www.melillahoy.es
El vicepresidente segundo de la Asamblea y diputado popular, Daniel Conesa
Ampliar
El vicepresidente segundo de la Asamblea y diputado popular, Daniel Conesa

El PP se muestra dispuesto a “un acuerdo nacional de largo alcance” con el PSOE para “salvar Melilla”

Conesa hizo esta “reflexión” con motivo del vigésimo aniversario que se cumple este viernes de la moción de cesura que acabó en el año 2000 con el Gobierno de CPM y el GIL, gracias a un acuerdo de los dos grandes partidos nacionales

martes 14 de julio de 2020, 01:31h
El PP se mostró ayer “dispuesto” a alcanzar un acuerdo nacional “de largo alcance” con el PSOE “para salvar Melilla”, ya que considera que existe “un clamor popular mayoritario pidiendo el fin del desastroso gobierno” que conforman Coalición por Melilla (CPM), PSOE y Ciudadanos (Cs) desde hace un año al frente de la Ciudad Autónoma. En rueda de prensa, el vicepresidente segundo de la Asamblea de Melilla y diputado popular, Daniel Conesa, hizo esta “reflexión” con motivo del vigésimo aniversario que se cumple este viernes de la última moción de cesura que hubo en la Asamblea, que acabó en el año 2000 con el Gobierno de CPM y el GIL.
Aquello, recordó Conesa, fue posible gracias a un pacto nacional de PP y PSOE, lo que “desalojó” de la Presidencia de la Ciudad Autónoma al líder cepemista, Mustafa Aberchán, y supuso el inicio de la etapa de Juan José Imbroda al frente de dicha institución, que se ha prolongado durante 19 años, hasta el 15 de junio de 2019 por el acuerdo de los tres partidos que gobiernan actualmente.
Conesa consideró que la situación que se da actualmente “es mucho más grave” que hace 20 años, ya que Melilla se sitúa “ante un horizonte de absoluta incertidumbre económica”, pues la frontera con Marruecos está cerrada y no se sabe en qué condiciones se abrirá.
A ello se une el hecho de que “CPM prácticamente haga y deshaga lo que le da la gana en el Gobierno” de Melilla, donde lleva las áreas con mayor grueso presupuestario y “boicotea” las decisiones que adoptan sus socios socialistas para “intentar tumbarlas”, lo que ha requerido que el PP haya “tenido que salir varias veces en ayuda de algunas propuestas del PSOE” que le parecían sensatas y que CPM ha votado en contra.
“Melilla, en las circunstancias actuales y en manos de CPM, si a algo está condenada es al hundimiento”, dejó claro Conesa, que considera que, ante esta situación, hacen falta “importantes medidas de carácter nacional”, como inversiones, modificaciones legislativas y, en definitiva, la participación del Gobierno nacional, además de “desalojar a CPM del Gobierno de la ciudad”.

Estabilidad política
Dicho pacto nacional “daría a Melilla la estabilidad política suficiente para hacer lo que hay que hacer en esta circunstancia”, agregó Conesa antes de insistir en esa necesidad porque, a su juicio, “la CPM de ahora es un partido más antisistema de lo que era la CPM de hace 20 años”.
“En estos 20 años, CPM ha demostrado su verdadera faz: es un partido radical y antisistema, que se viste muchas veces con piel de cordero”, advirtió el vicepresidente segundo de la Asamblea, que agregó que “eso lo saben todos los melillenses”.
Por ello, preguntó “en voz alta” si el PSOE estaría dispuesto a ese acuerdo nacional “para salvar Melilla”, ya que “les corresponde a otros decir hasta donde están dispuestos a llegar y a seguir soportando los desprecios que CPM y de De Castro le están realizando”, lo que al final supone “tolerar el rumbo ruinoso al que se ha llevado a Melilla”.
También en este punto consideró que los resultados de las elecciones celebradas en Galicia y País Vasco “deben llevar a muchas reflexiones”, ya que los partidos que conforman el Gobierno nacional “han tenido un varapalo importante”, mientras que el PP ha tenido “un magnífico resultado” en Galicia, demostrando que “el camino de la moderación es por el que se puede gobernar y hacer progresar a los pueblos”.
“Eso es lo que necesita Melilla también, un gobierno moderado y no un gobierno radical como el que está representando CPM en sus áreas de gestión” y presidido por De Castro, que “no es más que una marioneta de Aberchán, que es quien verdaderamente preside el Gobierno de la Ciudad pese a estar condenado”, dijo Conesa.
La “reflexión” de los populares, apuntó el diputado, es que los dos partidos con opciones de gobernar a nivel nacional, y que tienen el mayor peso parlamentario, que son el PSOE y el PP, “tienen que ir planteando hacer determinadas cosas y aquí hay que salvar Melilla” porque, de lo contrario, “el futuro que nos espera es muy fastidioso”.

Descontento en el PSOE
Conesa apuntó que, por lo que los diputados populares han hablado con otros del PSOE, en la formación socialista “no están nada contentos con cómo se está desarrollando el Gobierno actual”. De hecho, dijo que “muchísimos miembros de ese partido están absolutamente cabreados con la gestión que se está haciendo en el Gobierno”, aunque consideró “inexplicable” que “algunos representantes del PSOE parece que les sale un sarpullido si piensan en llegar a acuerdos con el PP, pero no tienen el más mínimo picor en seguir gobernando con CPM”.