www.melillahoy.es

El respeto a las normas sanitarias se convierte en la máxima a seguir para disfrutar de las zonas de baño este verano

Presentación de los equipos de trabajo y autoridades
Presentación de los equipos de trabajo y autoridades

Unas 200 personas, incluyendo los auxiliares de playa, ocho empresas y un dron forman parte del dispositivo habilitado este año

domingo 21 de junio de 2020, 06:00h
Ayer se inauguró oficialmente la temporada alta de playas de Melilla marcada por las restricciones de límite de aforo y cumplimento de normas sanitarias que son preciso cumplir para evitar la aparición de rebrotes del coronavirus. El dispositivo de este año está integrado por unos 200 trabajadores, incluyendo la nueva figura de los informadores de playa, ocho empresas e incluso un dron de vigilancia. El presidente de la Ciudad, Eduardo de Castro, animó a los melillenses a disfrutar de las zonas de baño sin olvidar cumplir las normadas que nos protegen a todos.
El dispositivo de playa de este año, marcado por las medidas sanitarias y sociales a tener en cuenta para contener la programación del coronavirus, moviliza a más de 200 personas, de ellas 114 trabajadores de forma directa, así como ocho empresas (Carmelo Martínez, Eulen, Talher, Valoriza, etc.), y otras instituciones y servicios como Protección Civil, Sala 112, y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y Policía Local.

El consejero de Medio Ambiente, Hassan Mohatar, explicó que en los preparativos de este año se han invertido 1.500 horas de trabajo de distintos operarios, para la instalación de pasarelas, sombrillas, revisión de duchas y lavapies, papeleras, cartelería; así como la limpieza de la orilla y desinfección de pasarelas, a cargo de la empresa Talher.

La empresa Eulen se encargará de la apertura, cierre, mantenimiento y limpieza de los aseos antes y después de cada uso, de Duchas y Lavapiés, con productos virucidas. Los horarios serán de 12 a 20h en las playas de la Zona Sur (excepto Antares, que será de 10 a 20 h) y de 12 a 19 h en la Zona Norte. Para este servicio se cuenta con 23 operarios, de los cuales 11 se han contratado como refuerzo por la situación sanitaria existente.

La empresa Valoriza, con un equipo formado por 12 operarios se encarga del mantenimiento, limpieza y orden de las playas, recogiendo la basura y demás desperdicios generados por la actividad que en ellas se realiza.

Auxiliar de información
Sin lugar a dudas la principal novedad de este año es la presencia de los llamadores auxiliares de información de playas. “Se han contratado a 25 informadores, los cuales se repartirán por la Zona Norte y Zona Sur, y dispondrán de los medios necesarios para alertar de cualquier incidencia que pueda ocasionarse en las playas. El personal deberá informar sobre las normas a seguir para el buen control de la crisis sanitaria a través de comunicación verbal y entrega de información en forma de trípticos”. Los auxiliares trabajarán en horario de mañana y tarde.

Además, para el control visual de las playas, se incorpora este año el servicio de un dron con el cual se pretende controlar las aglomeraciones en las diferentes playas. Además, se ha elaborado una nueva cartelería que incluye las medidas COVID19, información de aforos, medidas sanitarias en playas, aseos y duchas, etc., así como, trípticos informativos sobre las medidas sanitarias.

Una mención importante y más en la situación actual, la tiene LA SALA 1-1-2 DE LA C.A.M., la cual durante la temporada de playas, actúa como sala coordinadora para la recepción, gestión, tramitación y coordinación de incidencias que se puedan producir en las diferentes playas, como actuaciones derivadas por el servicio de Socorrismo y Primeros Auxilios y por el servicio de Auxiliares de Playas, relacionadas habitualmente con la seguridad ciudadana, anomalías en las infraestructuras de playas (gestión de residuos, duchas y aseos, pasarelas, orillas, diques, etc.), así como coordinación con asistencia sanitaria o de salvamento y extinción de incendios especializada que se pudiera precisar.

Se incluye también un dispositivo de Protección Civil, con un coordinador, tres auxiliares y dos vehículos quad, así como voluntarios en eventos puntuales.

Socorrismo
La empresa Carmelo Martínez se encarga del servicio de salvamento y socorrismo, que contará con una supervisora, 3 sanitarios, 19 socorristas, 2 patrones, 2 motos acuáticas de rescate y un vehículo Quad. En cuanto al servicio marítimo, tres operarios se encararán de la verificación del correcto estado de materiales como redes y boyas, y su posterior colocación, así como el balizamiento de las playas tanto interiores como exteriores, y canales de embarcaciones y de nado ubicado en la Playa de La Hípica.

Además de la limpieza y retirada de sólidos flotantes mediante la Limpiamar, así como la contención de las medusas dentro de la zona de baño.

Playa para todos
La empresa Carmelo Martínez se encargará del programa “Playa para todos”, una iniciativa con un carácter netamente social, desarrollado por la empresa y que tiene como principal objetivo consolidar la actuación que se inició en años anteriores con la asociación de padres de niños autistas y reintentar el objetivo de ampliación a los grupos de personas a atender en las playas, trabajar con más colectivos con necesidades especiales y hacer que éstos se relacionen entre sí. El total de personal encargado del programa es de 10 personas. La programación se podría separar en actividades deportivas-recreativas adaptadas a las diferentes discapacidades de los integrantes de Gámez Morón, la asociación Aspanies y los integrantes de la asociación de Autistas.

Una temporada de playa diferente y un operativo integrado por profesionales

El presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro señaló que el dispositivo de este año es a todas luces diferente al de otras ediciones por la pandemia, y que el objetivo que se persigue es que la temporada de playa termine de la misma forma que empieza, sin sobresaltos, por lo que recomendó a los melillenses que hagan uso de las playas, que las disfruten, pero que respeten las normas sanitarias. Para eso se han reforzado los servicios y colocada cartelería informativa y se ha creado la figura de los auxiliares de playa.

La vicepresidenta Gloria Rojas, rubricó las palabras del presidente y felicitó al consejero de Medio Ambiente por el esfuerzo realizado para poner en pie este dispositivo en el que su Consejería, la de Presidencia, se ha encargado del apartado de Protección Civil, que sustenta el programa de socorristas. Pidió a los ciudadanos que cumpla las normadas, porque “hay que evitar rebrotes y apelo a la sensibilidad de los melillenses”.

El consejero de Medio Ambiente, Hassan Mohatar agradeció a los técnicos de su área “el tremendo esfuerzo realizado porque gracias eso, estamos inaugurando esta temporada alta de playa”, marcado por el coronavirus y que ha obligado a incorporar novedades como el servicio de auxiliares de playa, el dron de vigilancia, la colocación de carteles informativos y el reparto de trípticos con las recomendaciones y normas sanitarias a seguir. Además, se repartirán entre los usuarios de la playa, ceniceros de plástico para contribuir a la limpieza de la arena.