www.melillahoy.es

La situación del Centro de Reforma está “totalmente controlada” tras el contagio de dos menores

Según De Castro, la situación que hay actualmente en esta instalación es la que había hace tres días, cuando el consejero de Salud Pública dio a conocer el contagio de dos internos y que se iba a hacer pruebas a todo el centro

miércoles 19 de agosto de 2020, 23:39h
La situación en el Centro de Reforma de Menores Infractores de Melilla está “totalmente controlada” después de que dos de los menores internos se hayan contagiado de coronavirus, una cifra que no ha ido a más no solo entre las personas que se encuentran ingresadas en él, sino también entre los trabajadores, según el presidente del Gobierno de Melilla, Eduardo de Castro.
A preguntas de los periodistas, explicó que la situación que hay actualmente en el Centro de Reforma es la que había hace tres días, cuando el consejero de Salud Pública, Mohamed Mohamed Mohand, dio a conocer el contagio de dos internos y que se iba a hacer pruebas a todo el centro.
De este modo, tal y como apuntó De Castro, se ha seguido el protocolo establecido para cualquier centro cuando se da un caso de infección, es decir, aislarlo y vigilarlo.
Asimismo, indicó que, si se da algún caso de contagio entre los trabajadores, algo que puede ocurrir a cualquiera, aseguró que se tomarán las medidas decretadas por la autoridad sanitaria.

Llamada a la responsabilidad
De Castro hizo un llamamiento a la responsabilidad de la población, especialmente entre los jóvenes, para que cumplan las medidas higiénico-sanitarias establecidas, como son el uso obligatorio de la mascarilla, el lavado de manos y la distancia social de un metro y medio.
“Esas son las herramientas que tenemos, pero hay que usarlas y pedir a los melillenses que sean responsables”, afirmó el presidente autonómico antes de recordar que la ciudad se encuentra en una situación de rebrote y que la situación, con 69 personas infectadas, puede ser “aún peor”.
De Castro insistió en que pasarán unos meses antes de que haya una vacuna y la situación sanitaria esté controlada, de ahí que incidiera en que “nos estamos jugando mucho” y no solo en el ámbito de la salud, sino también en el de la economía y cuestiones sociales.
Ante ello, destacó la coordinación de las administraciones que están trabajando para hacer frente a la pandemia, en este caso el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa), que es el responsable de la asistencia sanitaria en Melilla, y la Ciudad Autónoma a través de Salud Pública.