www.melillahoy.es
El general Fernández Sánchez pasa revista a la Legión en un acto ante la Comandancia General de Melilla
Ampliar
El general Fernández Sánchez pasa revista a la Legión en un acto ante la Comandancia General de Melilla

El ex coronel de Regulares de Melilla corrobora la versión del Fernández sobre el cuadro de Franco

El que fuera máximo responsable de Regulares en Melilla ha asegurado que el cuadro de Franco estaba en el museo de Regulares y no en el despacho del general

martes 08 de diciembre de 2020, 02:32h
El que fuera coronel de Regulares de Melilla en 2006, Javier Muñoz, ha corroborado la versión ofrecida por el ex comandante general Francisco Fernández Sánchez y ha asegurado que el cuadro de Francisco Franco estaba en el Museo de Regulares, que se estaba construyendo en esa época en la Base Alfonso XIII. De este modo, el alto mando sostiene la afirmación realizada por el General de División, que desmintió al ex ministro de Defensa José Bono, tras afirmar éste recientemente que cesó a Francisco Fernández porque tenía el cuadro de Franco en su despacho.
El ex coronel de Regulares se ha pronunciado tras un escrito publicado en una red social por la esposa del ex comandante general. “Yo, como Coronel del Grupo de Regulares en aquella época, puedo dar fe de que todo lo referente al cuadro de Franco al que aludes Mamen, es cierto. Estaba en el museo de Regulares, que se encontraba en construcción y se retiró tras ordenarlo Pitarch” ha escrito Javier Muñoz. “Mamen, un fuerte abrazo y saluda por favor a MI GENERAL, ejemplo de profesionalidad y honestidad y para mí, además, un amigo” ha concluido el comentario del ex coronel de Regulares en 2006.

El testimonio de Muñoz cobra una especial relevancia porque corrobora la versión ofrecida por Francisco Fernández Sánchez frente a la expresada el pasado viernes 4 de diciembre por el exministro de Defensa, José Bono, quien, 14 años después de los hechos, aseguraba que cesó al comandante general de Melilla Francisco Fernández Sánchez en marzo de 2006 porque "en la oficina" tenía "un retrato" del dictador Francisco Franco "justo al lado y de proporciones superiores a las del rey". Bono hizo estas manifestaciones después de conocerse la carta de 73 altos mandos al Rey Don Felipe VI, en la que se mostraban en contra de la gestión del gobierno “socialcomunista” apoyado por “separatistas y filoetarras” y a favor de la unidad nacional. Uno de los firmantes es el propio exCOMGE de Melilla.

Declaraciones de Fernández
En declaraciones a MELILLA HOY publicadas este lunes 7 diciembre, el ex comandante general Fernández Sánchez hizo públicos “los verdaderos motivos” que llevaron a su cese, entre ellos su negativa a aceptar imponer un castigo ejemplar al capitán de la Legión Roberto González Calderón, que le hubiera supuesto su expulsión del Ejército, por escribir una carta en el periódico MELILLA HOY en contra de la gestión del Estatuto de Cataluña por parte del Gobierno de Zapatero y señalar que pensó plantarse con su compañía “en el Ministerio de Defensa y entregarle en mano al Señor Bono” la misiva.

Esta situación dio origen a una mala relación con el entonces Jefe de la Fuerza Terrestre, el teniente general Pedro Pitarch, que prosiguieron con fuertes discusiones por la decisión de este último de echar abajo la propuesta nombramientos de Fernández Sánchez para cuatro puestos de coronel en Melilla “sustituyendo a los que yo había propuesto por otros a los que no consideraba idóneos para los Mandos a cubrir”.

Por último, el caso del cuadro de Franco, que se encontraba en el Sala Museo de Regulares que estaba en construcción en la Base Alfonso XIII, en su calidad de teniente y capitán de esta unidad, y que sin embargo llevaron al ex Jefe de la Fuerza Terrestre a ordenar su retirada. Fernández sospecha que Pitarch usó este incidente para tergiversar lo ocurrido ante el ministro de Defensa José Bono, al que además le unía una amistad. “Este fue el motivo, me figuro ahora, para tachándome de franquista, entre otras cosas, hacer un informe al ministro, que era amigo suyo, y saltándose el "conducto reglamentario”, solicitar mi cese, impidiéndome pasar a la reserva y manteniéndome en activo, sin destino, con un considerable recorte de emolumentos, hasta que por edad por fin pasé a la reserva” ha rememorado Francisco Fernández Sánchez.