www.melillahoy.es

Administración Pública y Medio Ambiente ultiman la puesta en marcha de un servicio de control de acceso a las playas

sábado 06 de junio de 2020, 04:00h
La Consejería de Presidencia y Administración Pública y la de Medio Ambiente y Sostenibilidad están ultimando la puesta en marcha de un servicio de control de acceso a las playas para velar por el cumplimiento de las normas de seguridad frente a la pandemia del coronavirus, aunque sus efectivos no tendrán capacidad sancionadora.

A preguntas de los periodistas, la consejera de Presidencia y Administración Pública, Gloria Rojas, explicó que este servicio será presentado la semana que viene porque aún no está totalmente cerrado, pero dijo que trabajarán en él una serie de personas dedicada a la vigilancia de las playas para controlar que se cumplen las medidas sanitarias.
Estos vigilantes “deberán avisar a la Policía Local para cualquier gestión”, ya que este cuerpo de seguridad tiene capacidad sancionadora, de modo que la labor de estos agentes “va a estar, evidentemente, presente” porque “es totalmente necesaria e imprescindible”, señaló la consejera.
También se pronunció Rojas sobre la denuncia pública que la plataforma sindical de la Policía Local hizo sobre una supuesta negativa del presidente de la Ciudad Autónoma a la puesta en marcha de un dispositivo especial de control y seguridad de Policía Local en las playas, que iba a suponer un desembolso de unos 50.000 euros y había recibido el visto bueno de los consejeros de Administración Pública y Medio Ambiente y el jefe de la Policía Local. “No se trata de una negativa, sino de organizar cuestiones, nada más”, respondió Rojas sobre este asunto.

Servicio de socorrismo
Por último, la consejera anunció que ayer empezó a funcionar el servicio de socorrismo y salvamento en las playas de Melilla, que ha tenido que ser adjudicado mediante un contrato de emergencia debido a un problema en el procedimiento de licitación. En este punto, pidió a los usuarios de las playas más prudencia en el baño debido a la “situación difícil” actual.