www.melillahoy.es
El consejero de Salud Pública, Mohamed Mohamed Mohand
Ampliar
El consejero de Salud Pública, Mohamed Mohamed Mohand (Foto: CAM)

Melilla se sitúa en el escenario de mayor riesgo: Mohand advierte de que la situación “irá a peor”

El consejero se mostró convencido de que, en las dos semanas de aplicación de las medidas adoptadas, “con el compromiso y la responsabilidad de todos”, en Melilla “se podrá doblegar la curva” de contagios de coronavirus

viernes 16 de octubre de 2020, 23:55h
Melilla se encuentra en el escenario 4 marcado por el Ministerio de Sanidad, que es el de mayor riesgo en la situación epidemiológica en la pandemia del coronavirus en el conjunto de España, si bien el consejero de Salud Pública, Mohamed Mohamed Mohand, advirtió de que esta situación “irá a peor en las siguientes semanas”. “La situación hoy es grave, pero va a agravarse con el tiempo y hay que decirlo sin ocultar la situación”, dijo en rueda de prensa el consejero, quien justificó de esta forma las “duras medidas” adoptadas por su departamento, que incluyen el cierre de la hostelería y de la actividad cultural durante 15 días.
Ante las críticas de parte de la ciudadanía con las que han sido recibidas dichas medidas, Mohamed Mohand admitió que fue “una decisión terriblemente complicada”, pero la considera necesaria ante la “situación considerablemente compleja que vive Melilla”, que es una de las tres regiones de España con peores datos junto con Navarra y Madrid, junto con Liverpool y Ámsterdam en el conjunto de Europa.
La “tendencia alcista” que está experimentando Melilla en esta pandemia ha provocado un aumento del número de casos, incidencia acumulada en 14 días, tasa de positividad y presión hospitalaria y en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).
Incluso en “un momento puntual”, reveló el consejero, también se llegó a superar en Melilla la ratio del 35% de ocupación de camas UCI establecido por el Ministerio de Sanidad junto a otros criterios para restringir la movilidad de la población, a pesar de que actualmente, con dos pacientes en la UCI, ese índice es de poco más del 16%.

Más casos de los notificados
De hecho, avanzó que, además de los casos notificados este viernes, que alcanzan los 697 casos activos en Melilla, hay más que todavía no han sido contabilizados en la estadística que se hace llegar a la opinión pública porque los pacientes aún no han sido informados, reconociendo así que los datos reales de la pandemia son mayores que los dados a conocer.
Por todo ello, justificó la necesidad de establecer “un cortafuegos” con el cese de la actividad cultural y hostelera “para poder medir realmente cuánto de grave es la situación epidemiológica en la propagación del coronavirus en Melilla”, donde existe una transmisión comunitaria, con incidencia generalizada en todos los distritos.

“Doblegar la curva”
Se mostró convencido de que, en las dos semanas de aplicación de las medidas, “con el compromiso y la responsabilidad de todos”, en Melilla “se podrá doblegar la curva” de contagios e iniciar una tendencia negativa en la incidencia acumulada, si bien insistió en que, para conseguir ese objetivo, es necesaria la implicación de la población en el cumplimiento.
No obstante, aseguró que asume todas las responsabilidades de las circunstancias y las consecuencias de las medidas y será “el primero” en asumir que “hay cosas que no se han hecho bien y que hay errores”, aunque instó a que ese momento llegue después de la pandemia, porque ahora lo que corresponde es “remar todos en la misma dirección contra una enfermedad que no entiende de ideología”.