www.melillahoy.es
Una de las imágenes de la boda, en la que no se guardó la distancia social
Una de las imágenes de la boda, en la que no se guardó la distancia social

La Guardia Civil y el área de Salud Pública abren una investigación por la boda viral del 31 de diciembre y aplicar sanciones

Según el consejero Mohamed Mohand, hay hechos que son “objeto de infracción y sujetas a sanciones que pueden alcanzar los tres mil euros por persona”

lunes 11 de enero de 2021, 21:48h
El consejero de Economía y Políticas Sociales, Mohamed Mohamed Mohand, anunció ayer la apertura de una investigación por parte de la Guardia Civil con la colaboración de Salud Pública, para depurar responsabilidades por el desarrollo de una boda el día 31 en la que hay imágenes que muestran que no se cumplieron las medidas anticovid. Según el consejero, las sanciones pueden llegar hasta los tres mil euros por persona.
En rueda de prensa, el consejero señala que el video viral sobre la celebración de un enlace matrimonial en el que se ve que invitados y contrayentes bailan sin guardar la distancia social y sin llevar mascarilla, “en ningún caso debe de enorgullecernos como sociedad”.

Normas en vigor
Recuerda que esta boda se celebró el 31 de diciembre, Nochevieja, una jornada en la que, en atención a una serie de normas dictadas que se “ajustaban a la situación en la que nos encontrábamos”, se obligaba a la hostelería, “tal como lo hicieron, acerrar de 6 a 8 de la tarde, para evitar los excesos y en las familias se limitó el número de personas asistentes a las cenas a seis”. Además, con el confinamiento nocturno a partir de la una de la madrugada, se buscaba impedir que pudieran llevarse a cabo celebraciones de Nochevieja.

Reconoce que, aunque la mayoría cumplió las normas, hay otros que no, “porque se han visto imágenes de hasta 20 personas en una casa y hemos localizado en garajes y locales fiestas clandestinas y a todo esto se suman las imágenes de esa boda en la que veíamos a personas sin distancia social y sin usar mascarilla que es obligatorio y esto es inaceptable en el momento en el que nos encontramos”, aseguró.

Mohamed Mohand señaló que los melillenses, como el resto de ciudadanos del mundo no han podido celebrar el día 31 “con normalidad, como tampoco la Navidad y otras muchas fiestas, porque no es una situación normal, por eso las imágenes de ese video son inaceptables”.

Nadie del Gobierno
Apuntó el consejero que la Guardia Civil se personó en la carpa y además de levantar acta, ha abierto una investigación en la que colabora la Consejería de Salud Pública “para dirimir las responsabilidades que sean necesarias”. Afirma que hay hechos que son “objeto de infracción y sujetas a sanciones que pueden alcanzar los tres mil euros por persona”.

Aunque recalca que en ningún caso se pueden aceptar esas imágenes, quiso aclarar que en el acta de la Guardia Civil no hay constancia de la presencia de miembros del Gobierno de la Ciudad Autónoma en la celebración. “Según el acta y las comunicaciones que hemos mantenido, en el momento de personarse los agentes en las instalaciones no se encontraba en la carpa ningún miembro del Consejo de Gobierno”, dijo. Sí que está confirmado que acudió la consejera Dunia Almansouri para llevar a cabo la ceremonia civil, “retirándose de las instalaciones al término de la misma”.

Mohand reconoció que había hablado con Almansouri y con varios miembros del Consejo de Gobierno de este video, y “la consejera coincide en lo inaceptable del video”.

Preguntado sobre si Salud Pública autorizó esta celebración, dejó claro que su área “no autoriza bodas, solo marcamos la normativa a aplicar donde se desarrollan los eventos”. En el caso de la carpa, el máximo de mesas era quince, con seis comensales por mesa, no más de diez mesas por espacio, con lo que se cumplieron las normas en este sentido.