www.melillahoy.es

El centro de menores de Rostrogordo imparte un taller de transición a la vida adulta

El centro de menores de Rostrogordo imparte un taller de transición a la vida adulta

El objetivo, que los jóvenes acogidos conozcan cuáles son sus derechos y obligaciones al alcanzar la mayoría de edad

miércoles 08 de julio de 2020, 19:47h
El centro de menores de Rostrogordo afirma estar comprometido no sólo con el proceso de integración de los menores que acoge, sino también con “el futuro inmediato que les espera una vez alcanzada la mayoría de edad e inicio de una nueva etapa de sus vidas fuera del centro de protección”. Por ese motivo se organizó un taller de transición a la vida adulta para resolver sus dudas.
El equipo técnico y el directivo del centro “comprenden muy bien las dificultades” a las que este colectivo tiene que enfrentarse una vez abandonan el centro y por ese motivo ha desarrollado un taller intensivo de 4 horas para abordar este tema que genera “altos niveles de ansiedad en los jóvenes”.

Para alcanzar los objetivos propuestos el centro ha contado con Murad Mazouzi Chaib graduado en relaciones laborales y recursos humanos que actualmente se encuentra prestando servicio en el Compañía de Transmisiones N°18 del Batallón del Cuartel general de la Comandancia general de Melilla y Sufian Wariachi Lazae, graduado en Magisterio. La fusión de estas dos disciplinas combinadas ha generado un conjunto de conocimientos “muy útiles y aprovechables para estos chicos”.

Para lograr eliminar la más mínima duda que pudiera surgir entre los jóvenes debido al lenguaje jurídico se ha contado con la colaboración de Yasmina Ahmed Mohamed, licenciada en Filología árabe y monitora de la institución.

Los módulos impartidos trataron cuestiones como Derechos y obligaciones; Derecho Civil y extranjería; Inserción laboral; Habilidades sociales y resolución de conflictos; Simulacro de entrevista laboral, y Turno de preguntas.

El taller ha tenido un “impacto muy positivo entre estos menores”, que se mostraron muy interesados por aprender y estuvieron muy atentos, se afirma desde el centro Se impartió de un “modo muy pedagógico haciendo de la participación el principio fundamental de este taller”. El número de participantes fluctuó entre 40 y 50 jóvenes. En el turno de preguntas manifestaron todas las dudas que tenían y fueron resueltas al instante. Al concluir el taller reconocieron que la información transmitida les hizo sentir “más tranquilos en cuanto a la incertidumbre que este tema les generaba”.

La dirección del centro envía “un enorme agradecimiento al viceconsejero del menor y la familia, a la Compañía de Transmisiones n°18 del Batallón del Cuartel general de la Comandancia general de Melilla y a los profesionales que han hecho esto posible”.