www.melillahoy.es

MELILLA HACE 100 AÑOS

Vías en el puerto melillense
Vías en el puerto melillense

1920: Meses de noviembre y diciembre (I)

domingo 17 de enero de 2021, 03:27h
José Antonio CANO MARTÍN
José Antonio CANO MARTÍN
04-11-1920. “La Virgen del Viajero”. Otro triunfo de Aguilar de Mera.

Dada la extensión del artículo solamente muestro el título del mismo.

04-11-1920. Un velero encallado cerca de la Restinga.

La policía indígena que presta servicio en el zoco el Arbaá de Arkemán, a las órdenes del teniente señor Lleó, vió ayer mañana con gran sorpresa, que un velero de gran porte, era zarandeado con gran violencia, por el fuerte oleaje que reinaba cerca de la costa, entre Ras Quiviana y la Restinga.

Momentos después, el citado oficial era requerido por varios cabileños para que acudiera en auxilio de un velero próximo a estrellarse contra las rocas.

Se trataba del bergantín goleta, de nacionalidad griega, “Catherine Inglessi”, de quinientas toneladas que, con cargamento de carbón se dirigía de Orán a Tánger, en la noche del lunes.

Las fuerzas de policía y algunos cabileños, reconociendo desde tierra el peligro que corrían los tripulantes del “Catherine Inglessi”, decidieron ponerlos en salvo, lo que consiguieron después de sostener empeñada lucha con el oleaje, que en aquella costa era muy intenso.

El “Catherine” venía tripulado por seis hombres, a las órdenes del capitán Etrateu Flamouxkis, todos de nacionalidad griega.

El “Catherine” navegaba la noche del lunes con rumbo a Tánger. Cuando se disponía a remontar el cabo Tres Forcas, un golpe de mar dejó sin gobierno la embarcación. En vano sus tripulantes pretendieron acercarse a la costa oriental de Tres Forcas, primero, y después a nuestro puerto.

El viento, que agitaba extraordinariamente el mar, arrastró al buque, dando enormes bandazos, hasta el lugar donde fue descubierto por la policía. Allí quedó encallado y expuesto a perderse, pues no lejos existen grandes rocas.

06-11-1920. El “Catherine Inglessi”.

Los embates del mar han causado grandes daños en el casco del bergantín-goleta griego “Catherine Inglessi”, embarrancado, como se sabe, en las proximidades de la Restinga.

En la actualidad el barco se encuentra perdido, pues se encuentra desfondado.

La policía indígena del zoco el Arbaá de Arquemán, a las órdenes del teniente Lleó, sigue custodiando el buque, parte de cuyo cargamento fue llevado a tierra.

La tripulación se encuentra en Melilla.

07-11-1920. Plaza y campo.

El buzo Miguel Validez se trasladó ayer a la Restinga con objeto de organizar los trabajos para extraer el cargamento que conducía el bergantín-goleta griego “Catherine Inglessi”.

Dicha mercancía, así como los restos de la embarcación, serán trasladados a la playa de San Lorenzo, previo consentimiento de las autoridades.

Para instruir las diligencias propias del caso, ha sido nombrado juez el comandante de la “Cartagenera”, don José María Amusategui.

07-11-1920. Llegada de náufragos.

En el vapor “Isla de Menorca” llegaron de Orán ayer, dos náufragos del vapor portugués Ehoel, llamados Antonio Lapido y Jaime Farrera.

Se dirigen a Lisboa y aquí permanecerán hasta mañana, que embarcarán para Málaga.

Según nuestros informes, el Ehoel naufragó los pasados días en aguas oranesas. Los náufragos llegados ayer en unión de varios compañeros, lograron salvarse después de luchar algunas horas con el embravecido mar.

Ayer estuvieron en la Comandancia General, donde a la vista del pasaporte visado por el cónsul portugués en Orán, se les auxilió como su situación requería.

11-11-1920. Un tren de piedra descarrila.

El tren 401, de los empleados en el transporte de piedras, desde las canteras de Sidi Musa á esta plaza, descarriló en las primeras horas de la mañana de ayer, dentro ya de la línea férrea de la Compañía Española de Minas del Rif.

La vía quedó interceptada, impidiendo el paso del primer correo ascendente para Nador.

Inmediatamente comenzaron los trabajos para dejar la vía expedita, á la vez que se disponía que la expedición saliese por la línea de 0'60, lo que se hizo á las nueve.

Los trabajos se llevaron á cabo con tal actividad, que la vía estaba libre la misma mañana, restableciéndose la normalidad.

La Máquina del tren descarrilado era la "España", conducida por Blas Altero.

El material no sufrió daño alguno y desde los primeros momentos se personó en el lugar del accidente, el jefe de vías y obras don Juan Giménez.

13-11-1920. La Memoria de Fomento. Embarque de minerales y vías al Puerto.

Reúnase en el mismo el embarque de minerales y las vías al puerto, casi solo se han utilizado en el transporte de minerales proporcionando á esta explotación, la más importante de esta región, extraordinarios beneficios, pudiendo afirmar categóricamente que gracias á ella, á las obras construidas en el puerto y á haber hecho atracable la segunda rama del dique N. E., se ha podido llegar á un tonelaje de embarque tan grande.

En el año actual el embarque de mineral ha tomado extraordinario incremento á juzgar por la cantidad exportada durante el primer semestre de 1920 y que alcanza la respetable cifra de 208.240'366 toneladas, de las cuales 106.148'107 toneladas han sido transportadas por las vías del puerto y embarcadas directamente por los muelles construidos.

21-11-1920. Plaza y campo.

La Junta de Fomento ha sido autorizada para proceder al desmonte del cerro de San Lorenzo. Las tierras que se extraigan, se destinarán al relleno de la dársena próxima al muelle militar.

Para el transporte de las mismas se ha tendido una vía desde el antiguo taller de bloques que avanza por la calle de Querol.

Por la dureza del terreno, será preciso utilizar explosivos. Previamente se avisará al público, a fin de evitar accidentes que no se creen probables.

Cada cuarto de hora, circulará un tren, compuesto de varias vagonetas. El relleno de la dársena quedará terminado en poco más de tres meses.

La gente de mar se opone a la desaparición de esa dársena.

25-11-1920. Todos los terrenos libres y en usufructo de Melilla pasan a la Delegación de Hacienda de Málaga. Una Real orden de extraordinaria importancia para la ciudad.

Dada la extensión del artículo solamente muestro el título del mismo.

04-12-1920. Se derriba el Fondak de Florentina.

Y es una verdadera pena. ¡Hacía tan bien aquella posada netamente moruna, mirándose en las aguas!
Pero es un mal irremediable. Para los muelles de ribera se construyó la imitación y desaparece ahora, a fin de dejar libre paso a los trenes encargados de volcar en el seno líquido, medio cerro de San Lorenzo.

Era una nota pintoresca y típica, puesta a los ojos del viajero en el mismo momento de desembarcar. El color marroquí y hasta puede que el olor, hablaban al llegado de zocos, de encantadores de serpientes, de chirimías y del juego de la pólvora. La realidad saliente al paso de la ilusión.

Además era allí, junto a las tapas bereberes de la corraliza, donde un moro de verdad, ofrecía la primera pastilla de Colón, 34, al que pisaba tierra de Estopiñán.
¡Y todo eso se pierde para siempre, sin que a nadie se le haya ocurrido la idea de pedir que lo declaren monumento y lo trasladen a otro sitio!
Decididamente, no somos conservadores. Un corral era el del Carbón de Granada, y sin embargo, se recordará la cruzada que se armó en su favor.

Para el Fondak de Florentina, no ha habido la menor defensa y sus puertas desiguales (en la desigualdad de las hojas estaba su mayor mérito) sus muros inclinados hacia adentro, que recordaban a la alcazaba del Glaui, sus bardales, su sello especial... todo desaparece para cascote, que el mar se ha de tragar.

Los que tenemos la desdicha de ser algo sentimentales, vamos a pasar un mal rato, como hombres y como artistas enamorados de la arquitectura que reina en Farjana y en Beni Fal-Clean. XX.

05-12-1920. Un hombre muerto por el tren.

Ayer mañana, poco después de las once, se registró un triste accidente en el muelle, del que fue víctima un anciano pescador llamado Bartolomé Hernández Ruiz, de sesenta y nueve años de edad, natural de Carbonera (Almería), con domicilio en la plaza desde hacía algún tiempo.

A la hora en que hacemos referencia, se hallaba el desventurado Bartolomé en la vía del tren que conduce mineral de la Compañía Española de Minas del Rif, ocupado en el traslado del pescado que había llegado en una de las barcas, cuando fue arrollado por la locomotora de uno de los mencionados trenes, resultando con tan gravísimas heridas en la cabeza, que dejó de existir instantáneamente.

El trágico suceso, produjo penosa impresión en cuantas numerosas personas presenciaron el triste final del desgraciado pescador.

Los primeros en acudir al lugar del suceso, fueron los guardias urbanos Mariano Asensio Álvarez y José Pérez Aguilera, de servicio en el muelle los cuales dieron cuenta del hecho inmediatamente al Juzgado de Instrucción, llegado á poco el juez señor Sanmartín, acompañado del secretario señor Gras, oficial habilitado señor García Vallejo, médico forense suplente señor Soto, alguacil señor Bandala, y el guardia urbano afecto al Juzgado Enrique San José.

También acudieron el jefe y el inspector de policía señores Sánchez Lacorto y Ruiz.

Después de certificada la defunción de Bartolomé por el facultativo señor Soto, el juez ordenó el levantamiento del cadáver y su traslado al depósito del cementerio de la Purísima Concepción, lo que se hizo en una camilla de la Cruz Roja.

Según nuestros informes, el triste hecho se debió á la gran sordera que padecía el infortunado Bartolomé, quien no pudo oír los reiterados avisos del maquinista Anselmo Mata López.

Vivía en la calle de la Soledad, número 9, habitando en unión de su hijo y varios sobrinos.

07-12-1920. La jornada del domingo nos ha dado el dominio de extensa zona en Beni-Ulichec.

Dada la extensión del artículo solamente muestro las nominaciones importantes del mismo.

La noche del sábado en Cheif y Dar Drius. Aeroplanos y automóviles se besan. En los campamentos de las columnas. Una instalación eléctrica en Media hora. Hogueras de alarma.

Una noche toledana. Las columnas en marcha. Comienza el fuego. Se ocupan las posiciones, siempre bajo el fuego enemigo. Un almuerzo en la Alcazaba.

Detalles de la lucha. La harca del Tauarda, huye. Un ordenanza indígena salva la vida a su oficial y muere segundos después. El enemigo está bien municionado.

El repliegue es de extraordinaria emoción. Las baterías tiran de modo admirable, conteniendo al enemigo. La escuadrilla de Zeluán, intervienen también con gran eficacia.

08-12-1920. Un segundo avance nos concede el dominio de las más elevadas cumbres de Beni-Ulichec.

Dada la extensión del artículo solamente muestro las nominaciones importantes del mismo.

La noche del domingo al lunes en Dar Drius. Agua, frío y viento. Preparando la nueva operación. Los rebeldes no atacaron las nuevas posiciones. Los moradores de Inunaten vuelven a los poblados. El enemigo tuvo muchas bajas. El avance se realiza sin dificultades. Banderas blancas ondean en los poblados del Nador de Beni Ulichec.

El Comandante General en el sector ocupado. Buharrail, ante los suyos, ratifica la sumisión.

El “Lauria” hace una demostración ofensiva sobre la costa. El “Gandía” simula un desembarco. Los kabileños izan banderas blancas.

Fernández Mulero aterriza en el Nador de Beni-Ulichec. El repliegue se efectúa sin disparar un tiro.

09-12-1920. Tercera etapa del plan de operaciones.

Dada la extensión del artículo solamente muestro las nominaciones importantes del mismo.

La ocupación de Beni-Said se efectúa pacíficamente. El capitán Fernández Mulero ha reconocido el territorio de Alhucemas. Los servicios de la escuadrilla de Zeluán.

Importantes jefes de Beni-Ulichec y Beni-Said piden el aman. Las tres columnas se concentran en Dar Drius. Una mañana fresca. Las columnas se han internado en Beni-Said.

El primer zoco, después de la ocupación, se ofrece animado. Contados Beni-Ulichec conocen el árabe. Algunos detalles de la ocupación. Habilitando caminos. La meseta de Arkab.

Grave accidente de aviación. Un observador muerto y el piloto lesionado. Triste impresión...

(Continuará)