www.melillahoy.es
La consejera de Hacienda reprochó al PP que no votara a favor de este asunto (Foto CAM)
Ampliar
La consejera de Hacienda reprochó al PP que no votara a favor de este asunto (Foto CAM)

La Ciudad debe amortizar la mitad de las obras sostenibles de 2019 al no acabar dentro de plazo

Almansouri acusa de “mala gestión” a Quevedo, ya que los 3,7 millones en obras que tendrán que ser abonados con cargo a los Presupuestos de 2020, en vez de con cargo al superávit de 2018, son de su época como consejero de Medio Ambiente

jueves 26 de noviembre de 2020, 00:30h
El Gobierno de Melilla se ha visto obligado a llevar al Pleno de la Asamblea un suplemento de crédito financiado con un remanente de Tesorería y amortizar 3,7 de los 7 millones de euros destinados a inversiones financieras sostenibles del año pasado por no haber terminado su ejecución antes del 31 de diciembre de ese año.

Este asunto fue aprobado únicamente con los votos favorables de los tres partidos del Gobierno, CPM, PSOE y Cs, y el del diputado no adscrito, ya que PP y Vox se abstuvieron.
La consejera de Hacienda, Empleo y Comercio, Dunia Almansouri, reprochó al PP que no votara a favor de este asunto, que en su opinión era “lo mínimo” que podía haber hecho, ya que el Gobierno “está deshaciendo un entuerto que ha dejado” el PP cuando era responsable del Ejecutivo anterior.
Almansouri señaló, directamente, al exconsejero de Medio Ambiente, Manuel Ángel Quevedo, al que acusó de hacer una “mala gestión” con las inversiones financieras sostenibles, ya que las seis obras que no terminaron a tiempo eran, precisamente, de dicho departamento.
Tanto Almansouri como el actual consejero de Medio Ambiente, Hassan Mohatar, acusó al anterior Gobierno de licitar esas obras a sabiendas de que no podrían ser acabadas antes del 31 de diciembre de 2019, que era el requisito para poder llevarlas a cabo con cargo al superávit de 2018, lo que ahora ha obligado a amortizarlas con cargo al presupuesto de 2020.
Según Mohatar, el PP siguió adelante con esas licitaciones “para llegar a las elecciones” con dichas obras, pero “les salió el tiro por la culata” porque “muchos de estos proyectos no se pudieron licitar a tiempo” y ello ha impedido que terminen antes de que acabara de 2019, ya con el nuevo Gobierno.

Quevedo: “El tripartito lleva 1,5 años, no puede seguir culpando al PP”

Quevedo defendió la postura del PP reprochando al Ejecutivo actual que “cuando acaba una obra del anterior Gobierno, se ponen las medallas. Pero cuando no son capaces de acabarlas, la culpa es del PP”, de ahí que le recordara que los tres partidos que son responsables de gestionar llevan 1,5 años en sus puestos.
“No pueden seguir ustedes con esa historia”, dijo Quevedo antes de apuntar que los tres partidos del Gobierno “tienen muchas cosas que callar”.
En cualquier caso, dejó claro que el PP no culpa a nadie de lo sucedido con las inversiones financieras sostenibles, pero sí lamenta que haya que amortizar 3,7 millones de euros de deuda, que “no interesa para nada a la Ciudad Autónoma”, debido a que está poco endeudada y hubiera interesado más destinar ese dinero a inversiones, que “son puestos de trabajo y movimiento económico”.