www.melillahoy.es

Fernández Treviño partidaria de que ninguna familia se quede el próximo curso sin medios para seguir las clases online

Elena Fernández, consejera
Elena Fernández, consejera (Foto: CAM)

Señala la consejera que la próxima semana se inician los contactos para buscar alternativas para reducir las ratios

sábado 20 de junio de 2020, 04:00h
La consejera de Educación, Elena Fernández Treviño, señaló que es preciso realizar “el esfuerzo” necesario para que ninguna familia melillense sea víctima de la brecha digital y sus hijos no puedan seguir las clases online en el caso de que un rebrote del coronavirus obligue a un nuevo confinamiento. También adelantó que la próxima semana se inician los trabajos para poder reducir las ratios de la red de centros de cara a la vuelta al cole, atendiendo las normas sanitarias.
Afirmó Elena Fernández Treviño que desde la Consejería de Educación se ha realizado “un esfuerzo” para dotar de tabletas, lápices de memoria y dispositivos tecnológicos a familias sin recursos y en brecha digital. Con la implicación de los centros, se pudo atender a 2.500 familias durante el confinamiento con este tipo de dispositivos.

Se dio prioridad, en principio, a los alumnos que se encontraban al cierre de una etapa educativa, como eran los estudiantes de Bachillerato, los de cuarto de Secundaria y los de Sexto de Primaria, pero después se siguió con los hijos de mujeres víctimas de violencia y con otras familias en riesgo de exclusión que carecían de estos recursos tecnológicos para que sus hijos pudieran seguir la educación online.

Explicó que se pretende utilizar el remanente de la ayuda de 7 millones de euros que recibirá Melilla en concepto de gastos en el área de Educación derivados por la pandemia del Covid19, a intentar paliar las necesidades de más familias. “Si hay un remanente, nos sentaremos para analizar las necesidades educativas que van a surgir el próximo curso, que van a ser muchas, porque estamos en una situación de emergencia educativa”, dijo.

Señaló que aún quedan unos meses para conocer cómo evoluciona la pandemia y, con ella, las recomendaciones sanitarias, por lo que señala que es prematuro hablar cómo será esa vuelta al cole, porque, aunque su deseo es que “se pueda empezar con normalidad”, también puede ser semi presencial y “de darse un rebrote, podríamos volver al confinamiento, por lo tanto, estamos en un territorio de incertidumbre y queda camino aún por recorrer, así que vamos a esperar”.

Aún así, reconoce que es preciso estar preparados para cualquier circunstancia y si se puesta por un regreso semipresencial o incluso se debe regresar al confinamiento, que se cuente “con la dotación suficiente para que prácticamente no haya nadie que, debido a la brecha digital, que produce desigualdad, se quede sin poder seguir las clases de forma telemática”.

Nuevos espacios
Esa vuelta al cole bajo la sombra del coronavirus obligará a una reorganización de las aulas para reducir las ratios y elevar la distancia social. Melilla, que sufre una de las ratios más elevadas del país, precisaría aplicar nuevas fórmulas, que pasarían por desdoblar instalaciones o recurrir a nuevos espacios.

Indicó la consejera al respecto, que la próxima semana se celebrará una reunión con los directores de primaria y con los de las guarderías “para plantearles la situación”.

Señala que en principio no se presentarían problemas en las escuelas infantiles (guarderías) porque podrían descongestionar sus aulas recurriendo a una reorganización de sus propias infraestructuras, pero “en los centros de primaria no será tan fácil, por lo que mantendremos una reunión el director provincial, el consejero de Urbanismo y yo para buscar solares anexos en el caso de que se necesite descongestionar ratios en estos centros”.

Cine de verano
En otro orden de cosas, la también consejera de Cultura y Festejos, indicó que, a la hora de planificar la actividad del cine de verano en el Carvajal, se pidió la colaboración del empresario del Cine Perelló para evitar que perjudicarle, y la idea es que pueda ser el encargado de facilitar las películas a proyectar. “Pedimos su colaboración para no perjudicar a la única sala de cine de Melilla”, afirmó.