www.melillahoy.es

Los padres del Gabriel de Morales “en pie de guerra” por la apertura de un centro de menores junto al aulario

Puerta de acceso a las aulas modulares de Gabriel de Morales en el cuartel de Santiago
Puerta de acceso a las aulas modulares de Gabriel de Morales en el cuartel de Santiago

Los vecinos de Batería Jota y Cabrerizas se suman a las protestas y participan en una recogida de firmas en contra de la medida

sábado 20 de junio de 2020, 06:30h
Los padres de alumnos de las aulas modulares del Gabriel de Morales en el antiguo cuartel de Santiago, se declaran “en pie de guerra” por la decisión de la Ciudad Autónoma de abrir en el mismo recinto un centro de acogida para 200 menores extranjeros no acompañados. Se quejan de que la Ciudad Autónoma no les recibe y no les da explicaciones, por lo que se plantean, además de una recogida de firmas, manifestarse a las puertas del Palacio de la Asamblea.
Cristina Carmona, una de las portavoces de los padres del Colegio Gabriel de Morales, afirma que se enteraron “de rebote” de que la Ciudad va a abrir un centro de acogida en el antiguo cuartel de Santiago para los 200 menores del albergue de Rostrogordo, justo detrás del muro de tres metros que rodea el aulario habilitado precisamente en el antiguo acuartelamiento y al que acuden unos trescientos escolares de entre 3 y 8 años de edad.
“Estamos asustados y preocupados, porque llevamos tres años luchando porque nuestros hijos tengan una educación digna y ahora nos quieren poner un centro de adolescentes problemáticos, pared con pared con las aulas de nuestros niños. Y dicen que después será un centro para el trastorno de la conducta, así que estamos preocupados”, explica.

Afirma que tuvieron conocimiento del hecho no de forma oficial, sino a través de las redes sociales. En ese momento, según señala, acudieron a la Dirección Provincial de Educación que les indicó que este asunto se escapa de sus competencias, porque el terreno es propiedad de la Ciudad Autónoma. “Con mucho esfuerzo pudimos contactar con el consejero de Urbanismo y nos dijo que el tema es competencia del consejero de Distritos, pero Mohamed Ahmed no responder a nuestros correos, no nos recibe y nadie nos explica nada, ni el presidente de la Ciudad”, se lamenta.

No entienden que por quejas de vecinos de Tiro Nacional no se lleven a los menores de Rostrogordo a los antiguos depósitos pero que ahora “con nocturnidad, abran este centro para menores junto a zonas residenciales, un centro de salud y los colegios Gabriel de Morales y la Salle”, indica esta madre que critica el silencio con el que se ha llevado todo porque “ni siquiera hay un cartel de obras, aunque hemos visto entrar y salir camiones sin saber lo que pasaba”.

Los padres han iniciado una recogida de firmas en contra de este centro de menores y han iniciado contactos con la asociación de padres del Colegio La Salle que también estudia cómo sumarse a la campaña. “Además la Asociación de Vecinos Ágora también ha puesto en marcha otra recogida de firmas, y así entre todos, queremos hacer presión, y si las firmas no tienen efecto, no descartamos movilizarnos e ir a manifestarnos a las puertas de la Ciudad. Llegaremos hasta donde haya que llegar porque no tiene lógica que abran un centro de menores junto a un colegio de infantil”, aseguró.

La A.V. Ágora, en contra
Los vecinos del barrio de Batería Jota y Cabrerizas, a través de la Asociación de Vecinos Ágora, han expresado su rechazo al anuncio del Centro de Acogida de Menores. En una carta dirigida al presidente Eduardo de Castro, subrayan que “ante la más remota posibilidad de que esta opción se esté barajando, quiero trasladarle en nombre de la A.V. Ágora nuestra más férrea oposición a que estas personas, que en multitud de casos han resultado ser conflictivas y no saber adaptarse a las normas más básicas de convivencia, sean alojadas en las inmediaciones de Cabrerizas”.

La entidad le indica que el barrio “tiene multitud de necesidades que agradeceríamos que fuesen atendidas, pero les garantizamos que entre las mismas no se encuentra albergar un Centro para MENAS”. Por ello, “les rogamos por favor que desde el Gobierno de la Ciudad desmientan estas informaciones y nos garanticen que no alterarán la magnífica convivencia y la paz que impera en el barrio”.

Educación
A preguntas de los periodistas, la consejera de Educación, Elena Fernández Treviño, se pronunció ayer sobre las quejas de los padres del Gabriel de Morales a la apertura del centro de acogida de menores. “Puedo comprender la preocupación de las familias, pero no hay que olvidar que son niños también y poco más tengo que decir”, sentenció.