www.melillahoy.es
El secretario general del PP de Melilla, Miguel Marín
Ampliar
El secretario general del PP de Melilla, Miguel Marín

El PP reitera sus propuestas de medidas fiscales y ayudas a las empresas afectadas por la pandemia

No se conforma con las nuevas ayudas para los grupos 2 y 3 de la hostelería y aprovecha el debate que se abre ahora no solo para pedir extenderlas a los grupos 0 y 1, sino también al resto de comercios y empresas afectadas

martes 18 de agosto de 2020, 22:47h
El PP anunció ayer su intención de reiterar las propuestas de medidas fiscales y ayudas a empresarios y autónomos de Melilla afectados por la pandemia del coronavirus, aprovechando que la Comisión de Economía y Políticas Sociales ha mostrado su intención de abrir un debate sobre ayudas al sector de la hostelería perjudicado por las nuevas normas adoptadas. En rueda de prensa, el secretario general del PP de Melilla, Miguel Marín, lamentó que estas medidas no fueran tenidas en cuenta en abril, cuando las planteó al inicio de la pandemia, a pesar de considerarlas necesarias para ayudar a las empresas afectadas a evitar el cierre y el despido de sus empleados.
Confió en que el consejero de Economía y Políticas Sociales, Mohamed Mohamed Mohand (PSOE), “tenga mejor predisposición” de la que mostró entonces la consejera de Hacienda, Empleo y Comercio, Dunia Almansouri (CPM).
Según Marín, la consejera de Hacienda “optó por destinar más de 5 millones de euros a menores extranjeros no acompañados y a determinadas actividades irregulares de la Consejería de Distritos que en darlos a los hosteleros, comerciantes, autónomos y profesionales de Melilla, a los que tanta falta le hacía ese dinero”, habida cuenta que, 5 meses después, los empresarios no han recibido “ni un céntimo de euro en ayudas”.

“Condiciones leoninas”
Además, el PP cree que serán muchas las empresas solicitantes que se quedarán fuera del programa de ayudas impulsado por la Ciudad Autónoma no solo porque “llega tarde”, sino también por sus “condiciones leoninas”, entre ellas el hecho de que no incluya entre los gastos subvencionables el consumo de teléfono, o la necesidad de que el pago del alquiler sea por transferencia, cuando hay otras fórmulas legales que han sido excluidas de las bases por una “letra pequeña tan perversa”.
Por ello, acusó al Gobierno regional de que “aún no ha hecho absolutamente nada”, algo por lo que expresó la preocupación del PP dada la “grave crisis económica que sufre España en general y Melilla en particular”, y advirtió de que, cuando las empresas afectadas reciban sus ayudas, “el daño ya estará hecho” porque muchas habrán cerrado y otras, despedido a sus empleados.
Frente a ello, anunció que el PP va a reiterar las medidas fiscales y ayudas directas que propuso en abril para que fueran concedidas a todos los sectores afectados por la crisis, al considerar que es la mejor manera de que pudieran mantener sus actividades empresariales o comerciales y los puestos de trabajo ya creados.
Según apuntó Marín, el PP “no se conforma” con la disposición de la Consejería de Economía y Políticas Sociales de impulsar nuevas ayudas para los grupos 2 y 3 de la hostelería, que abarcan los locales de copas y pista de música, sino los populares consideran necesario extenderlas a los grupos 0 y 1, dado que las cafeterías y restaurantes no han recuperado el volumen de negocio anterior a la pandemia.
Por esta razón, el PP considera que estos empresarios deben recibir el apoyo de la Ciudad Autónoma para que puedan subsistir, pero también otros sectores de la ciudad, como empresarios, comerciantes, autónomos, profesionales y hosteleros, a los que “hay que ayudar de manera intensa, clara y decidida” y, con ellos, a los trabajadores que tienen contratados.

Las propuestas del PP
Así, el PP volverá a proponer medidas fiscales como una reducción del 50 % del IPSI servicios y de importación a los productos afectados por la crisis; una reducción del 50 % en las tasas de basura industrial y de agua; una bajada del 25 % en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI); la exención de las tasas de terrazas, escaparates, mercados y kioscos.
Estas medidas fiscales, destacó Marín, supondrán un “beneficio directo” a los empresarios afectados porque no tendrán que solicitar ayuda, sino que es suficiente con la actuación de la administración con estas bonificaciones fiscales.
Asimismo, la propuesta del PP incluye unas ayudas directas para estos sectores, que también fueron propuestas en abril para que se extendieran hasta finales de este año, y que ahora pedirá que se apliquen hasta junio de 2021.
Concretamente, las ayudas que propone el PP son el 100 % del alquiler privado hasta 600 euros al mes, o si los locales son de su propiedad, ayudas para sufragar hasta 500 euros al mes los intereses de la hipoteca asociada a ese local.
De igual modo, el PP plantea ayudas del 100 % en los suministros y gastos de funcionamiento de ese local, con un máximo de hasta 500 euros al mes; así como sufragar el 100 % de los intereses de la póliza de crédito o el 100 % de los intereses de los avales constituidos con sus entidades financieras, con un máximo de 300 euros mensuales.
Por último, el PP también propone una ayuda de 180 euros al mes por empleado para sufragar los gastos en servicios sociales tanto para autónomos, profesionales o empresarios.

Urgencia y celeridad
El PP, que ha sido emplazado, al igual que el resto de los grupos políticos de la Asamblea, a una próxima reunión de la Comisión de Economía y Políticas Sociales para empezar a trabajar en las ayudas a la hostelería, solicita “urgencia y celeridad” en las ayudas que va a proponer.
Según apuntó Marín, el PP no ha cuantificado el coste que supondría implantar estas medidas que propone, un dato que tendrá que actualizar desde que en abril lo planteó por primera vez.