www.melillahoy.es

Imbroda pide la dimisión de los ministros de Inmigración e Interior por “el abandono de Melilla”

Juan José Imbroda, presidente del PP local
Juan José Imbroda, presidente del PP local

Afirma el presidente del PP y senador, que los incidentes vividos en el CETI ayer se veían venir y que todo responde a la inacción del Gobierno central

miércoles 26 de agosto de 2020, 22:13h
El presidente local del PP, Juan José Imbroda, pidió ayer la dimisión de los ministros de Inmigración e Interior por el “abandono de Melilla, una ciudad tan española como cualquier otra, frente a este problema tan grande de la inmigración que padecemos en plena pandemia”. Critica además que “no se ha visto ninguna reacción por parte del Gobierno de España” por lo ocurrido, ni por el de la Ciudad Autónoma a la hora de “reivindicar o chillar por lo que nos corresponde”.
En rueda de prensa, Imbroda ha asegurado que los altercados vividos ayer en el CETI, con numerosos agentes heridos y una treintena de residentes detenidos es “consecuencia de la política nefasta, absurda y peligrosa que tiene el Gobierno nacional con Melilla desde que empezó la pandemia”.

No excusó al gobierno local, que en abril abrió la Plaza de Toros como centro de acogida para los marroquíes varados por el cierre fronterizo y ahora es un nuevo CETI con 500 residentes, sin que vea Imbroda que se haya cumplido el anuncio de la vicepresidenta Gloria Rojas de que se trabaja con Exteriores para devolver a los marroquíes a su país.

También recordó que en julio visitó la Plaza de Toros la secretaria de Estado de Migraciones, que quedó “impactada” y anunció soluciones que a 26 de agosto siguen sin producirse.

Dimisiones
Considera el senador melillense que lo ocurrido ayer en el CETI es la gota que ha colmado el vaso y pidió públicamente la dimisión de los ministros de Inmigración y el de Exteriores por el “abandono de Melilla, una ciudad tan española como cualquier otra, frente a este problema tan grande de la inmigración en plena pandemia y ante el riesgo tan enorme que estamos corriendo los melillenses al tener tres o cuatro bombas de relojería en la ciudad como son el CETI y los centros de menores”.

Otro de los motivos de esta petición es que “no se ha visto ninguna reacción por parte del Gobierno de España” por lo ocurrido, ni por el de la Ciudad Autónoma a la hora de “reivindicar o chillar por lo que nos corresponde”.

Afirma que si el CETI está saturado y cerrado, lo conveniente es haber trasladado a unos 500 residentes a otros puntos de la geografía nacional, porque “la inmigración es un problema de toda España y no de Melilla, que no se puede convertir en un almacén de inmigrantes, a veces en situaciones penosísimas y de vergüenza nacional como es en la que están en la plaza de toros”.

Tiene claro que “no se puede abandonar a Melilla a su suerte como se ha hecho con un problema tan grave como vivimos, y no se puede tener un gobierno local que se quede en la complacencia y lance mensajes de adormidera para que la opinión pública se adormezca y no vea la realidad del problema”.

Reconoce que se vive “una situación extraordinaria y compleja” y que por ese motivo el PP “ha colaborado durante la pandemia con el Gobierno central porque no quisimos hacer sangre política de esto, pero llega un momento que debemos decir basta, porque nos han abandonado y no se puede aguantar porque nos va la salud de todos los melillenses en ello”.

Apostilla que el Gobierno central no ha estado atento “a la realidad de Melilla”, con situaciones como la avalancha de 300 inmigrantes de hace unos días donde resultaron heridos varios agentes. “Los inmigrantes no vienen para que se les dé acogimiento, sino que vienen agrediendo. Siento mucho el problema humano de la inmigración, pero también siento que nuestros funcionarios que van a defender nuestra integridad territorial y van a colaborar en labores humanitarias, sean maltratados”, dijo.

El baño de gestión de Ceuta
“Una gota más a todo esto” es que asegura que Ceuta, a pesar de sus problemas económicos, “nos ha dado un baño de gestión al gobierno de Melilla” porque indica que en mayo ya inició el reparto de subvenciones y ayudas a pymes y autónomos, mientras que la Ciudad Autónoma quiere abrir ahora el plazo de presentación de solicitudes. “Solo por el abandono de los sectores económicos de la Ciudad, el gobierno tripartito debería haber dimitido, pero están para otras cuestiones”, concluyó.