www.melillahoy.es

De los nueve casos, ocho son importados de Bélgica, Alemania y Málaga

Melilla suma ya 9 positivos de Covid-19 y está pendiente de las pruebas a 100 personas con las que contactaron

Mohamed Mohamed Mohan, consejero de Políticas Sociales
Mohamed Mohamed Mohan, consejero de Políticas Sociales

El lunes se realizarán algo más de 100 PCR entre las personas que viajaron con los contagiados y a sus contactos más cercanos, para saber si también han contraído el coronavirus

sábado 01 de agosto de 2020, 20:53h
El consejero de Políticas Sociales, Mohamed Mohamed Mohand confirmó ayer se han detectado cinco casos positivos más de covid en Melilla importados de Málaga y Alemania, que sumados a los tres del viernes y al positivo de la semana pasada, arrojan un total de nueve. Mohand, que reconoce que existe una “preocupación extrema” por un aumento de los casos durante el verano, indica en relación a los positivos actuales que todos están en cuarentena y que su cuadro clínico es estable. El lunes se llevarán a cabo algo más de cien pruebas PCR entre los contactos directos de los positivos para descartar nuevos contagios.
En su comparecencia, el consejero confirmó que los 9 casos activos de covid-19 en Melilla son todos importados: el más antiguo de ellos, que se prevé que en breve reciba el alta, fue un caso importado de Zaragoza; y a este se suman los tres de Bélgica del viernes, y los cinco nuevos positivos de ayer que proceden de Málaga y Alemania.

Positivos
Recordó que el caso de Bélgica tiene consideración de brote porque afecta a más de tres personas y tiene dispersión geográfica y afecta a una familia que llegó a Granada y parte de sus miembros viajaron a Melilla. Uno de los viajeros en Granada experimentó sintomas y acudió a la vía sanitaria donde se le realizó una PCR que dio positivo y se notificó a Melilla porque tenía una relación estrecha con los llegados a nuestra ciudad, a los que se les hizo la prueba y tres de ellos dieron positivo.

Estas tres personas se encuentran acogidas en el centro covid de Polavieja. Se está a la espera, añadió, de recibir los resultados de las pruebas realizadas a los contactos estrechos de esta familia, así como a los pasajeros que viajaron con ellos en el avión, con los que se ha contactado y puesto en cuarentena en sus hogares, a la espera de realizarles la PCR la próxima semana.

De los cinco nuevos positivos confirmados ayer, dos de ellos responden a un contacto en Málaga con una persona que ha dado positivo al regresar a Alemania. Una de estas personas regresó a Melilla en avión y se ha localizado al pasaje para que mantengan al cuarentena mientras se les realiza el PCR. El otro lo hizo vía marítima, en un camarote, por lo que solo se realizará la prueba a sus contactos estrechos.

Los tres casos restantes son también importados de Málaga. Se trata de melillenses de vacaciones en la capital malacitana que tuvieron contacto con una persona que posteriormente dio positivo, y así se comunicó a Melilla para realizar las pruebas a estas personas que finalmente dieron positivo y se encuentran en cuarentena en sus casas. Estos ciudadanos regresaron a Melilla en barco, en un camarote, por lo que las pruebas se realizarán sólo a sus contactos más estrechos.

Manifestó el consejero que una vez localizados a los pasajeros de los vuelos de Granada y Málaga que pudieron compartir espacios con los casos que se han confirmado posteriormente como positivos, se prevé que a partir del lunes se realice la prueba PCR a algo más de cien personas con las que ya se ha contactado. “Melilla puede presumir de ser la región que más pruebas realiza a los contactos de los casos positivos y en esa línea se sigue trabajando”, afirmó.

Deja patente el consejero que si alguna de las personas a las que se ha puesto en cuarentena se salta este confinamiento domiciliario mientras se reciben los resultados de las pruebas, se le denunciará por un delito contra la salud pública.

Dos conclusiones
Mohand extrae, como conclusiones positivas, que “en Melilla no hay transmisión comunitaria, es decir, que entre los melillenses no nos contagiamos, y que el cuadro clínico de los 9 casos es muy estable, con sintomatología leve y no genera problemas a nivel de clínica hospitalaria”, un hecho que “tiene que ver con la virulencia, la agresividad del virus, que no se está comportando en julio como lo hizo entre los meses de marzo a mayo”.

La parte negativa es que la reapertura de las conexiones aéreas y marítimas con la península y Europa permite “la llegada de los casos importados”, indica Mohand, que explica que los técnicos del comité encargado del control del covid en Melilla, desaconsejan aumentar las medidas de control en el puerto y el aeropuerto “porque serían ineficientes”.

La razón es que la toma de temperatura no sería efectiva porque son casos asintomáticos y en cuanto a realizar el test rápido a los viajeros a su llegada, se desaconseja porque “sólo nos diría si la persona ha pasado el virus pero no si lo tiene activo porque no habría generado aún los anticuerpos”.

Por ese motivo considera que el único camino que queda es que los controles de España para “con los terceros países se endurezcan y se va a pedir al Ministerio de Sanidad, en el Consejo Interterritorial que se reúne esta semana, que establezca estos controles en los aeropuertos nacionales; y en este escenario tiene que jugar un papel fundamental Sanidad Exterior”.

Detección precoz
Afirma que Melilla “lo está dando todo y no descansamos en localizar, de la forma más precoz posible, a quienes han sido positivo o pueden serlo, determinar los contactos estrechos y realizar las pruebas”. Además, continuando con las labores de control, confirmó que existe un protocolo de actuación perfectamente diseñado en la ciudad “por si se produce algún rebrote y estamos preparados para asumirlos”. Mohand, que reitera que los brotes detectados en la ciudad están controlados, apunta que “la semana que viene será fundamental para observar si ha habido transmisión secundaria derivada de estos casos que se han originado fuera del territorio local, lo que nos permitirá tener una foto más amplia de esa realidad”.

Considera que la detección precoz de estos positivos ha sido posibles gracias a las relaciones institucionales y a que “muchas personas cuando tienen síntomas acuden a la sanidad”.

El consejero manifiesta que “ahora más que nunca” se hace necesario seguir con las tres normas fundamentales como son la de usar mascarilla, lavarse las manos con jabón y mantener la distancia social.

Ahora “la situación está controlada y no vamos a restringir actividades, pero es tan fundamental que seamos responsables y que nos tomemos las medidas con la seriedad que se merece para que no tengamos, en próximas semanas, que adoptar medidas restrictivas en cuanto a comercios, hostelería y el sector económico que empieza a recuperarse”.
“Hay que actuar con responsabilidad, asumir nuestro papel y cumplir las tres normas. Esa es la parte que nos corresponde a los melillenses”, afirmó.



Preocupación máxima por los rebrotes a lo largo del verano
Reconoce el consejero de Políticas Sociales que en esta etapa de las vacaciones estivales, cuando se prevé un mayor flujo de viajeros, “hay preocupación” de que puedan dispararse los contagios. Mohand señala que se esperaba que se produjera algún repunte, “era cuestión de tiempo porque era evidente que cuando se abrieran las conexiones aéreas y marítimas esto iba a ocurrir, porque es reflejo delo que está pasando en el conjunto del territorio nacional, y aunque nos gustaría que Melilla fuera una excepción, no lo es, porque estamos unidos al conjunto del país”. En este sentido, “la preocupación es máxima y gracias a ello estamos preparados” para afrontar lo que venga.

Melilla cuenta con un operativo programa de rastreo
En la Conferencia de Presidentes del viernes el presidente Pedro Sánchez comunicó a las comunidades que ya está operativa una app de rastreo que se probó durante meses en Canarias y que pueden hacer uso de ella si lo consideran oportuno.

El consejero de Políticas Sociales, Mohamed Mohamed Mohand, afirmó que Melilla cuenta, desde hace meses, con un programa informático que “nos permite trabajar de forma muy rápida y localizar a los positivos y a sus contactos”. Se trata de un dispositivo que ofrece un mapa de Melilla que, mediante un programa informático, permite “localizar dónde está la persona que ha dado positivo y sus contactos”. Este mapa interactivo “nos deja trabajar en el caso de que tuviéramos que dejar en cuarentena un barrio, una calle o un bloque de pisos”. Asegura que la Ciudad lo viene utilizando desde el comienzo de la pandemia y “en uno de los informes del proceso de desescalada, el Ministerio nos felicitó por su funcionamiento, porque permite la detección precoz y establece un radio de los contactos”. Anunció por último que la próxima semana se refuerza el programa de rastreadores con la incorporación de dos enfermeros y un médico, y anuncia que se pretende abrir una bolsa para poder contratar a rastreadores por horas.