www.melillahoy.es
Se han iniciado los trámites para enviar a la Península las “escorias” de la incineradora
Se han iniciado los trámites para enviar a la Península las “escorias” de la incineradora

La Organización Guelaya presentará alegaciones a los presupuestos de la Ciudad

Los Ecologistas consideran que han visto reducidas sus partidas económicas, “en vez de ser aumentarlas”

martes 12 de enero de 2021, 21:19h
Guelaya Ecologistas en Acción Melilla presentará alegaciones a los presupuestos de la Ciudad Autónoma para este nuevo año 2021, pues considera que han visto reducidas sus partidas económicas, “en vez de ser aumentarlas”. Además, la ha solicitado al consejero de Medio Ambiente, Hassan Mohatar, la creación de empleo verde “con proyectos sostenibles”, poniendo en cuestión “no la realización de obras, sino la sostenibilidad de las mismas”.
La Organización Guelaya afirma que estas son las conclusiones principales de la entrevista que su presidente, José Cabo, y secretario, Manuel Tapia, han mantenido ayer martes con el consejero Hassan Mohatar y con miembros del personal técnico de de Medio Ambiente.
“Las discrepancias” fueron presentadas por Guelaya, argumentando que los avances en cuestión, con respecto a los presupuestos que se habían producido el año anterior y que el Covid-19 han impedido ejecutar, “habían sufrido un retroceso en todas las partidas de movilidad sostenible, conservación de biodiversidad y concienciación ambiental”.
La crítica de los ecologistas se fundamentan en seis de las partidas presupuestarias, con un retroceso equivalente al 0’2% del presupuesto total de la Consejería, de 150.000 euros que afectan a los siguientes conceptos: Gestión del PMUS, de 60.000 a 45.000 euros; convenio UGR, de 40.000 a 20.000; subvenciones ONGs protección naturaleza, de 50.000 a 25.000 (tras un año en 0 euros); sensibilización y concienciación ambiental, de 60.000 a 30.000; subvención PMUS bicicleta, de 140.000 a 120.000; y Medio Ambiente Natural Red Natura 2000, de 80.000 a 40.000 euros.
Además informa que a estos presupuestos hay que añadir que todavía “no se haya aprobado la zonificación acústica y el plan de ruidos”, que deberá incorporarse en el próximo PGOU, “ni el Plan de conservación de la gaviota de audouin, que está en información pública desde el mes de febrero de 2020”.
Guelaya pregunta cómo es posible que se rebaje estas seis partidas del presupuesto en un 0’2%, si en el capítulo de “realizaciones diversas” se ha aumentado en 17’7%. “Qué trabajo costaba aumentar esas inversiones en un 17’5%”, se lamenta.
Por ello, sus representantes comunicaron al consejero la intención de presentar alegaciones a los presupuestos de 2021, “con la esperanza de que sea posible redistribuir el presupuesto de la Consejería de acuerdo a los criterios del conjunto de partidos que forman el actual Gobierno”.
En este sentido, aseguran que el consejero les confirmó que “se han iniciado los trámites para enviar a la Península las escorias de la incineradora, a costa del presupuesto de REMESA, que se están vertiendo actualmente en el vertedero de inertes, asunto que se encuentra en vía judicial tras la denuncia de Guelaya a la fiscalía, y la judicialización de la denuncia por parte de Fiscalía de Melilla”.

Convocatoria del Foro de la Movilidad para el mes de febrero
Guelaya anuncia que en febrero se convocará el Foro de la Movilidad que lleva más de un año sin llevarse a efecto, “según nos ha comentado el propio consejero de Medio Ambiente”.
De igual modo, los ecologistas le manifestaron al consejero su incredulidad “por el hecho de que la empresa Valoriza sustituya sus sopladores de hojas en la limpieza viaria por sopladores eléctricos, mientras que la empresa Thaler mantiene en el Parque Hernández los sopladores ruidosos”.
Igualmente, en la reunión se planteó la posibilidad de resolver el problema puesto encima de la mesa por parte de Guelaya, en la que los técnicos de Medio Ambiente de la oficina del medio natural “no participen en el diseño de áreas verdes”, ya que se están introduciendo numerosas especies, incluso invasoras, en jardines de la Ciudad, “en contra de los criterios compartidos por los mismos y los ecologistas”.