www.melillahoy.es
Foto de la graduación del 2019
Foto de la graduación del 2019

Alicia Benarroch: Carta abierta a los alumnos que se graduaban el 20 de junio

La Decana de la Facultad de Ciencias de la Educación y del Deporte se dirige a los graduados en este curso marcado por el Covid-19

viernes 19 de junio de 2020, 05:00h
Carta a los estudiantes de la séptima promoción del grado en Educación Infantil; séptima del grado en Educación Primaria; sexta del grado en Educación Social; y tercera del doble grado en Educación Primaria y Ciencias de la Actividad Física y del Deporte: El 20 de junio tenía marcado en el calendario la fecha de vuestra graduación; en ese día, ibais a recoger el fruto de tantos años de esfuerzo, celebrar el final de vuestras carreras y compartir con familiares, profesorado y compañeros esa atmósfera mágica que brota de vuestros corazones.
Otra foto de la graduación del 2019
Otra foto de la graduación del 2019

Lamentablemente, como muchos otros proyectos del año, este también ha sido fallido. Llegó la pandemia y os robó una página del álbum de fotos de vuestras vidas; y, de paso, dejó una marca de agua con su nombre para el resto de vuestra existencia.

Sois la generación de la COVID19, y, con vosotros, hemos aprendido que lo inimaginable también es posible. Al principio, cuando se declaró el estado de alarma, el sentimiento que os invadió fue de temor y recelo por no poder finalizar vuestros estudios; posteriormente, algo aliviados, pero con la incertidumbre a cuestas, comprobasteis que habíamos encontrado una fórmula sustitutiva para vuestras prácticas curriculares. No obstante, esta fórmula no dejaba de ser un parche, pues, si bien tenía todos los ingredientes de trabajo, diseño, dominio de TIC y muchos otros, también carecía de los que solo son asequibles mediante el contacto con los niños: sus sonrisas, sus dedicatorias, sus narrativas, sus dibujos, sus ojos, sus “seño” o “profe”… lo que os llevó a realizar unas prácticas sin ese maravilloso feedback que da tanta energía a los docentes. Y, para postre, también la situación ha salpicado a vuestro trabajo fin de grado, ya sea con un límite de las temáticas, ya sea en la forma de defenderlo, circunstancia esta última que os ha privado de la inolvidable experiencia que conlleva la situación de exponer un trabajo ante un tribunal.

No todo ha sido malo. Estoy segura de que sois la generación mejor preparada. Las adversidades hacen crecer y vosotros habéis demostrado ser capaces de afrontar las más duras.

Hoy se abre para vosotros una nueva etapa, una etapa de incertidumbre, de un futuro líquido, en el que más que demostrar lo que habéis aprendido tendréis que demostrar lo que sois capaces de aprender. Si bien esto es cierto para cualquier profesional, vosotros, futuros profesionales de la educación, adoptáis un enorme compromiso y una enorme responsabilidad para que nuestra sociedad gobierne su cambio, no pierda el control y haga historia. Como decía Charpak, el premio Nobel de Física, sed sabios, convertíos en profetas.

No nos olvidéis. La Facultad de Ciencias de la Educación y del Deporte siempre será vuestra casa. Además, aprovechad nuestra oferta de másteres, másteres que, por cierto, tienen una calidad acreditada por agencias externas y reconocida, en algún caso, por ocupar las primeras posiciones en rankings nacionales. No dejéis de considerar que, a través de ellos, podéis también acceder al Doctorado en Educación y alcanzar el grado de doctor que es la más alta titulación universitaria posible. Si eres del Grado en Educación Primaria, recuerda que duplicas tus salidas profesionales al realizar una segunda mención…
Hoy, en ese acto, yo, Alicia Benarroch, como decana de la Facultad, os hubiera dedicado unas palabras de felicitación y de ánimo para afrontar vuestro futuro profesional. En su lugar, os he querido enviar estas líneas para aseguraros que esta fecha no ha caído en el olvido y que, en cuanto las medidas sanitarias nos lo permitan, tendréis vuestro acto de graduación. Sabemos que no todo podrá ser igual y que la marca de agua de la covid ya no va a desaparecer, pero, además de aprender a vivir con distancia social, con mascarillas e hidrogeles, tendremos que aprender a respirar profundamente para sentir la cercanía de quienes nos quieren.