www.melillahoy.es
El Grupo Popular en la Asamblea, durante el Pleno de Control celebrado ayer
Ampliar
El Grupo Popular en la Asamblea, durante el Pleno de Control celebrado ayer

El PP afea a De Castro que ahorrara 12.000 euros en prevención y gastara 5 millones en menores extranjeros

“Con su incompetencia, incapacidad, irresponsabilidad y temeridad, pone en riesgo la salud de los melillenses. Usted se ha convertido en un peligro público para la ciudad, aunque no es el único responsable”, dijo Marín señalando a PSOE y CPM

sábado 27 de junio de 2020, 04:00h
El PP criticó ayer con dureza la gestión del presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, Eduardo de Castro, durante la crisis sanitaria de la pandemia, en la que le acusó de intentar ahorrar unos 12.000 euros en prevención para el conjunto de la ciudadanía mientras autorizaba el gasto de 5 millones de euros para menores extranjeros no acompañados.

El portavoz del PP en la Asamblea de Melilla, Miguel Marín, desgranó en una interpelación de su partido durante el Pleno de Control al Gobierno los “hechos concretos y precisos” que, a su juicio, han dado lugar a una gestión “esperpéntica” de De Castro al frente del Gobierno en esta crisis sanitaria.
Entre ellos, criticó que De Castro paralizara hasta dos órdenes de compra del consejero de Salud Pública, Mohamed Mohamed Mohand, para obtener un total de 6.000 test rápidos de detección de COVID-19 en los momentos más críticos de la pandemia para poder hacer esta prueba a profesionales que estaban en primera línea, como sanitarios y agentes de seguridad.
Según el PP, ello habría supuesto un gasto de 12.000 euros, si bien De Castro “usó el argumento de ahorro de dinero público”, algo que Marín consideró una “irresponsabilidad e insensatez” porque suponía “dejar desprotegidos” a profesionales y al conjunto de los melillenses mientras, por otro lado, la Ciudad gastaba 5 millones de euros en menores.
En concreto, según las cifras de Marín, el presidente melillense autorizó el desembolso de 3,5 millones de euros para la gestión de un nuevo centro de menores y de 1,6 millones de euros en unos módulos para atender a este colectivo, lo que calificó como un gasto “innecesario”.
“Con su incompetencia, incapacidad, irresponsabilidad y temeridad, pone en riesgo la salud de los melillenses. Usted se ha convertido en un peligro público para la ciudad, aunque no es el único responsable de las barbaridades jurídicas y administrativas que tendrán relevancia penal, porque sin responsables políticos quienes le mantienen en el cargo”, dijo en alusión a CPM y PSOE, los dos socios de Gobierno de Cs.
Frente a ello, el portavoz del PP expuso que su partido habría actuado de otra forma diferente, invirtiendo el dinero público en la compra del material sanitario necesario y test para proteger a los profesionales sanitarios y el conjunto de la población melillenses, además de en ayudar a colectivos como los empresarios, hosteleros y autónomos que lo han pasado mal.
Marín también acusó a De Castro de buscar “enfrentamientos” con su consejero de Salud Pública y la delegada del Gobierno, e incluso le afeó que en la Conferencia de Presidentes se quejara ante el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que estos dos responsables políticos, junto al director territorial del Ingesa, formaran “un triunvirato” socialista que le mantenían al margen como presidente.

“El PP hubiera preferido que nos hubiera ido mal no, lo siguiente”

Las críticas de Marín fueron interpretadas por el presidente de la Ciudad Autónoma como “política de tierra quemada” y un “acoso y derribo” hacia su persona por parte del PP “para romper el Gobierno”, al tiempo que le acusó de mentir, insultar y emplear una demagogia “que se sale de madre”.
De Castro justificó su actuación asegurando que ha sido legal en todo momento y avalado por informes técnicos, y puso en valor el “trabajo sin descanso” de todo el Gobierno, bajo las directrices del mando único que ejercía el Ejecutivo central, lo que ha permitido lograr “muchas respuestas positivas para Melilla”.
Por ello, el presidente melillense se mostró satisfecho con la labor realizada y consideró “tremendamente injusto” que se tratara de poner el foco de atención en una persona cuando se ha realizado un trabajo de equipo, por lo que mostró su convencimiento de que el PP, en realidad, “hubiera preferido que nos hubiera ido mal no, lo siguiente”.