación directa con los sistemas más utilizados por nuestro equipo, no podemos estar el 100% del tiempo de partido jugando CAA y Transiciones”. Por ello, estimaron necesario “asimilar los conceptos trabajados en transición con diversos sistemas. Ya en la fase de 5x5 nuestro base recupera su roll de forma completa, decidiendo la opción de sistema para jugar (desaparece el ‘rol de base’ para nuestro 5 a la hora de decidir opción de ataque en transición como se relataba anteriormente)”.

CONCLUSIÓN
En este último apartado, el director deportivo de la FMB ve “claro” que este planteamiento depende “mucho de las capacidades del 5 (jugador interior)”, surgiendo “un problema” si no se encuentra como mínimo un jugador por generación con ese perfil. En ese caso, Paco del Pino ofrece dos soluciones durante la preparación ante la no existencia de este perfil de jugador:
“1. Trabajar sobre algún jugador que pueda cumplir ese perfil y trabajar para su ‘especialización’ de forma parcial, adaptando las distintas situaciones de la forma más ventajosa o descartando alguno de los tres conceptos.
2. Valorar la opción de volver a jugar con conceptos de 5 abiertos de categoría infantil, sin un claro referente interior, basándonos en el 1x1 y juego sin balón (spacing).
El responsable de la Territorial considera “muy importante” el trabajo previo de todos los jugadores en todas las posiciones, ya que “no solo podemos sufrir la ausencia de un jugador de perfil interior en la generación, sino que también por diversos motivos (faltas, lesiones…) durante un partido, teniendo siempre presente opciones dentro de la plantilla o alternativas tácticas con el fin de mantener un cierto orden en el juego de CAA, transición y 5x5”.
Para concluir, quiso destacar, dentro del programa de selecciones, que estos conceptos “son iniciados por los infantiles, con menores normas y algo menos estructurados, sin definir tanto el perfil de 5 (todos hacen de todo) y teniendo presente sobre todo la opción de DÁMELA!!! con inversión y mano a mano, y la opción de CORTO!!! para posibles ventajas físicas en el poste bajo de cualquiera de los jugadores. Este trabajo inicial en infantiles hace más fácil la incorporación de la totalidad de conceptos en categoría cadete”, finalizaba Paco del Pino su artículo con esta matización.