www.melillahoy.es
La consejera de Hacienda, Empleo y Comercio, Dunia Almansouri
Ampliar
La consejera de Hacienda, Empleo y Comercio, Dunia Almansouri

Almansouri: “El informe del interventor deja entrever el clientelismo de tantos años con las subvenciones”

La consejera de Hacienda calificó como “esperpénticas” algunas de las situaciones relatadas en el informe de control financiero con las subvenciones aunque, en general, “evidencia una mala gestión” del anterior Gobierno

jueves 09 de julio de 2020, 21:13h
La consejera de Hacienda, Empleo y Comercio, Dunia Almansouri, destacó ayer que el informe de control financiero de los gastos e ingresos de los años 2016 y 2017, que ha realizado el interventor de la Ciudad Autónoma y que fue presentado este miércoles en la Asamblea, “deja entrever el clientelismo de tantos años” en la concesión de subvenciones. En rueda de prensa, Almansouri afirmó que dicho “clientelismo” se habría estado llevando a cabo “a través de entidades de dudosa finalidad” a las que se concedían subvenciones y sobre las que la Ciudad Autónoma, a día de hoy, desconoce si cumplieron los objetivos para los que se les dotó de dinero público.

Así, denunció públicamente que no hay memoria ni justificación de dichas subvenciones y, además, el interventor visitó a entidades que manifestaron que tenían personal contratado, pero “no había nadie”. A ello se unen los ingresos por parte de estas entidades, que deberían ser públicos y se tenían que haber reportado a la administración, pero “ese dinero no ha llegado donde tenía que llegar”, aseveró la consejera al exponer públicamente ante los periodistas algunos detalles del informe de control financiero.
Almansouri calificó como “esperpénticas” algunas de las situaciones relatadas por el informe de control financiero en relación con el capítulo de subvenciones, que son “dignas de un libro” aunque, en general, incidió en que dicho documento realizado por el interventor “evidencia una mala gestión” del anterior Gobierno que el actual está “intentando encauzar”.
El objetivo, dijo la consejera, es que “dejen de realizarse ese tipo de prácticas” sobre las que el interventor ha puesto el foco en su informe, y que podría haber sido “más contundente si cabe” si algunas áreas de la Ciudad Autónoma, como la de Fomento y Medio Ambiente, hubieran colaborado cuando se llevó a cabo a principios de 2019.
Así, criticó que dichas consejerías no remitieran la información que les solicitó el interventor, entre la que se encontraban algunos contratos importantes que ambas gestionaban, y apuntó que tampoco se han podido incluir en el informe los reparos que la Intervención hizo en 2016 y 2017, aunque sí algunos que realizó sobre Festejos en 2018.

Contratación
En materia de contratación, Almansouri indicó que de este informe de control financiero “se desprende que había una nefasta gestión” ante la falta de seguimiento y planificación y, además, “muchos de los contratos mayores no tenían, siquiera, un responsable” nombrado entre los funcionarios, como exige la normativa.
Además, la consejera recalcó que, según el informe, había deficiencias “recurrentes” en los contratos, como no indicar de forma objetiva cómo se determinan los precios y modificaciones sin documentación, así como “graves irregularidades” en el caso del contrato de vigilancia privada, que “se hizo con un negociado sin publicidad sin que hubiera ningún expediente”.
Ello ha provocado que a la empresa adjudicataria, la Ciudad Autónoma le deba 211.000 euros de ese contrato, una situación que también se da en el caso del contrato de ayuda a domicilio, que ha llegado hasta el Consejo de Estado, el cual ha dictaminado que, de los 1,6 millones de euros que la administración adeuda a la empresa, le pague únicamente el servicio sin el beneficio industrial, lo que hará perder a la adjudicataria 200.000 euros por haber prestado este contrato únicamente con un informe “verbal” de la anterior Consejería de Bienestar Social.
“Este tipo de prácticas deben tener sus consecuencias”, aseveró la consejera de Hacienda al apuntar que esto es “una pequeña muestra de la forma de tramitar del Gobierno anterior”, del que también criticó la “forma en la que ha utilizado los contratos menores” por no tener informes, justificación, descripción del objeto o la acreditación profesional o de capacidad de las empresas.
En este punto, se centró en los contratos menores de Festejos, más de 2.500 según la consejera, parte de los cuales deberían haber sido mayores por ser servicios “recurrentes”, y sobre los que criticó que los productos adquiridos, como carrozas y disfraces para Carnaval y Navidades, no han pasado al patrimonio de la Ciudad Autónoma para poder reutilizarlos.
Según Almansouri, este “capítulo aparte” de Festejos en la contratación menor es fruto de un escrito presentado por su partido, CPM, cuando estaba en la oposición y presidía la Comisión de Control de Licitaciones, órgano hoy inexistente, debido a las “diversas irregularidades” que, según dijo, encontraron los cepemistas al respecto.

Cesión ilegal de trabajadores
También destacó en el informe del Interventor la cesión ilegal de trabajadores, sobre las que el Gobierno local piensa actuar amortizando las plazas que no sean estructurales, y las que lo sean, “sacarlas a oposición libre para que cualquier persona se pueda presentar y estén dotadas conforme a lo que establece la norma”.
“Es de justicia social y no debe haber sensación en la calle de que los ciudadanos no tendrán opción a acceder a una plaza pública”, dijo.

Sociedades
Asimismo, el informe alude a la gestión de las sociedades públicas, donde “la joya de la corona es Emvismesa”, ya que esta sociedad “no incluye auditorías, no aprobó cuentas y devolvió 6,2 millones de euros al Estado del Plan Estatal de Viviendas, con las que se podían haber construido muchas VPO” debido a “la mala gestión” del anterior Gobierno.

Plan de acción en tres meses, auditoría y refuerzo de la Intervención con cinco funcionarios más

La consejera de Hacienda dejó claro que el actual Ejecutivo está tratando de “encauzar” esa “mala gestión que evidencia el informe”, para lo que anunció que en los próximos tres meses se va a llevar a cabo un plan de acción, en el que “hay muchas cuestiones que revisar”.
Este plan de acción será realizado de forma “multidisciplinar” y conjunta por el área de Contratación y la Consejería de Presidencia, que “es la que lleva la política general de la Ciudad Autónoma”, con la idea de que “ya se puedan ver los resultados” cuando toque hacer el informe de control financiero de 2021.

Auditoría
Otra de las fórmulas que el Gobierno melillense pondrá en marcha en su objetivo es la realización de una auditoría, la cual ya se encuentra en licitación, concretamente en fase de presentación de ofertas, de manera que se puedan hacer controles aleatorios “y se conozca el alcance real de estas circunstancias”.
No en vano, Dunia Almansouri destacó que los controles de contratos que ha realizado el interventor para elaborar este informe también eran aleatorios y “no hay ni uno solo de los que ha revisado que no haya tenido incidencia o defecto en su tramitación”.

Refuerzo de la Intervención
Por último, reiteró, como ya hizo este miércoles, que se va a reforzar el área de Intervención de la Ciudad Autónoma, que se va a dotar con cinco puestos más, varios de ellos solicitados por el interventor, ya que “los pocos recursos humanos de los que dispone le ha impedido hacer un informe en todos los extremos que exige la normativa”.
En este sentido, anunció que se va a convocar la plaza de viceinterventor, sobre la que el objetivo es que se pueda “cubrir bien” mediante un funcionario habilitado de la Administración General del Estado y, en caso de que no sea posible, se hará de forma interna con algún funcionario de la Ciudad Autónoma.
La intención del Gobierno es cubrir también la vacante que existe en el puesto de trabajo de jefe de Intervención, y las que hay en la jefatura de Presupuestos, Sección de Contabilidad y Auditoría.
El interventor también ha solicitado la creación del puesto de trabajo de jefe de auditoría y control interno.
Con estas plazas, que se cubrirán mediante promoción interna las que se encuentren en la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) y las que no, saldrán a oposición, Almansouri considera que “Intervención, que ya de por sí es un órgano independiente, podrá trabajar con mayor independencia y hacer su trabajo de forma efectiva” y, además de estos informes, podrá hacer otros aleatorios a lo largo del año para mejorar la gestión administrativa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios