www.melillahoy.es

BALONCESTO - LEB ORO

Nedim Dedovic durante la sesión de entrenamiento de la mañana de ayer
Nedim Dedovic durante la sesión de entrenamiento de la mañana de ayer (Foto: CMB)

Nedim Đedović vuelve a los entrenamientos

El bosnio se ejercitaba ayer por primera vez con sus compañeros desde el pasado 3 de octubre

martes 12 de enero de 2021, 20:41h
El alero se fracturaba, de forma fortuita durante una sesión de trabajo junto a sus compañeros, el radio del brazo derecho, lo que le obligó a pasar por el quirófano.
Nedim Đedović es, a buen seguro, una de las personas más felices en el Melilla Sport Capital Baloncesto en estos momentos. El jugador bosnio volvió a entrenar ayer con sus compañeros, más de tres meses después de que lo hiciera por última vez. El alero completó con normalidad su primera sesión de trabajo a las órdenes de Alejandro Alcoba.
El pasado 3 de octubre fue el último día que Nedim Đedović se ejercitó con el cuadro azulón. Desde aquella fecha, todo han sido momentos de dificultad y de superación para uno de los jugadores llamados a ser una pieza importante esta temporada en el decano. Una fractura en el radio del brazo derecho, provocada de manera fortuita durante un lance del entrenamiento, llevó al bosnio a pasar por el quirófano.
A partir de ese momento, un arduo trabajo de rehabilitación durante los siete días de la semana junto a Quique Orellana y Rafa Vaz, fisioterapeuta y preparador físico del conjunto melillense, respectivamente, para estar lo antes posible ayudando a sus compañeros.
En definitiva, el jugador retornaba a los entrenamientos junto al resto de los integrantes de la plantilla, que lo recibieron con mucho cariño y afecto. El alero completó sin ningún problema la sesión de trabajo programada para la matinal de ayer.
Los miembros del Melilla Sport Capital Baloncesto, incluido Nedim Đedović, regresaron por la tarde a las instalaciones del Pabellón Javier Imbroda para llevar a cabo la segunda sesión de este martes, que se desarrolló entre el gimnasio y la cancha de juego y tuvo un marcado carácter físico, mientras que el entreno de la mañana había sido táctico.