www.melillahoy.es

Igualdad sufragará con 120.000 euros el mantenimiento del piso de víctimas de violencia de Cruz Roja Melilla

Julio Caro, presidente de Cruz Roja firma el convenio con la consejera de Igualdad
Julio Caro, presidente de Cruz Roja firma el convenio con la consejera de Igualdad (Foto: CAM)

En lo que va de año la institución humanitaria ha acogido a un total de 54 personas, entre víctimas de maltrato y sus hijos

viernes 20 de noviembre de 2020, 21:33h
La Consejería de Igualdad renovó ayer el convenio de colaboración con Cruz Roja Melilla para el sostenimiento del piso de acogida de mujeres víctimas de violencia de género y sus hijos, por un montante de 120.000 euros y un año de duración. Al mismo tiempo se anunció que la entidad humanitaria ha localizado el inmueble en el que se habilitará un tercer recurso habitacional, en esta ocasión para mujeres en situación de prostitución, trata o agresión sexual.
La consejera de Educación, Cultura, Festejos e Igualdad, Elena Fernández Treviño, explicó que con este convenio la Ciudad Autónoma contribuye con Cruz Roja Melilla que desde 1992 viene gestionando un recurso de acogida en la ciudad, un piso de emergencia con capacidad para 16 mujeres.

En este piso las residentes reciben una asistencial integral que va desde acompañamiento, a apoyo psicológico, atención social, legal y laboral, de manos de un equipo de profesionales que “desarrolla un trabajo magnífico y que llevan muchos años dedicados al seguimiento de los casos de violencia”, dijo.

Por su parte el presidente de Cruz Roja Melilla, Julio Caro, afirmó que con este convenio dotado con 120.000 euros la Ciudad Autónoma contribuye al mantenimiento del piso de acogida de víctimas de violencia de género, asegurando “la permanencia en condiciones de seguridad, a mujeres que se han visto obligadas a abandonar sus domicilios por la amenaza que suponía para ellas y sus hijos”.

Según explicó, el trabajo integral que se realiza con estas mujeres “tiene como finalidad prepararlas para que puedan coger de nuevo las riendas de sus vidas en el plano personal y laboral”, apostilló Julio Caro.

Como dato aportó que en este 2020 el número de personas acogidas en el piso han sido 54, de las que 21 eran mujeres y 23 menores. El perfil de las acogidas responde al de mujer inmigrante, de entre 18 y 45 años, sin formación ni cualificación profesional, con baja autoestima, escasos recursos económicos, dificultades idiomáticas y una media de dos hijos a su cargo.


Piso de acogida de mujeres en situación de prostitución
Recordó Fernández Treviño que la Consejería ha concedido este año una subvención nominativa a Cruz Roja para la puesta en marcha de un nuevo piso de acogida que atenderá a otras situaciones de violencia en las que se encuentran las mujeres en Melilla. Así, además del piso de emergencia y primera acogida de Cruz Roja y el piso de Mujeres en Igualdad enfocado en la reinserción de las víctimas, se creará este tercer recurso habitacional en el que se dará acogida a mujeres en situación de prostitución o trata, mujeres que hayan sufrido agresiones sexuales o cualquier otra tipología de violencia.

Cruz Roja ya ha localizado la ubicación de este tercer piso con capacidad para 12 mujeres que en próximos días comenzará a ser acondicionado para esta labor de acogimiento. Reconoce Fernández Treviño que en Melilla resulta además de complejo, muy costoso, poder encontrar un piso con un mayor número de habitaciones. “Agradecemos la labor de seguimiento, la atención integral que prestan a estas mujeres que llegan en una situación muy difícil y quiero felicitar a Cruz Roja por su labor”, indicó la consejera.

Elena Fernández explicó que durante el confinamiento se puso en marcha el plan de contingencia contra la violencia de género a nivel nacional, que permitió además de reforzar las líneas de actuación contra esta lacra, generar recursos para otras situaciones de violencia. De esta forma se pudo habilitar un recurso habitacional provisional que aún se mantiene, a la espera de que el nuevo piso de Cruz Roja esté operativo, en el que se atendieron otro tipo de situaciones de violencia en la ciudad, como mujeres en contexto de prostitución y mujeres que han sufrido agresiones sexuales.