www.melillahoy.es
Después de cinco meses bloqueados en Marruecos y a raíz del bañista que pasó nadando a Melilla, han advertido que hay “personas desesperadas que llegan a arriesgar sus vidas por volver a sus casas, de cualquier modo”.
Ampliar
Después de cinco meses bloqueados en Marruecos y a raíz del bañista que pasó nadando a Melilla, han advertido que hay “personas desesperadas que llegan a arriesgar sus vidas por volver a sus casas, de cualquier modo”.

SOS: Los melillenses atrapados en Marruecos dan a conocer el decálogo de su desesperada situación

A raíz de la entrada de un bañista nadando desde Beni-Enzar a la playa de La Hípica, han vuelto a lanzar un mensaje de SOS para solicitar la intervención de la delegada del Gobierno, Sabrina Moh, y lograr un pasillo humanitario

viernes 07 de agosto de 2020, 02:34h
Los melillenses bloqueados en Marruecos, a raíz de la entrada la noche del jueves de un bañista nadando desde Beni-Enzar a la playa de La Hípica, han vuelto a lanzar un mensaje de SOS para solicitar la intervención de la delegada del Gobierno, Sabrina Moh, y lograr un pasillo humanitario después de cinco meses bloqueados en el país vecino. Sin medios económicos, sin reunir todos ellos los requisitos documentales que les exigen los policías marroquíes al haber accedido a Beni-Enzar solo con el DNI, sin medicinas, sin trabajo, sin educación, etc, etc., han elaborado un decálogo de su desesperada situación.
Los afectados por el cierre de la frontera de Melilla️, tras preguntarse “¿cuándo nuestra señora delegada del Gobierno va a hacer algo por sus melillenses atrapados en Marruecos?”, han dado a conocer sus penurias.

Así comienzan subrayando que “la mayoría de las personas atrapadas ya están desesperadas”, además de permanecer “sin ingresos para seguir subsistiendo” y “sin ingresos para viajar y poder volver a su hogar”, dado que la única opción que les dan es viajar desde Tánger en barco a Algeciras. Eso siempre que tengan dinero para pagar los billetes y reúnan todos los requisitos documentales, algo que la mayoría no cumple porque pasaron con DNI y dejaron sus pasaportes en Melilla, y todo ello cuando tienen sus casas a escasos minutos, con solo cruzar caminando la frontera terrestre de Beni-Enzar.

A raíz del bañista que pasó nadando a Melilla, han advertido que hay “personas desesperadas que llegan a arriesgar sus vidas por volver a sus casas, de cualquier modo”.

También reflejan los casos de los “menores sin sus padres, que lloran y sufren” o “personas que han gastado los pocos ingresos que tenían para pagar los billetes de barco y cuando ha llegado el día, no los han dejado embarcar por no tener sello en el pasaporte”.

Igualmente hablan de las “personas despedidas de su trabajo y que no pueden solicitar las ayudas” al no haber podido regresar a sus puestos, “menores sin escolarizar y sin medios para seguir sus clases desde Marruecos” o los casos de “personas con dependencia a tratamientos médicos, que no pueden costearse sus tratamientos” en el vecino país, ya que no tienen dinero y tampoco les sirve sus tarjetas de la Seguridad Social para el descuento en sus medicamentos.

Por último, comentan el sufrimiento que les acarrea que nadie les dé ningún tipo de información para saber qué será de su futuro y en este sentido han asegurado que nadie, desde la Delegación del Gobierno, se ha puesto en contacto con los atrapados”, por lo que subrayan que “se sienten olvidados por su país”.

La solución que vienen reclamando una y otra vez es la apertura de un pasillo humanitario para que puedan volver a sus casas, como les ocurrió a los 200 marroquíes que pudieron pasar en dirección a Beni-Enzar a mediados de mayo, cuando quedaron bloqueados en Melilla por el cierre fronterizo. Por ello, solicitaron una reciprocidad e igual que pudieron cruzar marroquíes varados, puedan hacerlo melillenses a este lado.