www.melillahoy.es
Comercio atípico antes del cierre fronterizo por la pandemia
Ampliar
Comercio atípico antes del cierre fronterizo por la pandemia

El presidente aboga por buscar nuevos nichos económicos si termina el comercio atípico

Recordó que Marruecos es un estado soberano “y toma sus propias decisiones, aunque no gusten” en este lado de la frontera

viernes 03 de julio de 2020, 04:00h
El presidente del Gobierno de Melilla, Eduardo de Castro, admitió ayer el problema que supondría para la ciudad la finalización del paso de mercancías hacia Marruecos, denominado de forma popular como “comercio atípico”, por lo que considera que, ante ese escenario, lo que hay que hacer es “buscar nuevos nichos económicos”.
A preguntas de los periodistas, De Castro respondió así después de que el diario ‘El Español’, haciéndose eco de unas declaraciones del ministro marroquí de Economía, haya publicado que el país vecino tiene intención de destinar los pasos fronterizos que tiene con Melilla y Ceuta al tránsito de viajeros con una supuesta intención de “ahogar” las relaciones comerciales entre dichas ciudades y sus respectivos entornos.

“De los problemas también se sale”
“Si entendemos que va a ahogar a las dos ciudades, la valoración es negativa”, dijo De Castro, que cree que “si la asfixia que quiere hacer Marruecos está en ese camino de terminar con el comercio atípico”, supondrá un problema para Ceuta y Melilla.
No obstante, recordó que Marruecos es un estado soberano “y toma sus propias decisiones, aunque no gusten” en este lado de la frontera por las repercusiones negativas que podría tener.
En cualquier caso, se mostró optimista al subrayar que “de los problemas también se sale” y, ante esta situación, lo que hay que hacer es buscar nuevos nichos económicos y nuevas fuentes de ingresos, objetivos en los que ya se está trabajando desde la Ciudad Autónoma.
Las declaraciones de De Castro suceden a las que el miércoles hizo sobre este asunto el consejero de Economía y Políticas Sociales del Gobierno de Melilla, Mohamed Mohamed Mohand, quien considera que la ciudad debe “dejar de mirar a Marruecos” en lo que se refiere a su proyección económica y empiece a “mirar al norte”, esto es, al conjunto del territorio nacional y el conjunto de Europa.