www.melillahoy.es
Imagen del Campus de Melilla
Imagen del Campus de Melilla

La UGR diseña un plan de adaptación de la enseñanza para el curso que viene a exigencias sanitarias por el COVID-19

Se contemplan dos escenarios: una menor actividad académica por el aforo y la suspensión completa de la actividad presencial

miércoles 01 de julio de 2020, 04:00h
La Universidad de Granada (UGR), dentro de la planificación del curso académico 2020-2021, ha diseñado un plan de adaptación de la enseñanza a los distintos escenarios que se pueden presentar a comienzos y a lo largo del mismo, estableciendo los criterios generales que guíen dicha adaptación hasta que se declare el fin de la pandemia y la vuelta a la plena normalidad de la actividad académica. Se contemplan dos escenarios: una menor actividad académica por la restricción del aforo en las aulas y el de la suspensión completa de la actividad presencial.
La Universidad de Granada (UGR) ha expuesto que en la planificación del curso 2020-21, se debe de tener en cuenta que la evolución de la pandemia podría requerir medidas de restricción del aforo en las aulas y de distancia física entre personas o que, incluso, pudiera ser necesaria de nuevo la suspensión de la actividad presencial en todo el sistema o en determinados centros o grupos docentes.

En concreto, los escenarios que se contemplan son el de una menor actividad académica presencial como consecuencia de medidas sanitarias de distanciamiento interpersonal que limiten el aforo permitido en las aulas (escenario A) y el de la suspensión completa de la actividad presencial (escenario B).

En la UGR, al igual que en el resto de las Universidades de Andalucía y de Ceuta y Melilla, el próximo curso comenzará de acuerdo con el escenario A (si hasta entonces no hay un cambio significativo en el desarrollo de la pandemia), buscando la mayor presencialidad posible en interés de la formación integral del estudiantado. Además, el plan se adaptará a las normas que se adopten por las autoridades estatales o autonómicas competentes en la materia.

Para el escenario A, se adoptará un sistema multimodal o híbrido de enseñanza que combine la mayor presencialidad posible con clases online (sesiones síncronas) y actividades formativas no presenciales para el aprendizaje autónomo del estudiantado.

En el caso de que sea posible mantener una distancia de seguridad en el aula de al menos 1,5 metros entre los ocupantes, las sesiones serán presenciales en su totalidad. El plan debe prever la transición a un sistema de docencia exclusivamente online para el caso del escenario B, de suspensión de la actividad presencial.

Los horarios de las asignaturas se adaptarán, si es necesario, a los escenarios A y B, y se mantendrán para cualquiera de las modalidades en las que se pueda desarrollar la docencia, salvo modificaciones puntuales en los horarios semanales derivados de las restricciones de espacios docentes.

La tutoría y la atención al estudiantado, tanto de forma individual como colectiva, se realizará de forma presencial o por medios telemáticos en el horario establecido para ello tanto en el escenario A como en el B.

Pruebas de evaluación
Durante el curso 2020-2021, en la UGR la evaluación será preferentemente continua, facilitando de este modo el tránsito de un escenario a otro. Los instrumentos y criterios de evaluación y ponderación establecidos en la memoria verificada de cada título se adaptarán a los escenarios A y B.

En el escenario A, las pruebas de evaluación final de las asignaturas se realizarán preferentemente de forma presencial. Las pruebas no presenciales incluirán mecanismos de garantía de la autoría de las mismas por parte del estudiantado. En todo caso, se preservarán siempre las garantías legales y de seguridad adecuadas, con respeto a los derechos fundamentales a la intimidad y privacidad, observando el principio de proporcionalidad.