www.melillahoy.es

Las cuatro playas urbanas de Melilla reciben por primera vez al unísono el galardón de la Bandera azul

Momento del izado de la bandera en Los Cárabos
Momento del izado de la bandera en Los Cárabos

Desde Medio Ambiente se anima a los melillenses a que contribuyan con su ejemplo al mantenimiento y limpieza de las zonas de baño

sábado 04 de julio de 2020, 04:00h
Desde ayer, en las cuatro playas urbanas del centro de Melilla ondea la Bandera Azul: La Ensenada de Galápagos, La Hípica, San Lorenzo y Los Cárabos-Hipódromo cuentan un año más la enseña que avala su buen estado y los servicios del litoral urbano. Según el consejero de Medio Ambiente, Hassan Mohatar, es la primera vez que estas zonas de baño reciben a la vez este galardón, y anima a los melillenses a contribuir a su mantenimiento.
El presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro, el consejero de Medio Ambiente y Sostenibilidad, Hassan Mohatar; y el viceconsejero de Recursos Hídricos, Energías Renovables y Políticas Ambientales, Francisco Vizcaíno, izaron ayer la bandera azul que luce este año la playa de Los Cárabos y que se suma a las otras playas urbanas de la ciudad que reciben, por primera vez al unísono, este reconocimiento como son La Ensenada de Galápagos, La Hípica, y San Lorenzo.

Galardón
Bandera Azul se encuentra en 47 países, y en España se ha galardonado a 589 playas, participando un total de 233 municipios. Para obtener este reconocimiento las playas melillenses se han sometido a las revisiones periódicas que realiza un jurado internacional en base a criterios de legalidad, sanidad, limpieza, seguridad, información y gestión ambiental. Es la Fundación para la Educación Ambiental, en colaboración con la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor, la encargada de otorgar esta Bandera Azul.

El consejero Hassan Mohatar indicó que uno de los parámetros que se han tenido en cuenta a la hora de conceder la bandera es el hecho de que las aguas de Melilla se someten semanalmente a análisis y no de forma mensual como ocurre en estos lugares. Indicó que es “muy importante recordar a los ciudadanos que para el mantenimiento de la Bandera Azul es necesario respetar y cumplir las normas de uso”.

Colaboración
Melilla lleva participando en esta campaña desde 2003, cuando fue otorgada a la playa del Hipódromo. El año pasado las playas galardonadas fueron Galápagos, San Lorenzo y Los Cárabos- Hipódromo. Este año, además de las del año anterior, también ha sido galardonada la playa de La Hípica.

Comentó también que la Consejería de Medio Ambiente, “consciente de la nueva normalidad existente, ha aumentado la frecuencia de recogida de residuos en las playas” y recordó “la necesidad de la colaboración ciudadana, para evitar que los residuos aparezcan todos los días dispersos en la playa”.

Por ello, además del aumento de la frecuencia de recogida se comenzará una campaña en redes sociales donde se pueda ver un antes y un después del servicio de limpieza. “Las playas son para el disfrute de todos y debemos aprender a conservarlas y cuidarlas, respetando también el derecho del resto de ciudadanos a encontrarse una playa limpia”, indicó Mohatar.



La reticencia a los auxiliares de playa
Manifestó el responsable de Medio Ambiente que el programa de auxiliares de playa que se ha activado este año está funcionado “bastante bien”, pero reconoce que estos trabajadores se están encontrado con problemas porque “determinados ciudadanos no hacen caso de los requerimientos”. Lo fundamental “es que la gente respete y pedimos responsabilidad en el uso de la playa, porque no se puede permitir el que haya ciudadanos que no recojan su basura y la tiren en una papelera o que los bañistas se encuentren cristales rotos en la arena. Pedimos que seamos responsables para que la palaya esté limpia y sea segura para todos”, afirmó.