www.melillahoy.es

La Consejería de Medio Ambiente contará este año con 52,4 millones de euros de presupuesto, un 18,8 por ciento más que en 2020

Hassan Mohatar, consejero de Medio Ambiente
Hassan Mohatar, consejero de Medio Ambiente (Foto: CAM)

El apartado que más crece es el de inversiones, un 133% con respecto al ejercicio de 2019, para llevar a cabo actuaciones como el dragado y regeneración de playas que supera los 3,4 millones de euros

viernes 08 de enero de 2021, 20:26h
La Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad gestionará este 2021 unos presupuestos de 52,4 millones de euros, cuatro más que el pasado año, que se reparten entre los 37 millones para bienes y gastos corrientes, 686.000 euros en transferencias de capital, y 12,5 millones en el capítulo de inversiones que crece un 18,8% y con el que se busca llevar a cabo proyectos que “cambien la fisonomía de Melilla” y generen empleo, entre los que destaca el plan de regeneración de playas con 3,4 millones de euros.
En rueda de prensa, el consejero de Medio Ambiente y Sostenibilidad, Hassan Mohatar, ha asegurado que los Presupuestos Generales de la Ciudad para este 2021 son “históricos” porque al no existir techo de gasto Melilla puede endeudarse y aumentar el capítulo de inversiones.

Presupuestos
En términos globales, el Presupuesto de la Consejería de este año se eleva a los 52,4 millones de euros, cuatro más que el pasado ejercicio. En concreto, crece un 7,5% en comparación a 2020 y un 23,2% frente al de 2019.

La partida se desglosa en los 37 millones del capítulo de bienes y gastos corrientes, 686.000 euros para transferencias de capital, y las inversiones se elevan a los casi 12,5 millones de euros, que crece un 18,8% con respecto a 2020 pero un 133% frente a 2019. Según explicó, el capítulo de bienes y gastos corrientes es el más voluminoso desde el punto de vista económico porque incluye contratos como el de limpieza que tiene un coste anual de 14 millones, los 4 millones del contrato de prestaciones de parques y jardines o los 6,3 millones de recursos hídricos.

Pero apostilló Mohatar que, sin duda alguna, lo más destacable este año es el capítulo de inversiones que “va a permitir dibujar un nuevo escenario bastante interesante en cuanto a llevar a cabo actuaciones con las que vamos a intentar cambiar en los próximos años la fisonomía de la ciudad y generar empleo”.

Playas
En las obras previstas para que se acometan o se inicien este año se incluye la actuación de un millón de euros en la zona centro que busca generar zona azul en la calle General Marina, al tiempo que se pretende actuar sobre la Avenida y continuar con la creación de plataforma única en las calles colindantes Sidi Abdelkader, Serrallo, etc.

También se prevé llevar a cabo una importante actuación en el cementerio musulmán, en la que se van a destinar casi dos millones de euros tanto en trabajos de remodelación como en la adquisición de parcelas aledañas para su ampliación. También se destinarán 190.000 euros en el cementerio israelita; medio millón en la compra de una estación sobre la calidad del aire en Melilla, otras acciones como la remodelación de la plazoleta del Tesorillo, o la mejora de la sala de autopsias del cementerio cristiano.

Asimismo “vamos a hacer una actuación de 600.000 mil euros en la renovación paisajística del Parque Lobera y en la creación, a sus espaldas, en la Alcazaba, de un nuevo parque, con casi un millón de euros”. Igualmente saldrá a licitación la conexión de Ensenada de los Galápagos con la cala de Trápana cifrado en algo más de 900.000 euros.

Sin duda la actuación con una mayor partida económica será el proyecto de recuperación y dragados de las playas, que se acerca a los 3,4 millones de euros, que se ha conveniado con la Autoridad Portuaria. La idea es, mediante el dragado, que la playa de los Cárabos y en especial la del Hipódromo, pueda recuperar la tierra que han ido perdiendo con los temporales. Se incluye también la recuperación del espigón d la Alcazaba.

Indicó que era operación de dragado de la dársena “es el primer paso” para el proyecto que baraja la Autoridad Portuaria con varias navieras, para la creación de un pantalán que permita el traque de embarcaciones, como cruceros, como un mayor calado.

Otras acciones
Añadió el consejero que se va a adquirir una estación para la calidad del aire, con un coste de medio millón de euros. Siguiendo con las obras, se pretende llevar a cabo una nueva ordenación de la calle García Cabrelles y se llevará a cabo un proyecto novedoso como es la configuración de una ría fluvial en el río de Oro. En los primeros trabajos se invertirá medio millón de euros y la idea es hacer que un tramo del río pueda ser navegable para aquellos jóvenes que quieran iniciarse en el piragüismo o para embarcaciones de vela.

Con todo ello queda de manifiesto que son “proyectos bastante interesantes y buenos, que creemos que eran necesarios porque es importante cambiar la ciudad a través de setas inversiones atractivas”. Reconoció Hassan Mohatar que “se quedan en el tintero otras obras, pero el dinero es el que es, y se nos dieron una serie de posibilidades de inversión con este endeudamiento de la Ciudad en el capítulo de inversiones, y creo que creo las previstas para el 2021 son bastante interesantes”. Confía en que estas obras puedan licitarse en breve y que en verano estén ya en marcha. Algunas, según dijo, estarán listas para finales de año.

Fomento del empleo
Preguntado sobre cuántos puestos de trabajo prevé que puedan generar estas actuaciones, indicó el consejero que estas obras tienen un doble objetivo, por un lado “mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y por otro, la creación de empleo”.

En este sentido explicó el responsable de Medio Ambiente que, en los pliegos de licitación, se incluirán dos cuestiones “que serán innegociables, y es que se incluya la contratación de un mínimo del 10% de nuevos trabajadores recuperados de las listas del SEPE”, en especial parados de larga duración. Mohatar manifestó que se está estudiando la posibilidad de poder incrementar ese tanto por ciento, aunque según los técnicos, ese es el tope que establece la legislación. La segunda condición es que “parte del material que se utilice sea reciclado”.

Los presupuestos de la Consejería podrían aumentar
Por otra parte, el consejero fue preguntado sobre si se prevé este año la realización de actuaciones en base al capítulo de inversiones financieras sostenibles con cargo a remanentes de otros años o si no descarta que pueda aumentar el presupuesto de Medio Ambiente con la llegada de fondos procedentes del Estado o de la Unión Europea
Al respecto reconoció que “un presupuesto no es nada rígido, sino que es elástico” y en estos momentos se tiene que amoldar al dinero que le ha conferido la Consejería de Hacienda en estos presupuestos de la Ciudad recién aprobados. “Esperemos que del Estado lleguen más partidas presupuestarias y todo lo que sea remanente del presupuesto de años anteriores, si lo hay, se plantearán otros proyectos que están en el tintero, pero había que cerrar el presupuesto con el dinero que había, pero confío que haya más” de aquí a final de año.

Por último y en otro orden de cosas, Hassan Mohatar anunció que la próxima semana dará a conocer las conclusiones del primer informe que les ha remitido el Ministerio, sobre las muestras extraídas en las aguas residuales de Melilla, al objeto de conocer la incidencia del coronavirus en la ciudad. Los datos, que se están analizando, incluyen hasta una comparativa con el resto de comunidades autónomas.