www.melillahoy.es

EDUCACIÓN

Fachada del IES Enrique Nieto
Fachada del IES Enrique Nieto

La AMPA del IES Enrique Nieto denuncia, entre otras cuestiones, la falta de limpieza del Centro

Destaca que por parte del Ministerio han sido “muchas promesas que han llegado tarde y algunas de ellas aún sin llegar”

miércoles 23 de septiembre de 2020, 17:51h
La Asociación de Madres y Padres del Instituto Enrique Nieto denuncia ante la opinión pública las deficiencias existentes en el centro educativo, con el objetivo de que la Dirección Provincial de Educación y Formación Profesional adopte todas las medidas necesarias para que desaparezcan las deficiencias y precariedades que se están observando en el instituto. Además, agradece la buena voluntad y profesionalidad del equipo directivo, profesorado y demás personal laboral del Centro “por la labor que están realizando, dadas las circunstancias excepcionales en la que nos encontramos, al recaer toda la responsabilidad sobre ellos sin ayuda, a fecha de hoy, de ninguna administración”.
La AMPA señala que, como así dicen las autoridades sanitarias, “nos encontramos de lleno ante el rebrote del Covid 19 que nadie deseaba, pero qué duda cabe, todos nos lo esperábamos”, pero ante tal situación de excepcionalidad social y sanitaria, “se encuentra otro damnificado, que no es otro que la educación en Melilla, y por supuesto en toda España”.
Destaca que la AMPA estaba expectante en conocer las medidas y decisiones que las administraciones iban a tomar antes del inicio del curso, y recalca, “antes del inicio curso, con el fin de empezarlo con todas las garantías posibles para la comunidad educativa”, y señala que han sido “muchas promesas que han llegado tarde y algunas de ellas aún sin llegar”.

Limpieza precaria
De este modo, asegura que la realidad del IES Nieto viene dada por “una limpieza precaria, clases que, a pesar de que asisten el 50% de los alumnos, en ocasiones resulta difícil mantener o no se cumplen la distancia social, la no incorporación de profesores para suplir las bajas médicas, la no llegada de ese prometido aumento de personal docente de apoyo, entre otras muchas deficiencias”.
En su escrito, la AMPA, aclara que en estos temas tan importantes, que normativas europeas y nacionales “son las que regulan cómo tienen que ser los contratos de limpieza en los centros escolares que se licitan a nivel nacional o provincial. No son decisiones de los equipos directivos de los centros”.
Dicho esto, señala que no puede estar más de acuerdo en que se cumpla con la normativa en cuestión, pero no es óbice de que resulta totalmente insuficiente y precaria, sabiendo los antecedentes que arrastra el centro. Actualmente, explica, que para el cumplimiento del protocolo higiénico-sanitario establecido, “el centro ha dispuesto desde el inicio del curso de dos limpiadoras en turno de mañana y con tan solo media hora para limpiar las aulas utilizadas a primera hora y antes de que entre el siguiente grupo de alumnos”.

Más limpiadoras
En relación con este asunto tan polémico, la AMPA también destaca que ha tenido conocimiento ayer mismo, que el próximo lunes, día 28, se va a iniciar el aumento prometido de horas laborales de limpieza para el centro, lo cual se traduce en una limpiadora más por la mañana y un total de cuatro por la tarde, prácticamente en jornadas completas, además de una limpieza de choque en los patios que se realizará este fin de semana.
Al menos, expresan, “podemos ver que algo se está moviendo, pero claro, a destiempo, y como siempre nos topamos contra nuestro peor enemigo, la burocracia”.
Contraro de limpieza precario
Ante todo, quiere dejar claro que el contrato de limpieza que dispone el instituto, actualmente, “es tan precario e insuficiente que nos vemos avocados de nuevo a una situación lamentable e indeseada, aunque veamos algunas pinceladas positivas con motivo del COVID 19”. Destaca que siendo conocedores de que los contratos de limpieza “son como son, las autoridades competentes deben tomar nota de que no se puede jugar con la higiene en los centros”, ya que “es el lugar de trabajo de los profesores y donde los alumnos aprenden y se forja el futuro de nuestra ciudad y, por ende, el de nuestro país”.

Apoyo a las limpiadoras
Por otra parte, muestra todo su apoyo a las limpiadoras del centro, “que seguro que hacen todo lo que pueden y que como madres, seguro que se identifican con el problema”.

Falta de profesores
Por otro lado, denuncian que en el día de ayer un grupo de 2º de la ESO no recibió ninguna clase, ya que no tienen ningún profesor, por lo que pregunta “¿cuándo se van a incorporar los profesores para cubrir las bajas médicas y aquel personal docente de apoyo que se ha vendido a bombo y platillo?”.
“Ante situaciones excepcionales, actuaciones ejemplares”, reclama la AMPA del IES Enrique Nieto. Hay profesores, asegura, que han aumentado sus horas lectivas y las guardias en los patios para mantener las medidas sanitarias y de distancia social, entre otras.
Para velar por el cumplimiento de las medidas higiénico sanitarias en el instituto, el equipo directivo ha abastecido de dispensadores de geles hidroalcohólicos en todas las clases y baño, que funcionan sin necesidad de tocarlos, ha colocado señalizaciones y carteles en suelo y paredes, recordando las medidas sanitarias que se deben de cumplir, la forma de circular por los pasillos, señalizados con flechas y separados en dos viales, para mantener siempre las distancia social; señalizado las puertas laterales del instituto por las que hay que acceder al centro en función del grupo y curso del alumno.
Son medidas llevadas a cabo, comenta, “que han tenido que ser costeadas por el centro, siempre con la promesa de una futura devolución de los costes por parte de la administración central. Habrá que verlo”.

Improvisación e incertidumbre
Todo lo ocurrido y lo que queda por venir, dice la AMPA, “lo recoge el diccionario de la Real Academia Española en dos palabras, improvisación e incertidumbre, definidas como la falta de certeza sobre algo y hacer algo de pronto, sin estudio ni preparación, que de un modo u otro resume el inicio del curso 2020/21”.
Si a la incertidumbre e improvisación “le añadimos la palabra descoordinación, ya es el colofón de lo que estamos viviendo las madres y padres, profesorado, alumnado y personal administrativo y laboral de los centros”, concluye.