www.melillahoy.es
Chakib Mohamed, presidente de la Asociación de Empresarios de la Hostelería de Melilla
Chakib Mohamed, presidente de la Asociación de Empresarios de la Hostelería de Melilla

Los empresarios de la Hostelería de Melilla ratifican a Chakib Mohamed al frente de la Asociación “por su buena gestión”

Chakib Mohamed: “El cargo de presidente lo puse a disposición por una serie de promesas incumplidas por parte del Gobierno Local”

martes 12 de enero de 2021, 21:13h
La Asociación de Empresarios de la Hostelería de Melilla ha ratificado a Chakib Mohamed como su presidente, después de que éste pusiera su cargo a disposición por las continuas restricciones a las que están siendo sometidos los locales hosteleros y muestra su confianza en su gestión. Esta Asociación entiende que su labor “ha sido y sigue siendo muy importante para los intereses generales del sector”.

De igual modo, informa que el conjunto de la Asociación de Empresarios de la Hostelería de Melilla “se encuentra inmerso en un proceso de trabajo coordinado de cara a afrontar las situaciones tan duras que se están viviendo en el sector”. Ante estas situaciones, “los ánimos están intactos de cara a futuras acciones, que llevarán a cabo desde nuestra asociación con el respaldo de la Confederación Empresarial de la Hostelería de España”.
“Desde aquí agradecemos a la ciudadanía melillense el apoyo que expresa de forma continua y a los medios de comunicación la cobertura que ofrecen para con nuestro sector”, concluye dicha Asociación.
Por su parte, Chakib Mohamed se mostró agradecido por dicho apoyo y asegura que en ningún momento anunció su dimisión, excepto que puso el cargo a disposición. “En el caso de que hubiese presentado la dimisión tendría que proponer a un presidente, pero tomé dicha decisión por una serie de consecuencias que yo creí conveniente por una serie de diferencias, aunque fue más un calentón que otra cosa, por lo que la Junta Directiva no aceptó que me fuera y me convenció para continuar en el cargo”.
A este respecto, afirmó que puso el cargo a disposición por una serie de “promesas incumplidas” por parte del Gobierno Local, tras el cierre total de la hostelería. “Todas las reivindicaciones y las movilizaciones que pedíamos se incumplieron y las ayudas que nos iban a conceder eran ridículas a razón de los gastos que teníamos”.

Comisión de Seguimiento
“Entendíamos que la única solución pasaba por exigir la reapertura, por un corto espacio de mes y medio, y todavía no se han recibido las ayudas, cuando a mediados de noviembre salieron las solicitudes de ayudas”, se lamentó el presidente de la Asociación de Empresarios Hosteleros de Melilla.
Ante dicha situación, subrayó que “nos hemos tenido que hacer cargo de todos esos gastos”, mientras que la Comisión de Seguimiento “sólo ha servido para trabajar conjuntamente, desde el punto de vista sanitario y de seguridad para nuestros locales y sector, aunque no ha funciondo hasta bien entrada la Navidad”.
Chakib Mohamed asegura que la Comisión de Seguimiento sólo ha servido “como un acto simbólico y de buena voluntad, de cara a la galería”, pues las decisiones “se toman previamente, sin consulta y sin tener en cuenta ninguna sugerrencia y recomendación nuestra, desde el punto de vista hostelero, que somos los que conocemos este sector”.

Nuevas restricciones
Por otro lado, mostró su desacuerdo tras el cierre de toda actividad en Melilla a las siete de la tarde, aunque la comida a domicilio se presta hasta las diez de la noche, hora en la que vuelve el toque de queda. “Vuelvo a decir lo mismo, cuando empiezan con una fecha muy próxima y determinada es como meter primero la cabeza y después el cuerpo. Yo creo que si la medida es una restricción podría aumentarse una hora más, pues por ejemplo en el sector de comercio, que en esa franja horaria es cuando prácticamente se producen más ventas. Es preferible cerrar y mantener a todo el mundo en ERTE, pero es que en este aspecto tampoco hay ningún tipo de ayuda. Con esta medida te parte prácticamente toda esa franja horaria del setenta por ciento del comercio y tiramos de datafono”.
“En el sector de la cafetería también se podría haber aprovechado para dar la merienda, pues perfectamente podría haber cerrado a la una del mediodía, después del desayuno, que es cuando se produce otro treinta o cuarenta por ciento de la venta de 18’30 a 20’00 horas”, explicó.
De igual modo, resaltó que dicha medida no ha sido consensuada y analizada. “Si el virus va a entrar aquí a la siete de la tarde… No entiendo esta medida, que creo ha sido un decreto de copia y pega de alguna que otra Comunidad Autónoma, que aquí se suele utilizar mucho. Ya he dicho muchas veces que en Melilla, el confinamiento perimetral lo tenemos por naturaleza. Sabemos cuándo y dónde se producen los contagios, que no es en la hostelería, que a nivel nacional es de un 3’5%, mientras que aquí no tenemos datos y creo que no llega ni al 1’5% total de Melilla. Y ese 3’5% corresponde a las macro fiestas que se han producido a nivel nacional. Por lo demás estamos hablando de un 50 ó 55%, que es del entorno de reuniones, de reuniones familiares y del entorno social. Es normal y por eso lo entendemos perfectamente, ya que coincidimos con el presidente de la Asociación Hostelera de España, en el sentido de que cuanto más se restringe la hostelería, más contagios va a haber”.

ERTEs sin pagar a los trabajadorres del sector
Para finalizar, se refirió a la situación de desamparo de los empleados de la Hostería en Melilla por el impago de los ERTEs hasta primeros del mes de enero. “Los trabajadores han empezamos a cobrar a partir del 5 de enero, tras dos meses y medio del cierre. Desde entonces, han estado sin percibir ningún tipo de cantidad económica. No se entiende que no hayan cobrado antes, aunque algunos empresarios han realizado un importante sacrificio y se han endeudado, pidiendo algún adelanto al banco, para poder pagar ayudar a sus empleados. En mi empresa, por ejemplo, han cobrado cuatro empelados y otros tres no. En otra empresa han cobrado todos y en otras ninguna. No puedo cuantificarlo porque los datos los tiene el SEPE con respecto al número de empleados que han cobrado”.
“También hay empleados que llevan 105 días sin cobrar, y estamos hablando de un colectivo de 2.500 personas que no han podido pasar unas buenas Navidades y no han tenido Reyes, de forma que no han podido hacer frente a los diferentes gastos en sus vidas, con respecto a la limpieza, la ropa, la luz y demás. Es poca responsabilidad desde el punto de vista político y humanitario en cuanto a la situación de los trabajadores y de los empresarios. Y además no veo que nadie haya defendido los intereses de los empleados, sino que han sido exclusivamente los empresarios quiénes lo hemos reivindicado públicamente y a través de las redes sociales. Es una injusticia lo que está pasando con nuestros trabajadores, cuando quiénes tienen que velar por sus intereses son los sindicatos, pero no he visto ninguna comunicación e interés de dichos sindicatos en el sector de la hostelería”, concluyó Chakib Mohamed.