www.melillahoy.es

ATME sigue a la espera de que del Ministerio de Defensa confirme la existencia de la sección SEREJO en Regulares

Antonio Gómez, presidente de la Asociación de Tropa y Marinería Española “ATME”
Antonio Gómez, presidente de la Asociación de Tropa y Marinería Española “ATME”

La entidad de tropa y marinería expone que se “castiga” a aquellos se acogen a la reducción de jornada con instrucción continuada

jueves 02 de julio de 2020, 04:00h
Antonio Gómez Martín, presidente de la Asociación de Tropa y Marinería Española “ATME”, afirma que desde hace casi un mes están a la espera de que el Ministerio de Defensa sobre la existencia de la SEREJO (Sección de Reducción de Jornada) en el Grupo de Regulares 52 de Melilla, que “obliga a los profesionales” que han solicitado la reducción de la jornada laboral a realizar a diario ejercicios de instrucción y apartándolas además de las secciones a las que pertenecen.
En declaraciones a la cadena Ser en Melilla, Antonio Gómez, explica que a través de sus asociados en la ciudad tuvieron conocimiento de la existencia de la SEREJO (Sección de Reducción de Jornada) en el Grupo de Regulares 52, a la que se ha encuadrado a los que cuentan con una reducción horaria que además les supone una merma en sus ingresos económicos. “Esto es algo llamativo que nos alertó y estuvimos hablando con los asociados, que nos explicaron que se ha unificado en esta sección a gente que ha solicitado la reducción de jornada y los tienen trabajando aparte de sus compañeros”, indica.

Preocupación
ATME desconoce si existe otra SEREJO en Melilla o en cualquier otra provincia, pero sí que es algo que les preocupa porque “puede crear precedente a nivel de las Fuerzas Armadas (FAS)”, aunque deja claro que “no se puede distinguir ni separar a una persona porque haya pedido una reducción de jornada por los motivos que sea”.
“Nos preocupa que se separe a quienes han pedido una rebaja por las horas de lactancia o un permiso de maternidad o paternidad, porque hablamos de derechos”, indica Antonio Gómez manifiesta que no es ilegal la existencia de esta sección pero sí que es “una forma de señalar al personal militar que coge una reducción de la jornada y habrá que ver si está dentro de la normativa militar el agrupar a personas por ese motivo y llevar a una sección distinta” en la que venía desarrollando su labor. Explica que todo el personal de tropa y marinería cuenta con una instrucción militar general, “pero después están especializados y no por coger una reducción laboral me tienen que poner a trabajar por encima de mi nivel buscando que renuncie a la reducción para volver a tu destino”.

Recuerda que hace un mes ATME ha elevado una serie de preguntas al Ministerio de Defensa sin que hasta el momento se haya obtenido respuesta. Entre otras cuestiones la asociación busca conocer cuántos regulares están en esta sección y su sexo, “para ver si lo que van a hacer es señalar a las mujeres, porque por lo general son las compañeras las que por lo general más reducción de jornada solicitan para atender a sus hijos porque no pueden hacer otra cosa”.

Asimismo, se interroga si a la SEREJO se ha destinado a personal de toda la unidad o solo de una compañía, “porque la información que tenemos es que es una compañía concreta de Regulares, y queremos saber qué ocurre, porque una situación como esta no se puede dar hoy en día en las Fuerzas Armadas”, deja patente.

Asegura que el personal derivado a la SEREJO “realizará diariamente, a diferencia de sus otros compañeros de la unidad, exclusivamente ejercicios de instrucción y adiestramiento, lo que ocasiona continuos dolores musculares y de espalda, con sus consiguientes bajas médicas, debido a la carga soportada día tras día”.

Interpretan los socios de ATME que denuncian esta situación, que a este personal se les somete a una instrucción diaria “más intensa” buscando “incentivarles para renunciar a la reducción y volver a su antiguo destino, y pensamos que, a todas luces, esto se tiene que investigar y hemos expresado nuestra preocupación al Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas para que nos aclare si se está produciendo esta situación, si estamos ante esta medida y quién o cómo se ha ordenado que se cree esta sección”.

Un mes sin respuestas
Denuncia Antonio Gómez Martín, que siguen sin recibir una respuesta por parte del Ministerio al que se trasladaron estas dudas a comienzos del mes de junio. Entre tanto, se lamenta, la SEREJO sigue funcionando. “Los compañeros de Melilla lo están pasando mal y venimos de una situación en la que realmente se ha pasado mal con el tema del covid-19 porque nos hemos entregado al cien por cien, donde lo hemos dado todo y que salgan estas noticias, no benefician en nada al personal de tropa y marinería”, apostilla.