www.melillahoy.es

Los conserjes de la piscina municipal no descartan iniciar movilizaciones de protesta por los retrasos

Los conserjes de la piscina municipal no descartan iniciar movilizaciones de protesta por los retrasos

Desde la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de la UGT se pide a la Ciudad Autónoma que tome cartas en el asunto

jueves 16 de julio de 2020, 22:04h
En un comunicado, la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de la UGT denuncia la “impotencia de los conserjes de la piscina municipal” ante los reiterados retrasos que padecen en el pago de sus nóminas. Los empleados no descartan iniciar movilizaciones y el sindicato insta a la Ciudad Autónoma a actuar y rescindir el contrato.
Según el sindicato, “la empresa concesionaria del servicio de conserjes de la piscina municipal, Persone Outsourcing, S.L., dependiente de la dirección general de instalaciones deportivas de la Ciudad Autónoma de Melilla (CAM), lleva retrasándose en los pagos desde el principio”.

La Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de la Unión General de Trabajadores de Melilla, muestra su “inquietud” por el retraso que se viene dando en los pagos de los salarios de los trabajadores de la piscina municipal, y aseguran que esta situación se viene dando “de manera preocupante, desde el inicio, llegando en ocasiones la empresa a deberles hasta dos mensualidades”.
“Si como nos consta, y se les afirma a los trabajadores desde la Dirección General de Instalaciones Deportivas, la citada empresa es retribuida en tiempo y forma por la D.G, por qué no perciben sus salarios del mismo modo los trabajadores”, se preguntan. El sindicato denuncia que a día de hoy “e les adeuda la nómina de junio, que se sumará en breve la paga extra”.

Desde la federación “vemos insostenible que esta situación se mantenga más y exigimos a la Dirección General que tome medidas al respecto”, y recuerda, llegado el caso de rescindir el contrato, que la normativa, en cuanto a contratación pública permite que “se resuelva el contrato conforme a la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de contratos del Sector Público”.

Apostilla UGT que “esta situación viene produciendo perjuicios en la vida laboral y familiar de los trabajadores, que la propia Dirección General no debería permitir, sino que debe tomar cartas en el asunto y resolver de una vez por todas”. Los trabajadores afectados por esos retrasos no descartan iniciar movilizaciones de protesta.