www.melillahoy.es

Medio Ambiente se suma al Día Mundial para combatir la Desertificación y la Sequía

Se aconseja a los melillenses que reduzcan el consumo de agua, como por ejemplo cerrar el grifo al lavarnos los dientes

jueves 18 de junio de 2020, 04:00h
Medio Ambiente se suma al Día Mundial para combatir la Desertificación y la Sequía
La Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad se suma a la celebración del Día Mundial para Combatir la Desertificación y la Sequía. Esta fecha “nos brinda una oportunidad para recordar que se puede parar la degradación de las tierras mediante la búsqueda de soluciones, con una firme participación ciudadana y cooperación a todos los niveles”.
Explica que la desertificación consiste en la degradación de la tierra en las zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas. Su principal causa es la acción del hombre y los cambios climáticos, que se ve agravada por “la vulnerabilidad de los ecosistemas de zonas secas, a la sobreexplotación, y el uso inadecuado de la tierra”.

Este tema requiere “una importante atención, aún más especial en estos tiempos, considerando la situación de COVID-19”. “Debemos actuar teniendo en cuenta que los derechos y responsabilidades en la gestión de la tierra puede ayudar a superar las consecuencias de la crisis sanitaria en la que nos encontramos, al abordar uno de los principales factores ambientales de los brotes emergentes de enfermedades infecciosas, como es la pérdida de biodiversidad”, se indica desde Medio Ambiente.

Las nuevas condiciones climáticas, además, “agravarán de forma generalizada, y especialmente en Melilla por su carácter semiárido, los problemas y amenazas de desertificación de los suelos”. Es por ello que “debemos centrarnos en evitar una explotación insostenible de los acuíferos, así como, su contaminación”. Por este motivo, “queremos recordarte la importancia de reducir el consumo de agua, y unos consejos muy básicos en los que todos podemos colaborar en el ahorro de agua” como son, por ejemplo, reparar las guas de grifos y cisternas; cerrar el grifo mientras nos lavamos los dientes; limpiar las terrazas con fregona y no con mangueras, y duchase en vez bañarse.