www.melillahoy.es

Podemos exige la dimisión de los miembros del gobierno que asistieron a la boda viral del 31 de diciembre

Su representante cree que debería “caérseles la cara de vergüenza” y acusa al ejecutivo de “no velar” por la salud de la ciudadanía melillense.

lunes 11 de enero de 2021, 21:46h
César Gaztelumendi, Podemos Melilla
César Gaztelumendi, Podemos Melilla
Tras la reacción del PP pidiendo responsabilidades políticas por las imágenes virales de la boda de un alto cargo de Coalición por Melilla, en las que se no se respetaban las medidas de seguridad y la posterior condena de Vox en el mismo sentido, ayer conti-nuó la cadena de reacciones , en este caso por parte de la formación política Podemos en Melilla.
En concreto, su portavoz ha solicitado la “inmediata dimisión” de cuantos cargos del go-bierno hubiesen asistido al citado enlace, al que han calificado de “tristemente famoso” por las imágenes que han corrido como la pólvora por las redes sociales este fin de semana y en las que se aprecia a los invitados disfrutando de bailes y cánticos, sin respetar las exigi-das medidas y restricciones sanitarias por la pandemia. La boda fue oficiada por la conseje-ra Dunia Almansouri y al parecer asistieron al enlace varios consejeros del ejecutivo local.
“Desde el gobierno se han dedicado a salvar la Navidad en vez de preocuparse por la sa-lud de los melillenses” -ha apostillado el portavoz de Podemos- quien se pregunta “cómo van a concienciar a los ciudadanos dando este tipo de ejemplos”.

Para Podemos, lo sucedido debe ser motivo de que “se les caiga la cara de vergüenza”: “Con lo que estamos pasando, debería caérseles la cara de vergüenza. Desde Podemos pedimos la dimisión inmediata de los cargos del gobierno que asistieron a la ya tristemente famosa boda del 31 de diciembre.”
A este respecto, tanto la consejera de Hacienda, Dunia Almansouri, como el consejero de Salud Pública, Mohamed .... han rechazado que deberán asumir se responsabilidades políti-cas como exigen ya tres partidos de la ciudad, aduciendo que “ya existe una investigación por parte de la Guardia Civil” y limitándose a calificar las imágenes de “inaceptables.”