www.melillahoy.es
El consejero de Salud Pública, Mohamed Mohamed Mohand
Ampliar
El consejero de Salud Pública, Mohamed Mohamed Mohand

Salud Pública aplicará desde el lunes nuevas medidas para intentar contener el rebrote en Melilla

Entre ellas, la prohibición de reuniones de más de 20 personas en cualquier espacio público y en las mesas de establecimientos hosteleros no podrá haber más de 10, con distancia de 1,5 metros entre las sillas de diferentes mesas

miércoles 12 de agosto de 2020, 23:10h
La Ciudad Autónoma empezará a aplicar a partir del lunes, previsiblemente, una serie de medidas para intentar contener el rebrote de coronavirus que sufre Melilla, que conllevan, fundamentalmente, un mayor control y distancia de los clientes de establecimientos comerciales y hosteleros. El consejero de Salud Pública, Mohamed Mohamed Mohand, informó ayer en rueda de prensa de que, entre las medidas adoptadas por su departamento, se encuentra la prohibición de reuniones de más de 20 personas en espacios públicos de Melilla. Esta medida también se aplicaría a los funerales, aunque otras ceremonias, como bodas o comuniones, estarán incluidas en otro apartado de la regulación, precisó Mohamed Mohand.
Además, en los bares, cafeterías, restaurantes, bares y discotecas no se permitirán mesas con más de 10 personas, y cada una de las mesas deberá estar a nombre de una de ellas en un registro que tendrá que ser conservado durante una semana. De esta manera, las autoridades sanitarias podrían hacer un rastreo rápido en caso de que se diera un caso positivo de coronavirus en el local.
Respecto a los establecimientos hosteleros, también se establecerá una distancia de un metro y medio, pero no entre las mesas, como sucedía hasta ahora, sino entre las sillas una vez desplegadas. La idea es que exista esa separación entre la parte trasera de una silla y la parte trasera de la siguiente para garantizar esa distancia real entre las personas.
Otra de las medidas que se empezarán a aplicar obligará a exponer el aforo máximo permitido en los bares, cafeterías, restaurantes y comercios, incluidos los trabajadores. Dicha información deberá ser pública y estar bien visible a primera vista en la puerta de cada uno de los establecimientos.

Celebración de eventos
En cuanto a la celebración de eventos deportivos, culturales y sociales, independientemente de que sean públicos o privados, en espacios abiertos o cerrados, deberán ser notificados a Salud Pública con una antelación mínima de cinco días. En caso de incumplimiento, quedarían automáticamente desautorizados.
Esta medida ha sido ya notificada a la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Policía Local durante la celebración este martes de la Junta Local de Seguridad, según precisó el consejero de Salud Pública.
Es previsible que las medidas empiecen a aplicarse a partir del lunes para dar unos días “de cortesía” a los establecimientos hosteleros para que puedan adaptarse, ya que este nuevo escenario supondrá una nueva distribución de las mesas y sillas y la necesidad de cuantificar y publicar el aforo.

Quince días
El consejero recordó que ya se advirtió desde la Ciudad Autónoma que se adoptarían medidas para endurecer el control de la situación en caso de que ésta se complicara, algo que ya está empezando a suceder con la declaración de la “transmisión comunitaria de primer contacto”.
Asimismo, avanzó que el plazo que se han dado las autoridades sanitarias para observar la evolución de la pandemia tras la adopción de estas medidas es de 15 días, al igual que sucedió entre las diferentes fases del plan de desescalada. No obstante, aclaró que ello no será óbice para no endurecer alguna de las medidas con antelación si es necesario.
“El criterio clave” para observar esa evolución será la cifra de ingresos hospitalarios, que actualmente se sitúa en dos personas. En este punto, subrayó que el perfil de los 51 contagiados que tiene Melilla en estos momentos es el de personas asintomáticas o con una sintomatología muy leve y su situación clínica no es preocupante, “solo en cuanto a su capacidad de transmisión del virus”, razón por la que las autoridades sanitarias están buscándolas mediante la realización de PCR y control de los contactos de los casos positivos.