www.melillahoy.es
Una de las terrazas de una cafetería de la ciudad
Una de las terrazas de una cafetería de la ciudad

Sectores como la Hostelería sienten incertidumbre sobre la incorporación de los trabajadores transfronterizos

Mohamed expuso que el 10% de los locales no han abierto aún porque creen que la situación no es “nada halagüeña”

jueves 25 de junio de 2020, 04:00h
El presidente de la Asociación de Hosteleros de Melilla, Chakib Mohamed, explicó a este Diario que el martes tuvieron una reunión con la delegada del Gobierno, Sabrina Moh, para hablar sobre la situación económica del sector y de todos los problemas que han surgido a raíz de la crisis sanitaria del COVID-19. Señaló que sienten incertidumbre con respecto a la incorporación de los trabajadores transfronterizos y de la necesidad de tener clientes de Marruecos, pero “no depende de España”. Casi un 10% de los locales de la ciudad no han abierto sus puertas aún ya que creen que la situación no es “nada halagüeña” debido a que a partir de la fase tres empezó a descender el negocio al haber una mayor competitividad.
Chakib Mohamed, presidente de la Asociación de Hosteleros de Melilla, dejó claro que los hosteleros coinciden que hay un “estado de debilidad” empresarialmente y que existe una problemática con respecto al tema de los trabajadores transfronterizos, contrataciones y un “futuro incierto laboral”.

Asimismo, cree que existe algunos inconvenientes respecto a la frontera, empleadas de hogar, consumidores en el comercio, hostelería porque es un capital económico del que dependen para que sus empresas continúen “hacia adelante”.

Dejó claro que dependen de Marruecos ya que se tratan de acuerdos extraeuropeos y no saben cuándo se va a proceder a la incorporación de los trabajadores transfronterizos en la construcción, mecánica, conductores, hostelería, que no se han podido incorporar a sus puestos de trabajo y dejan “el sector debilitado”.
“No es algo que dependa de España, si abrimos la situación el 1 de julio, Marruecos no se sabe y la situación de los nuevos contagios es la que marca el calendario”, sostuvo.

En cuanto a qué les contestó la delegada, respondió que les comunicó que sigue en contacto a nivel ministerial entre Rabat y Madrid, pero que no sabe nada.

También, le comentaron la incertidumbre respecto al transporte marítimo porque todavía no se ha presentado la oferta.

Otro de los temas que hablaron con Moh fue sobre las inspecciones de trabajo, controles de los ERTE, temas de sanidad por si se cumplen las medidas higiénico-sanitarias, ocupación del espacio público, ya que el presidente de la Asociación cree que “no es el momento porque el sector está intentando salir sin ayudas y que nos sancionen, que están en su derecho, pero pienso que no es el momento más adecuado”.

Sector trabajando al 90%
Actualmente, destacó que el sector está trabajando al 90% porque los hoteles acaban de abrir esta semana, los salones de juego también han abierto en el inicio de la fase 3 de la desescalada y quedan algunos bares y restaurantes, instalaciones de asociaciones dedicadas al ambigú que no han abierto debido a que “la situación tampoco es nada halagüeña”.

En esta tercera fase, Mohamed indicó que empezó a descender el negocio porque hay más sitios abiertos, más competitividad, necesitan de los visitantes que asiduamente llegaban a la ciudad para comprar, consumir, los marroquíes que venían de la frontera, etc.

También, el presidente de la Asociación señaló que el trabajo telemático ha supuesto que la Administración no se haya incorporado del todo, lo que ha provocado que se pierdan una serie de costumbres como desayunar o almorzar en la calle.
“Ha habido un gran descenso y ha mermado mucho a las cafeterías en el tema de los desayunos con respecto a la temporada anterior al COVID”, remarcó.

“Podemos controlar hasta cierto punto”
Respecto a cuál es el horario actual en el sector de la Hostelería, el presidente de la Asociación de Hosteleros de Melilla expresó que se vuelve al horario normal que cada grupo tiene, pero solo hasta las 3:00 horas de la mañana, los servicios nocturnos como pub y discotecas pueden estar abiertos hasta las 03:00 horas y el resto de locales que se establezca y ajuste según el grupo al que pertenezcan y su licencia de apertura.

Sobre si cree que es difícil evitar las aglomeraciones, Mohamed respondió que se puede controlar “hasta cierto punto porque todos somos conscientes de que hay que intentar no saludar, mantener la distancia social, llevar puestas las mascarillas, pero llega un momento en el que la gente se desinhibe”.
“Es conciencia de cada persona, no podemos marcar las normas de conducta, demasiado hacemos con organizar, y reordenar los negocios dentro como si también tuviéramos que estar atentos con el comportamiento de los demás”, concluyó.