www.melillahoy.es

La Ciudad habilitará aulas del Enrique Soler como un recurso extraordinario de conciliación

Elena Fernández Treviño, consejera de Educación
Elena Fernández Treviño, consejera de Educación

La idea, según la consejera Elena Fernández Treviño, es ayudar a las familias y eliminar la lista de espera de las escuelas infantiles

lunes 06 de julio de 2020, 21:03h
La consejera de Educación, Elena Fernández Treviño, anunció que se pretende destinar varias aulas del colegio Enrique Soler como recurso extraordinario de conciliación, que funcionaría como una nueva guardería, para acabar con la lista de espera de las 150 familias que aproximadamente este próximo curso no podrán acceder a las 444 plazas de nueva incorporación que se ofertan entre escuelas municipales y las concertadas.
En rueda de prensa, la consejera confirmó que se ha publicado la lista provisional de admitidos en las escuelas infantiles dependientes de la Ciudad para el próximo curso y que se abre un plazo de diez días, que se finaliza el 17 de julio, para que puedan presentarse las reclamaciones. Posteriormente se publicarán las listas definitivas tanto en el Boletín de la Ciudad como en el tablón de anuncios de la propia Consejería.

Plazas
Indicó que en esta ocasión se han recibido 611 solicitudes, frente a las 778 del curso pasado y considera que este descenso puede deberse al covid-19 y a que “muchas familias han sido reticentes a solicitar plaza por miedo a lo que pueda ocurrir en el nuevo curso”.

Este año se oferta 213 plazas en las escuelas infantiles dependientes de la Ciudad y 213 plazas de las escuelas concertadas, que suman un total de 444 plazas de nueva incorporación para el próximo curso, pero además anunció que se articulará un recurso extraordinario de conciliación para atender a aquellos que se queden en lista de espera. “No dejaremos a ninguna familia sin poder conciliar la vida familiar y laboral”, aseguró Fernández Treviño.

Conciliación
Recordó que en marzo se había preparado un recurso de conciliación extraordinario que estaba previsto se pusiera en marcha en unas aulas cedidas por el Enrique Soler, y son las mismas que se van a utilizar ahora. La idea es que funcionen como si “fuese una nueva escuela infantil” para atender a las 130 o 150 familias que se pueden quedar ahora en lista de espera. El personal se contrataría por parte de la Consejería, como ya ocurre con los técnicos de educación infantil.

El curso pasado este recurso tuvo “una gran demanda”, con unas cincuenta familias, y si entonces ya era algo necesario, “ahora, en los tiempos que corren es más urgente apoyar la conciliación porque no sabemos cómo se van a presentar las circunstancias el curso que viene”. Manifiesta que aunque desde el Gobierno se va a incentivar el teletrabajo, la Ciudad también contribuirá a la conciliación, y de hecho afirmó que el Gobierno local se plantea crear una nueva escuela infantil en esta legislatura para curir la demanda.

Según dijo, ha mantenido una reunión con los directores de las guarderías para diseñar los espacios de cara al próximo curso, “intentando buscar, dentro de cada escuela, espacios para descargar las ratios y que las aulas no estén tan cargadas”. Tiene claro que si con las plazas actuales y el recurso extraordinario no se cubre la demanda, “se harán los esfuerzos necesarios” para llegar a todos.

Talleres de verano
Por otra parte indicó Fernández Treviño que, aunque eran reticentes en principio, finalmente se han programado varios talleres y cursos para escolares durante el verano cumpliendo al máximo las medidas sanitarias. Ejemplo de ello es que esta semana comienza un taller de refuerzo educativo que concluirá el 7 de septiembre y que desarrolla la academia D2.

Se seleccionará a 65 alumnos de Primaria y de fin de etapa con necesidades educativas especiales, que se dividirán en grupos de entre 15 y 20 alumnos. El coste del programa es de 14 mil euros.

También dijo que se han proyectado varios cursos de formación en las nuevas tecnologías de la información pensando “en paliar la brecha digital que se ha hecho patente este curso y que de seguro se nos volverá a presentar”, y que se presentarán la próxima semana.

Actividades para septiembre y el Día de Melilla
A preguntas de los periodistas la consejera de Cultura confirmó que aunque se ha tenido que suspender la Feria para evitar las aglomeraciones de personas, se trabaja en la elaboración de una serie de actividades que se desarrollarán a comienzos de septiembre y que se darán a conocer próximamente. Al margen de lo que son los actos religiosos que se desarrollan en estas fechas en honor a la patrona, la Virgen de la Victoria, anunció que se quiere organizar “un acto festivo para toda la ciudad, cumpliendo todas las medidas de seguridad” pero de momento no hay nada cerrado. También dijo que en ese calendario de eventos en el que se trabaja se incluye la celebración del Día de Melilla, el 17 de septiembre.