www.melillahoy.es

Un error en el pliego obliga a anular la licitación del contrato de vigilancia privada

martes 21 de julio de 2020, 23:11h
La consejera de Hacienda, Empleo y Comercio, Dunia Almansouri, ha ordenado anular el procedimiento de licitación del contrato de vigilancia privada de dependencias de la Ciudad Autónoma debido a un error en los pliegos, lo que obligará a rehacerlos y volver a llevar a cabo algunos trámites, entre ellos la aprobación por el Pleno.
Tras haberse detectado este error, el expediente deberá volver a la Consejería de Presidencia y Administración Pública, de la que es competente este servicio, para que inicien la tramitación de la subsanación de los defectos observados.
El error fue advertido por la Asociación Profesional de Compañías Privadas de Servicios de Seguridad (APROSER), y se encuentra en la ponderación de los criterios de adjudicación. En los pliegos que habían salido a concurso de adjudicación marcaba que la oferta económica tendría el mayor peso a la hora de baremar, ya que podría llevarse hasta 60 puntos.
Sin embargo, dicha asociación recordó que, de acuerdo con el apartado 4 del artículo 145, en relación con el Anexo IV, de la Ley de Contratos del Sector Público (LCSP), “el precio y el resto de carácter económico no relacionados con la calidad no pueden superar el 49% de los criterios de adjudicación. De hecho, tal y como expresamente ha declarado el TACRC en los contratos que tienen por objeto un servicio de seguridad los criterios relacionados con la calidad deberán representar, al menos, el 51 por ciento de la puntuación asignable en la valoración de las ofertas”.
Por ello, la orden de Almansouri señala que “la ponderación de los criterios de adjudicación debe ser reajustada de tal manera que se cumpla con lo establecido en dicha norma, reduciendo la ponderación de la oferta económica a un máximo del 49 %, incrementando la del resto de criterios, que suponen una mejora en la calidad del servicio, al 51 %, ya que son criterios relacionados con la calidad”.