www.melillahoy.es

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir adjudica por 17,4 millones de euros la ampliación de la desaladora

Plano general de la planta desaladora de mar de Melilla
Plano general de la planta desaladora de mar de Melilla

Indica Sabrina Moh que ha sido el Gobierno de Pedro Sánchez el que “ha desbloqueado la modernización de la planta desalinizadora”

sábado 04 de julio de 2020, 19:16h
La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha adjudicado a la UTE FCC Aqualia - ARPO Empresa Constructora el contrato para la ampliación de la planta desaladora de Melilla, por una cuantía de 17.449.436,36 euros. Indica la delegada del Gobierno, Sabrina Moh, que ha sido el Ejecutivo socialista el que ha desbloqueado esta modernización de una planta que va a “incrementar la producción de agua hasta los 30.000 m³/día, lo que garantizará el abastecimiento de agua de calidad”, destaca.
“El Gobierno de Pedro Sánchez ha desbloqueado la modernización y ampliación de la planta desalinizadora de Melilla”, según manifiesta la delegada del Gobierno, Sabrina Moh en un anota de prensa, que pone en valor la adjudicación del contrato de obras y servicio para la ampliación de la desalinizadora de Melilla y la explotación durante la ejecución de las obras y la puesta en marcha.

Proyecto
La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha adjudicado dicho contrato por una cuantía de 17.449.436,36 euros.

Tal y como ya anunció la delegada del Gobierno de España en la ciudad, éste era uno de los “proyectos prioritarios” del Ejecutivo de la Nación. “El Gobierno de Pedro Sánchez ha tenido en su agenda, desde el primer momento, el bienestar de la ciudadanía y el acceso a un bien tan necesario como el agua “, ha dejado claro.

Con esta adjudicación, que ha recaído en la UTE FCC Aqualia - ARPO Empresa Constructora, el actual Ejecutivo de la CHG “desbloquea la modernización de la planta para la que se redactaron hasta 3 proyectos de mejora desde 2015”. Aunque los tres superaron la tramitación ambiental, “ninguno garantizaba la actividad de la instalación mientras se realizaban las obras para seguir abasteciendo a la ciudad”, detalla Delegación en una nota de prensa.

Para asegurar el suministro, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) redactó un nuevo expediente que integraba a los tres proyectos anteriores, a los que sumó la explotación de la desalinizadora existente durante las obras.
“La ampliación de la desalinizadora de Melilla contempla, entre otros trabajos, el incremento de la capacidad de producción de la planta hasta los 30.000 m³/día, lo que garantizará el abastecimiento de agua en calidad y cantidad poniendo fin a los cortes sufridos durante los últimos años”, ha destacado.

Además, se plantea el incremento de la capacidad de filtración, la mejora de la protección frente a oleajes extremos; un segundo depósito de agua filtrada y una segunda toma de agua marina para poder realizar el mantenimiento; y la reducción del consumo de energía, al incorporar sistemas de mayor rendimiento, entre otros.

El plazo total de ejecución del contrato es de 27 meses, 24 de trabajos y 3 de puesta en marcha de las obras de ampliación.

La financiación de estas actuaciones se prevé con fondos FEDER y con fondos propios del Organismo de cuenca.