www.melillahoy.es
Antonio Miranda regresó hace dos años a las aulas del Colegio Constitución con sus alumnos, un centro del que habla maravillas por la calidad de toda su comunidad educativa
Antonio Miranda regresó hace dos años a las aulas del Colegio Constitución con sus alumnos, un centro del que habla maravillas por la calidad de toda su comunidad educativa

Antonio Miranda: “Siempre tuve muy claro que volvería a mi puesto de trabajo como profesor”

"La última Ley sobre Educación es autoritaria y nace sin un consenso educativo, de sindicatos y de profesorado”, afirma el ex consejero de Educación, Juventud y Deporte

miércoles 13 de enero de 2021, 22:24h
Antonio Miranda Montilla analiza para MELILLA HOY su actual cambio de vida laboral, desde que en el año 2019 regrasara a la enseñanza como profesor de quinto de Primaria en el Colegio Constitución, tras el cambio de Gobierno en la Ciudad Autónoma, después de haber dedicado 25 años a la política local en las filas del Partido Popular (PP). El exconsejero de Educación, Juventud y Deporte se mostró muy satisfecho de volver a la enseñanza y explica, entre otras cuestiones, cómo está viviendo esta difícil situación por la pandemia del coronavirus y en especial en el centro escolar en el que imparte clases. Miranda acumula ya 45 años de servicios, y pese a sus 67 años considera que todavía no ha llegado el momento de retirarse: “La jubilación tendrá que esperar por ahora, pues estoy muy a gusto dando clases en mi centro con mis alumnos y alumnas”. Es profesor especialista en Ciencias Sociales, aunque también cuenta con la especialidad de Audición y Lenguaje (logopeda), y de Pedagogía Terapéutica (educación especial).
-¿Cómo ve la política, ahora que está fuera de ella?
Con la perspectiva de un ciudadano que ha estado muchos años ocupando cargos importantes de responsabilidad dentro de un Gobierno y ahora como ciudadano veo las cosas que he podido hacer bien y mal, pero nunca he perdido la perspectiva como una persona independiente de ver las cosas como son.
-¿La echa de menos?
No, pues cuando entré en la política, en la legislatura del año 1995, tenía una cosa muy clara, que volvería a mi puesto de trabajo, pues gracias a Dios soy funcionario, aprobé unas oposiciones y tengo mi puesto de trabajo. Llegué a la política en el año 1995 y en el 1997 era el director del Colegio Constitución, donde estuve doce años, y compatibilicé el cargo de disputado como concejal con la de profesor, pero en el 2002 me liberé y desde entonces he ocupado diferentes cargos políticos, pero siempre tuve muy claro que volvería a mi puesto de trabajo como profesor.
-¿Cómo está viendo la labor que se estál realizando en las diferentes áreas que con usted ocupó en su etapa política?
En mi última estapa estuve en las áreas de Educación, Juventud, Deporte y Mujer. La Consejería de Juventud ha pasado a otro sitio, la de la Mujer sigue estando en Educación y la de Deporte está en Urbanismo. Ahora se está haciendo de otra forma, pero en mi etapa en Educación hicimos muchas cosas, sin tener competencias, y prácticamente la consejera actual lleva la dinámica de la que estaba adscrita al área de Educación, con los convenios y con el Ministerio, además del tema de las escuelas infantiles. Nosotros triplicamos las subvenciones en el área de Educación, aportamos los libros de texto, material gratuito, las becas de la ESO, las becas Universitarias y se crearon muchas ludotecas. Es un área a la que le dimos una dimensión muy importante en todos los aspectos.
-En el año 2023 se celebrarán elecciones en la Ciudad Autónoma. ¿Le gustaría volver?
Soy de la opinión que cuando uno está haciendo una actividad en un sitio y cesa, pues ha terminado. Fui director en el Colegio Constitución durante doce años, ahora he vuelto como profesor y estoy muy a gusto en mi trabajo. He testado en política muchos años en numerosas Consejerías (Social-Sanidad, Presidencia-Gobernación, Educación-Colectivos Sociales, Educación, Juventud y Deporte…), atendiendo a los temas de la Ciudad, pero ahora no tengo mucha intención de volver, pero bueno he salido muy contento de mi actividad política en todos los aspectos, aunque soy un hombre de partido y si el Partido Popular me necesitara, ahí estaré para lo que hiciera falta. He estado con muchos presidentes, Jorge Hernández Mollar, Ignacio Velázquez, Antonio Gutiérrez, Juan José Imbroda, Arturo Esteban, y todos han contado conmigo, pues como he comentado antes he sido un hombre de partido durante muchísimos años.
-¿Ahora que ha vuelto a la enseñanza, cómo se ha encontrado la educación?
En la educación, siempre ha habido un problema, pese a que se ha intentado, por parte de los dos grandes partidos políticos de la Nación, como son el Partido Popular y el PSOE. He visto ya muchas leyes, pero cuando cambia un partido, cambia la ley, y creo que eso es un gran error. Hubo una época en la que casi se llega a un posible acuerdo, pero al final no fue posible por el interés de un partido y de otro. Nunca he perdido la perspectiva como ciudadano y como político con responsabilidad en el tema educativo, y ahora como maestro.
Estamos pasando una época muy difícil, por la pandemia del coronavirus, y desde aquí agradezcp el trabajo de los maestros y de los profesores porque están dando el callo y están en sus puestos de trabajo, como funcionarios, en una situación bastante complicada. También hay que decir que nuestros horarios se han incrementado en una hora, y los colegios, con las medidas que ha tomado el Ministerio de la Dirección Provincial de Educación, y la Ciudad Autónoma, son muy seguros en muchos aspectos, pero lo que yo no veo bien es cambiar las leyes por cambiarlas, y esta última nace sin un consenso educativo, de sindicatos, de profesorado. Es una Ley autoritaria que puede tener sus cosas buenas y malas, pero no ha habido un acuerdo político entre los dos grandes partidos.
-¿Qué le parece la nueva medida de dividir las clases para evitar el contagio del virus?
No es lo mismo trabajar con treinta niños y niñas que con quince, pero sobre todo quiero agradecer el trabajo de los compañeros y de los directivos que están al frente, con las medidas que tenemos. Los profesores Covid y de apoyo están haciendo una gran labor, también estamos muy atentos a la limpieza, a la distancia social y al material. Podemos decir que estamos trabajando seguros. Sin embargo, los niños pierden contenido en las diferentes asignaturas, ya que hay menos horas de clase, y en algunos centros, como en el mío, no se da Educación Física y Música. En Melilla, tenemos a muchos niños y niñas, se habla de 5.000, 6.000 y 7.000, que en la época de confinamiento, desde marzo del año pasado, no se pudieron atender, y entiendo que no se está preparado en Melilla por diversos motivos, como necesidades sociales y económicas de paro, en la que los padres no disponen de medios informativos en casa. Yo puedo decir que el setenta por ciento de los alumnos y alumnas no han podido trabajar conmigo en la época de confinamiento y eso es un problema que debe arreglar la Dirección Provincial y el Ministerio. También soy de la opinión que es más factible trabajar en temas informáticos con los niños y niñas de los institutos que con los de los centros de Infantil y Primaria, pues en éstos últimos no hay medios. No obstante, espero que la situación se vaya resolviendo, pues si volvemos de nuevo a otro confinamiento sería muy negativo para la enseñanza.
-¿Le gustaría añadir algo más?
Quiero agradecer al Colegio Constitución el hecho de que haya podido volver para dar clases y estar de nuevo junto a mis compañeros y alumnos, pero quiero destacar la buena labor que están realizando las profesoras Laura y Rocío, que están trabajando constantemente con un grupo de niños de atención especial, y aquí nuestros profesores dan un gran apoyo y realizan un excelente trabajo. En general, el Colegio Constitución me gusta, he estado doce años de director y me encuentro ahora muy a gusto como profesor, aunque cuando me canse o lo crea necesario me jubilaré, pero de momento estoy bien y contento.