www.melillahoy.es

El gobierno socialista no respalda crear una comisión para garantizar la sostenibilidad de las ciudades de Ceuta y Melilla

Díaz de Otazu, en una de las sesiones plenarias del Congreso
Díaz de Otazu, en una de las sesiones plenarias del Congreso

La propuesta del PP contó con el respaldo de Vox y Cs, mientras que los independentistas la calificaron de “neocolonialismo”

jueves 24 de septiembre de 2020, 21:44h
El diputado del PP por Melilla, Fernando Gutiérrez Díaz de Otazu lamentó ayer que el Gobierno socialista y sus socios de investidura decidieran no respaldar la proposición no de ley (PNL) en la que se solicitaba la creación de una comisión interministerial que tomara medidas para garantizar “la sostenibilidad de la vida en Ceuta y Melilla" ante la "sucesión de medidas de carácter unilateral" aplicadas por Marruecos en sus fronteras.
Díaz de Otazu, que fue el encargado de presentar y defender la PNL ayer en el Congreso, indicó que la propuesta buscaba “simplemente constituir una comisión interministerial para alcanzar un diagnóstico unificado, pero sorprendente y lamentablemente no ha sido respaldada ni por el grupo socialista ni por los que ellos llaman sus socios de investidura”.

Sí fue respaldada, además de por el PP, por Vox e incluso por Ciudadanos que aportó una enmienda que se incluyó en la que se proponía se iniciaran los trámites para el ingreso de las dos ciudades en la Unión Aduanera. Se aceptó la enmienda incluyendo la salvedad, a petición de los populares de que el trámite en cuestión se gestione “una vez obtenido el parecer favorable de Ceuta y Melilla, porque es sabido que este tema ha sido objeto de debate en el pasado con puntos encontrados en la ciudad”.

Unión Aduanera
En el momento de la votación, ni la constitución de la comisión interministerial que tomara medidas para garantizar “la sostenibilidad de la vida en Ceuta y Melilla” ante las acciones unilaterales que viene adoptando el reino de Marruecos en sus fronteras, no prosperó. Le sorprende al parlamentario melillense que el PSOE y Podemos votaran en contra, y señala que también se escucharon argumentos “muy peregrinos relacionados con el neocolonialismo” utilizado por los independentistas.
“También el PSOE echó en cara que en el año 2013 se propuso el ingreso de las dos ciudades en la unión aduanera y Ceuta y Melilla dijeron que no”, dijo Otazu.

A favor de Venezuela
El congresista considera “muy lamentable y muy triste” la postura del Ejecutivo central, lo que demuestra cuál “es el interés que tiene el Gobierno socialista en la resolución de los problemas de ceutíes y melillenses”.

Recrimina Díaz de Otazu a los socialistas y sus socios de gobierno que sí votaran “favorablemente a la resolución de los problemas de los ciudadanos venezolanos y de Bielorrusia, porque eso es más importante, pero los ciudadanos ceutíes y melillenses no tienen la misma prioridad para este gobierno”.

Argumentos
En su intervención en el Congreso, el diputado explicó, a modo de preámbulo, que “la complejidad de la sostenibilidad de Ceuta y Melilla desde el punto de vista comercial, social y económico ha revestido características especiales a lo largo de la historia derivadas de su condición de ciudades fronterizas con Marruecos. No obstante, esta constante histórica en estos dos años el gobierno marroquí ha adoptado una serie de decisiones que tienen un impacto directo en las condiciones de vida de ceutíes y melillenses que merecen una consideración específica”.

Así, recordó que en 2018 Marruecos cerró de forma unilateral la aduana comercial con Melilla generando no pocos perjuicios a la estabilidad económica de la ciudad que se mantienen. Añadió que el director General de Aduanas de Marruecos, Nabyl Lakhdar, declaró que Ceuta y Melilla "no son fronteras" por tratarse de ciudades que Marruecos no reconoce como españolas, añadiendo que "no son ni han sido nunca pasos comerciales, sino de pasajeros". Justificó la prohibición de la entrada de pescado marroquí en Ceuta, y posteriormente de fruta y verdura, que también se aplicarían en Melilla.

Buena vecindad
Este cierre unilateral por parte de Marruecos “no impedimento para que, sobre la base de los principios de buena vecindad, los servicios sanitarios, escolares y de administración pública en Melilla se vean fuertemente sobrecargados y en ocasiones, incluso colapsados, por las atenciones proporcionadas a ciudadanos transfronterizos.

Existe, por tanto, un evidente desequilibrio entre las perspectivas con las cuales ambos países se aproximan a esta relación fronteriza”, detalló. A esto añadió la decisión el 13 de marzo, del Gobierno marroquí de cerrar las fronteras con Ceuta y Melilla dejando varados a marroquíes en ambas ciudades y a españoles al otro lado de la frontera.

Sumó a esto la presión migratoria con la entrada y saltos de inmigrantes que han colapsado el CETI, donde aumentan exponencialmente los contagios por covid y que generó en agosto en actos violentos por parte de los tunecinos acogidos que exigían ser trasladados a la península.

Propuestas de la PNL
Por todo ello, el PP instaba al Gobierno socialista a manifestar su visión sobre esta serie de medidas adoptadas de manera unilateral sobre Ceuta y Melilla por parte de Marruecos, y proponía la creación de una comisión interministerial de amplio espectro, en la que participaran Ceuta y Melilla, “al objeto de analizar la situación en la que se encuentran Ceuta y Melilla y obtener un diagnósticos global e integral de la situación de la misma”. También proponer, desde el trabajo conjunto realizado en esa comisión, “las medidas que garanticen la sostenibilidad de la vida en ambas ciudades, frente a la sucesión de medidas de carácter unilateral implementadas por Marruecos en las fronteras internacionales en las mismas”.

Díaz de Otazu dejó patente en su intervención, que “es imprescindible, desde nuestro punto de vista, acometer un diagnóstico globalizado sobre la situación problemática en la que históricamente vienen viviendo ambas ciudades que en los últimos dos años se ha visto acusada, como consecuencia de las medidas unilaterales implantadas por Marruecos”.