www.melillahoy.es
Lo que sucede es “inmoral” y “un efecto pernicioso de la falta de entendimiento entre dos países”, dijo Mohatar
Ampliar
Lo que sucede es “inmoral” y “un efecto pernicioso de la falta de entendimiento entre dos países”, dijo Mohatar

El PP ve “sangrante” el silencio del resto de partidos sobre los melillenses atrapados en Marruecos

Mohatar insta a una “reacción humanitaria” para el desbloqueo de cientos de personas y deja claro que no puede verse “frenada” por la reciprocidad que ha exigido España a Marruecos en la reapertura de la frontera

lunes 06 de julio de 2020, 01:32h
El PP instó ayer a que se produzca ya una “reacción humanitaria” que permita el desbloqueo de cientos de melillenses que se encuentran atrapados en las zonas limítrofes de Marruecos desde que en marzo se produjo el cierre de la frontera por parte de las autoridades del país vecino. La diputada local del PP Fadela Mohatar hizo este llamamiento un día después de que MELILLA HOY avanzara que este colectivo está preparando una manifestación para el 10 de julio, justo el día que se levanta en el país vecino el estado de alarma.
Con esta protesta, que tendrá lugar a las 18.00 horas, los melillenses afectados por el cierre de la frontera quieren denunciar públicamente su situación, que se prolonga ya durante casi cuatro meses, y con la que ayer algunos de sus conciudadanos, desde Melilla, empezaron a mostrar su solidaridad en las redes sociales apuntando, incluso, la posibilidad de concentrarse también junto al paso fronterizo en el lado de Melilla de manera simultánea a la protesta en el otro lado.
Ayer, la diputada del PP lamentó que ninguno de los partidos de los que gobiernan “hayan mostrado, siquiera, su solidaridad” hacia estos melillenses. “Nos parece sangrante el silencio del resto de fuerzas políticas del Gobierno por este drama. No les hemos oído clamar, no les hemos oído pedir una solución ni que se hayan puesto en contacto con estas personas que, a pocos minutos de nuestra ciudad, están padeciendo este drama añadido a la pandemia”, aseveró Fadela Mohatar.
Por el contrario, recordó que instituciones como el Defensor del Pueblo o la Comisión de Peticiones de la Unión Europea sí se han posicionado del lado de estos melillenses atrapados por el cierre fronterizo, ya que el primero recomendó la apertura inmediata de un pasillo humanitario y la segunda ha admitido a trámite esta solicitud.
A ello se suman las gestiones que el PP ha realizado no solo en el Congreso de los Diputados y en el Senado a través de los parlamentarios nacionales por Melilla, sino que también ha hablado con el ministro y con la Embajada de España en Rabat sin que se haya encontrado “una respuesta satisfactoria o tranquilizadora para lo que está ocurriendo”.
Mohatar dejó claro que, “hoy por hoy, no hay motivación alguna para que no se arbitre una solución rápida y segura para dejar de agravar la crisis humanitaria que están padeciendo estos melillenses”. No en vano, recordó que han tenido que vivir esta pandemia “fuera de la protección y la administración de su país”, además de lejos de sus casas, con las consecuencias negativas que ello ha tenido para sus trabajos, viviendas y familias. También para su salud, ya que entre los melillenses “varados” hay enfermos crónicos que necesitan su medicación y que han tenido que conformarse con componentes similares en Marruecos “al triple de su precio”.
La diputada del PP dejó claro que la mayoría no ha podido regresar tampoco a Melilla en los barcos habilitados por el Ministerio de Exteriores desde Tánger, unos por imposibilidad económica, otros por dificultades documentales al no contar con pasaporte ni sello de entrada en Marruecos, y otros porque, directamente, no han sido llamados por la Embajada pese a haberse apuntado a esos viajes de retorno.
“A este cierre fronterizo a las puertas de sus viviendas, que se podría haber resuelto con voluntad y decisión o, al menos, no con un oscurantismo sin ningún tipo de información, se suma ahora el hecho de que todas las naciones se están abriendo sus puertas, facilitando el tránsito de viajeros, y aquí en Melilla, con estas personas, se sigue manteniendo una absoluta desinformación”, lamentó.
Todo ello, tras recordar, además, cómo hace mes y medio hubo un pasillo humanitario, pero solo para el retorno de unos 200 marroquíes, sin que pudieran beneficiarse melillenses que están, algunos, a escasos “50 metros” de Melilla. “Es inmoral, es un efecto pernicioso de la falta de entendimiento entre dos países que afecta gravemente a la vida de las personas”, aseveró.