www.melillahoy.es
Otras medidas del PP: 10 efectivos más de limpieza en cada centro y un programa de conciliación familiar y laboral
Ampliar
Otras medidas del PP: 10 efectivos más de limpieza en cada centro y un programa de conciliación familiar y laboral

El PP pide test masivos a docentes y alumnos y aumentar en 400 la plantilla de profesores en Melilla

Son algunas de las medidas que plantea el PP, que critica la ausencia de información por parte de los responsables políticos del ámbito de la educación cuando solo quedan 10 días para el inicio del curso, lo que ha generado una gran incertidumbre

jueves 20 de agosto de 2020, 23:15h
El PP pidió ayer test masivos para todo el profesorado y alumnado en el inicio del curso académico 2020/2021 en Melilla, así como otras medidas, como el aumento de la plantilla de docentes en unos 400 profesionales y el incremento de limpiadores en los centros educativos, al menos 10 en cada uno de ellos.
La diputada local del PP Isabel Moreno dio a conocer esta batería de medidas que plantea su formación política tras criticar la ausencia de información por parte de los responsables políticos del ámbito de la educación en Melilla cuando solo quedan 10 días para el inicio del curso, lo que ha generado una gran incertidumbre.
Moreno arremetió así contra el director provincial del Ministerio de Educación y Formación Profesional, Juan Ángel Berbel, de quien dijo que “está escondido” desde la finalización del curso académico anterior, y también contra la consejera de Educación, Elena Fernández Treviño, la delegada del Gobierno, Sabrina Moh, y la secretaria general del PSOE, Gloria Rojas.
“Yo no sé si están de vacaciones o en modo avión”, ironizó la diputada popular, aunque fue especialmente crítica con Berbel porque no ha dado a conocer ningún protocolo, ni planificación ni medidas para el regreso a las aulas. Por ello, le exigió que “abandone su cómoda posición” e informe a la comunidad educativa sobre cómo se llevará a cabo el inicio del curso y qué medidas higiénico-sanitarias van a adoptarse.
Este “silencio sepulcral”, en palabras de Moreno, ha dejado en situación de “orfandad” a Melilla y sus habitantes, uno de los dos únicos territorios donde las competencias educativas no están transferidas, junto con Ceuta, dando lugar a un aumento de familias que se están planteando no llevar a sus hijos al colegio y el instituto al no tener ninguna información.
A ello se une el hecho de que, según Moreno, Melilla haya salido mal parada del reparto de fondos del Estado destinados a Educación, ya que de los 40 millones de euros a repartir entre las autonomías, según el BOE del 13 de agosto, a Melilla le ha correspondido “cero euros”.

Batería de medidas
Frente a este “abandono total”, el PP plantea una batería de medidas en una actitud de “mano tendida para seguir trabajando en pro de Melilla y los melillenses”, aportando así respuestas y soluciones a esta situación “compleja” frente al “silencio, inacción y dejación de funciones que ha caracterizado al Gobierno”.
Además de la exigencia de comparecencia urgente del director provincial del Ministerio de Educación para que informe de manera oficial sobre el inicio del curso y las medidas que se van a adoptar, el PP plantea la necesidad de aumentar la plantilla de profesorado en 400 profesionales para afrontar el nuevo curso.
No en vano, Moreno recordó que entre los profesores del sistema educativo de Melilla hay personal vulnerable en esta pandemia, ya sea por edad o por sufrir patologías, de modo que “son los primeros que hay que sustituir en caso de haber cualquier riesgo o problema”, si bien “la planificación del Ministerio al respecto es cero, algo inaudito e inadmisible”.
El PP propone para este incremento de las plantillas recurrir a la Facultad de Magisterio del Campus de Melilla de la Universidad de Granada, donde la ciudad cuenta con “un capital joven importante” que acaba de matricularse para el que esta pandemia podría suponer una “oportunidad para aprovechar ese talento joven”.
Otras medidas cuya necesidad defiende el PP son un programa de conciliación familiar y laboral que ayude a aquellas familias a las que les sea imposible compaginar sus trabajos con los horarios académicos; y afrontar ya la brecha digital en lugar de esperar a que vuelva a surgir el problema de la primera oleada de contagios, cubriendo las necesidades de 6.000 menores en este sentido.
Asimismo, el PP exige que se dote de material informático al profesorado, ya que desde el inicio de la pandemia se ha visto obligado a afrontar la situación con sus propios recursos.

Medidas de Salud Pública
En cuanto a las medidas de salud pública, el PP pide test masivos para el profesorado y el alumnado, ya que el primero de los colectivos ha pasado, en su inmensa mayoría, las vacaciones fuera de la ciudad y ahora tendrían que retornar a Melilla para el inicio del curso.
De igual modo, los populares abogan por entradas escalonadas a los centros por edades, mascarillas obligatorias y proveer de estos elementos a todos los profesionales de los centros educativos y no solo a los profesores, además de la contratación de un responsable sanitario en cada centro y de más personal de limpieza, al menos 10 por centro.
Señalización y guías en los centros, geles desinfectantes en las zonas comunes y las aulas y un protocolo de actuación en caso de que haya un caso positivo en un centro educativo son otras de las medidas que plantea el PP para tener “un inicio de curso seguro”, basado en material sanitario suficiente, test masivos, más recursos humanos y un plan de conciliación.
Moreno dejó claro que lo que el PP pide es que se invierta en salud pública y en los melillenses, “un gasto muy merecido” y que el Gobierno regional debe asumir después de que “gasta millones de euros en menores extranjeros y en inmigración en general”.