www.melillahoy.es

Enrique Alcoba asegura que un nuevo confinamiento supondría el fin de muchas empresas melillenses

Enrique Alcoba, presidente de la CEME
Enrique Alcoba, presidente de la CEME

Manifiesta que en estos momentos es preciso actuar con responsabilidad, en especial con el inicio de la campaña de vacunación, para que en unos meses se pueda volver a la normalidad

sábado 09 de enero de 2021, 21:35h
El presidente de la Confederación de Empresarios de Melilla (CEME); Enrique Alcoba, espera que con el incremento de contagios que se viene produciendo a nivel nacional, las autoridades no vayan a aprobar un nuevo confinamiento similar al de marzo. Espera que no sea preciso llegar a ello porque, sin lugar a dudas, muchas empresas no volverían a levantar nunca la persiana. Alcoba manifiesta que en la lucha contra el covid es preciso actuar con responsabilidad, y atender las normas en especial ahora que se ha iniciado la campaña de vacunación con la que se busca inmunizar a la población.
Reconoce el presidente de la Confederación de Empresarios de Melilla, (CEME), Enrique Alcoba que al inicio de la campaña navideña que finalizó el 7 de enero, los empresarios de la ciudad “teníamos bastante incertidumbre y bastante preocupación, porque apenas si un mes antes se había cerrado la hostelería y no se sabía cómo íbamos a estar en las fiestas”.

Afortunadamente a mediados de diciembre “empezamos a notar un reputen en el sector de la alimentación, como es tradicional en estas fechas”. Reconoce que la afluencia de clientes, en general y en todos los sectores, ha sido muy inferior a la de otros años en estas mismas fechas, “porque se ha potenciado mucho más el consumo interno”.
“En las últimas semanas hemos visto que todo estaba más animado, en todos los comercios en general, como moda, zapatería y en especial juguetería, así que, en principio, satisfechos de la campaña dentro de la preocupación que teníamos, pero somos conscientes de que lo que se avecina, en especial en este mes de enero y febrero, no es bueno”, apostilló.

La hostelería, deja de manifiesto, ha sido la más afectada al perder las cenas de Nochebuena y en especial las de Nochevieja con las restricciones de horarios, porque no se han podido celebrar tampoco las tradicionales comidas de empresa, de amigos o compañeros. “Ha habido un descenso importante de clientes y de ventas en los restaurantes, aunque las cafeterías sí que se han mantenido. Pero donde se ha notado más ha sido en la restauración y en los locales de copas, el ocio nocturno, que son los más afectados. En el sector hay una gran preocupación por lo que pueda venir”, aseguró.

Confinamiento
Enrique Alcoba manifestó que comienzan los problemas en todas las comunidades, con un aumento de contagios y, en consecuencia, con la aplicación de medidas restrictivas que incluyen el cierre incluso de la actividad comercial y la hostelería. “Esperamos que en Melilla no ocurra lo mismo, porque está un poco controlado en principio el asunto, como ocurrió en la primera oleada. Además, seguimos con el cierre fronterizo y la única vía de contagio puede ser a través de los que vienen de la península”, indicó.

Pero no descarta que pueda darse un repunte después de las navidades como “apuntan todos los indicadores y estamos preocupados de cómo queda esto, de sus consecuencias”, en especial cuando en la ciudad “hay aún más de mil personas en ERTE y que cuando termine enero no se sabe si se podrán incorporar a su puesto de trabajo porque hay empresas que van a acerrar”.

Teme el presidente de la CEME que se produzca ese repunte tras las fiestas navideñas y que la consecuencia sea ir a un nuevo confinamiento domiciliario y el cierre de la actividad comercial. “Eso es algo que no lo queremos pensar, porque será difícil que las empresas puedan soportarlo. No sabemos lo que puede pasar, ni las decisiones que se pueden adoptar como limitar aún más los horarios o cerrar los fines de semana, pero hay que tener claro que cerrar el comercio sería el cierre definitivo para muchas empresas y trabajadores, que se quedarían en el paro”, asegura.

Enrique Alcoba, en relación a este asunto, considera que el Gobierno “ha entendido que cerrar todo de nuevo va a ser muy difícil, pero restringir horarios es algo que pueden hacer, y está claro que alguna decisión al respecto adoptará si se produce un repunte”. Deja de manifiesto el presidente de la CEME que en este asunto “todos debemos ser responsables y no que lo seamos solo una parte y que la otra mitad esté de fiesta continua sin tener en cuenta que estamos en una pandemia”. “Ahora, más que nunca, debemos ser responsables o será difícil remontar. Nos tenemos que acostumbrar a vivir con el covid aún más en estos meses mientras continúa la campaña de vacunación y la inmunización se hace efectiva, para poder volver a la normalidad”, dijo.

El retraso en el pago de las ayudas
Indica también que aún no se han hecho efectivas las ayudas anunciadas por la Ciudad Autónoma, que se vienen abonando de forma escalonada y esto, sumado a que muchos trabajadores siguen en ERTE, sin duda las navidades han sido muy duras, “al no poder hacer regalos a sus hijos”. Las ayudas de la línea 5 para autónomos y empresarios en general aún no se han recibido en su totalidad, y en el caso de la Hostelería, “se anunciaron que serían urgentes, en apenas 72 horas, pero han pasado 40 días y siguen sin concederse”.

Entiende que “los tiempos en la administración son distintos que para el resto, porque para ellos un mes puede ser rápido pero para nosotros, que vivimos al día, un mes puede significar el cierre”.

La única explicación que reciben sobre este retraso es que “los trámites burocráticos llevan tiempo”. Entiende, ante la situación que se vive, que la administración “tenía que haber hecho el esfuerzo para que los trabajadores de las empresas cobraran los ERTE y las empresas las ayudas anunciadas”.

La reducción del paro en diciembre, por la Navidad
Por otra parte, el presidente de la CEME señaló que el descenso que se ha dado en diciembre de 113 desempleados en las listas del SEPE se debe al repunte de contrataciones de “la Navidad y al inicio de los planes de empleo”. Reconoce que siempre es positivo que se reduzcan las cifras del paro pero “debemos poner los pies en el suelo, y hay que ser realista, porque sabemos que en navidades siempre hay un repunte”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios