www.melillahoy.es
Los fondos que Melilla recibirá del Estado son, en palabras de Almansouri, “un balón de oxígeno importante para la economía y los Presupuestos Generales de la Ciudad Autónoma”
Ampliar
Los fondos que Melilla recibirá del Estado son, en palabras de Almansouri, “un balón de oxígeno importante para la economía y los Presupuestos Generales de la Ciudad Autónoma” (Foto: CAM)

El plan de contingencia incluye el pago de más de 25 millones de facturas atrasadas

En el primer trimestre de este año, la Ciudad Autónoma había abonado más de 25 millones de euros en facturas a proveedores, aunque aún queda un volumen importante, cuyo valor asciende a 15.882.720 euros

sábado 13 de junio de 2020, 08:33h
El plan de contingencia que ha elaborado la Ciudad Autónoma ante la crisis provocada por el coronavirus, por el cual movilizará en torno a 130 millones de euros, incluye el pago de más de 25 millones de facturas que esta administración debe a sus proveedores, casi la mitad desde hace 5 años.

En rueda de prensa, la consejera de Hacienda, Empleo y Comercio, Dunia Almansouri, ha explicado que, antes del inicio de la pandemia, la Ciudad Autónoma ya estaba haciendo especial hincapié en el pago de facturas a proveedores, ya que considera que es una forma más de ayudar a las empresas y dotarlas de liquidez.
Así, en el primer trimestre de este año, la Ciudad Autónoma había abonado más de 25 millones de euros en facturas a proveedores, aunque aún queda un volumen importante de facturas pendientes de pago, cuyo valor asciende a 15.882.720 euros, de los cuales 9,95 millones son del año 2015.
Ante esta situación, la Consejería de Hacienda, Empleo y Comercio se encuentra realizando un trabajo de clasificación de las facturas según los motivos de los impagos para tramitarlas y pagarlas, y su objetivo es que se puedan “vaciar prácticamente al completo” esa cuenta para poner a cero la deuda con los proveedores.
Almansouri ha señalado que desde su departamento van a intentar alcanzar lo máximo que permita la Ley, aunque ha admitido que se pueden encontrar con facturas que sean “imposibles de tramitar” porque hayan prescrito o porque no se hayan llevado a cabo los trámites correctos al no haber sido abonadas en tiempo y forma.
Por ello, el área de Hacienda está ahora clasificando en función de la situación de cada expediente para ir pagando estas facturas, ha explicado la consejera tras dejar claro que no es algo que se hayan inventado, sino que así lo refleja un documento oficial con “un listado tremendo”.

Otras partidas
El resto del plan de contingencia se nutre de diferentes partidas, concretamente 20 millones de euros de convenios nominativos y otros 25 millones de euros de los préstamos extraordinarios que la Ciudad Autónoma va a pedir entre este año y principios del año que viene.
A ello se unen los 25 millones de euros que la Ciudad Autónoma ha logrado del fondo no reembolsable de 16.000 millones que el Gobierno ha repartido entre las diferentes autonomías, 20 millones de euros de ayudas a empresas que entregará la sociedad pública Promesa, y otros 11 millones de euros en ayudas directas a familias.
Sobre las ayudas a empresas, Almansouri ha destacado su importancia para seguir dotando de liquidez a las empresas, de ahí que ya hayan sido aprobadas las bases, que han mejorado respecto a convocatorias anteriores, ya que serán concedidas de forma directa a los solicitantes en un procedimiento de concurrencia no competitiva, algo permitido por la situación actual.

“Balón de oxígeno”
Almansouri ha mostrado la satisfacción del Ejecutivo por haber podido garantizar la llegada de 45 millones de euros del Gobierno, lo que ha calificado como “un balón de oxígeno importante para la economía y los Presupuestos Generales de la Ciudad Autónoma”, los cuales se habían visto “resentidos” por la pérdida de ingresos.
Con estas cantidades, ha aclarado la consejera, no se paliará al 100 % la pérdida de la recaudación, “pero va a ayudar a terminar el año de una forma no holgada, pero sí con un poco más de oxígeno”.
Respecto a los préstamos que va a solicitar la Ciudad Autónoma, ha indicado que por ahora se desconocen las condiciones hasta que las entidades bancarias no presenten sus ofertas, algo que ocurrirá en un plazo máximo de tres semanas.

Las empresas tendrán 22 días para pedir las ayudas desde que se publiquen en el BOME

La consejera ha avanzado que las empresas melillenses que quieran optar a alguna de las ayudas incluidas en el plan de contingencia tendrán un plazo de 22 días para hacerlo desde la publicación de las bases en el Boletín Oficial de Melilla (BOME), algo que se prevé que ocurra dentro de unos 10 días.
Las solicitudes podrán ser presentadas de forma presencial o vía electrónica, y se podrán justificar de forma previa o a posteriori, como es el caso de las ayudas al pago de alquileres.
Las asesorías podrán informarse de cómo acceder a estas ayudas en el correo electrónico [email protected]

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios