www.melillahoy.es

CSIF se opone a que el Estado estudie congelar o bajar el sueldo a los empleados públicos

Sergio Ramírez CSIF Educación
Sergio Ramírez CSIF Educación

Además de considerarlo una injusticia, demandan que se lleve a cabo una negociación que permita mejorar sus condiciones laborales

sábado 19 de septiembre de 2020, 22:05h
Sergio Ramírez, de CSIF Educación, considera que el Gobierno socialista “cometería una injusticia” si llevar a cabo la pretensión de congelar o bajar el sueldo de los empleados públicos, porque afirma que “han estado al pie del cañón” en los peores momentos de la pandemia y exigen que se abra una negociación.
En declaraciones a este Diario, Sergio Ramírez denuncia que el Gobierno socialista se esté planteando una congelación salarial o una bajada del dos por ciento en el sueldo de los funcionarios públicos, porque recuerda que arrastran una pérdida de poder adquisitivo de entre el 12,9 y el 17,9 por ciento desde 20120.

No considera justo que se pague de esta manera a unos empleados que durante el estado de alarma y posteriormente, “han garantizado la apertura de las escuelas, los centros de salud y hospitales, y se encargan de los ERTEs o de tramitar el Ingreso Mínimo Vital”. “Podemos decir que los funcionarios han estado en primera línea en la lucha contra el coronavirus y, en especial, durante los peores momentos y consideramos que no sería justo ni una congelación salarial o se les bajen las nóminas”, expone.

Sergio Ramírez manifiesta que de confirmarse esta pretensión, “sería sin duda una mala noticia para Melilla, porque tiene a casi diez mil empleados públicos que notarían esta medida y, con ello, la ciudad se empobrecería mucho más y su deterioro, después del cierre fronterizo, sería mayor porque muchos consumidores verían mermado su poder adquisitivo”.

CSIF Educación exigen una negociación que permita “mejorar las condiciones laborales de estos empleados en el marco de los nuevos Presupuestos Generales del Estado que se están negociando con los diferentes partidos políticos”.

Asimismo ve “preciso una negociaciones de las condiciones laborales de este personal y avanzar en aspectos como la carrera profesional, el establecimiento de las 35 horas semanales, la regulación del teletrabajo y buscar una solución al problema de la temporalidad”.