www.melillahoy.es

La Ciudad Autónoma se ofrece como árbitro entre Valoriza y los trabajadores para mejorar sus contratos y condiciones laborales

El presidnete y el consejero, junto a los trabajadores de Valoriza en la playa de los Cárabos
El presidnete y el consejero, junto a los trabajadores de Valoriza en la playa de los Cárabos

El consejero Mohatar y el presidente De Castro agradecen a la plantilla “el esfuerzo” que están realizando en especial en esta época del coronavirus donde la limpieza y la desinfección son tareas prioritarias

sábado 22 de agosto de 2020, 01:00h
La Ciudad Autónoma se ofrece a actuar como árbitro entre la empresa de limpieza Valoriza y los representantes sindicales de los trabajadores al objeto de mejorar las condiciones laborales de estos operarios y acabar con situaciones como contratos de un solo día. El anuncio lo realizó ayer el consejero de Medio Ambiente, Hassan Mohatar que junto al presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro, se reunieron con los trabajadores de limpieza que realizan su labor en las playas.
En declaraciones a la prensa, el presidente De Castro explicó que el motivo de su visita a Los Cárabos junto al consejero de Medio Ambiente, era para dar las gracias al personal del servicio de limpieza de la empresa Valoriza por la labor que realizan, “que no está lo suficientemente reconocido”.

Pero también en este encuentro, los operarios le trasladaron los problemas a los que hacen frente, desde la falta de civismo de los ciudadanos, a la precariedad laboral que padecen con contratos que, en algunos casos, son de un día o de fines de semana. De Castro, que dejó patente el compromiso de su gobierno por “intentar mejorar el servicio de limpieza que en estos momentos es más que fundamental”, trasladó su apoyo a estos trabajadores “que son esenciales, ahora más que nunca”.

El consejero Hassan Mohatar se sumó a las felicitaciones del presidente al personal de limpieza al que “injustamente se ha cuestionado su trabajo por parte del PP”. Aseguró que el contrato de limpieza actual “no es el mejor de la historia como defienden los populares, porque se permiten 32 tipos de contratos distintos para los trabajadores, y vamos a intentar, por parte del Gobierno de la Ciudad, solucionar esta cuestión que no es fácil y mejorar el servicio de limpieza”.

Considera el responsable de Medio Ambiente que el PP “tiene que dar explicaciones” sobre el servicio de limpieza, en cuanto a “cómo es posible que contenedores que cuestan en fábrica 1.200 euros la Ciudad pague 1.800, y la pregunta es dónde han ido a parar esos 900.000 euros de sobrecoste, quién se lo ha llevado”. También pregunta cómo es posible que se haya adquirido maquinaria como las grúas de recogida de contenedores que “no son operativas”. En resumen, “cuestiones técnicas, de trabajo y personal que poco a poco vamos a intentar solucionar para tener un servicio de calidad y una Melilla más limpia”.

Afirma el consejero que en el pliego del concurso de limpieza, “nunca se tenía que haber permitido esta disparidad de contratos para los trabajadores, y esas diferencias salariales entre operarios que realizan la misma función”. Reconoce que existe un convenio colectivo firmado y aunque este asunto es una cuestión que afecta a la empresa y a los trabajadores, la Ciudad Autónoma se ofrece “como árbitro para intentar llegar, poco a poco a soluciones”. Reconoce que no será algo sencillo que los 470 trabajadores “tengan un salario digno y que no exista esa variedad de contratos, pero vamos a intentar hacerlo, poco a poco, hablando con la empresa y los representantes sindicales”.

Considera necesario también reestructurar el servicio porque “no es efectivo y un ejemplo claro es que por la mañana hay 59 operarios de calle, además de las máquinas, pero por la tarde hay sólo 6 para toda la ciudad; o 26 trabajadores con contratos de fines de semana con lo que se genera absentismo y se produce una merma en la calidad del servicio”.

Una misión de todos
El presidente melillense hizo un llamamiento a la responsabilidad de los melillenses, en especial en esta época de covid, para que respeten las normas, en especial los horarios de recogida de basuras, para contribuir a la limpieza y desinfección de la ciudad. “La limpieza de Melilla es algo que nos compete a todos”, dejó patente.

Por su parte Hassan Mohatar añadió que la Ciudad Autónoma tiene una “responsabilidad evidente” para que las calles de Melilla estén limpias, y que para ello se aportarán los fondos que sean necesarios, pero también aseguró que es necesaria la implicación de los melillenses para acabar con la imagen de bolsas de basura fuera de los contenedores o residuos en la calle. “Hay contenedores incluso para reciclar, y hay que respetar las normas, los horarios y demás”, indicó Mohatar, que recordó que se están elaborando unas nuevas ordenanzas con las que se actuará “de forma contundente” contra los que no atiendan las normas.