www.melillahoy.es

FÚTBOL-SEGUNDA B

Agus Alonso y Borja Díaz desperdician una ocasión de gol ante el meta Edu Sousa
Agus Alonso y Borja Díaz desperdician una ocasión de gol ante el meta Edu Sousa (Foto: U.D. Melilla)

0-3. De mal en peor

El nuevo entrenador Ángel Viciedo tiene bastante trabajo por delante para poder cambiar la actitud de un Melilla incapaz de ganar desde hace siete jornadas.

domingo 24 de enero de 2021, 22:32h
La U.D. Melilla demostró ayer domingo su peor versión y por qué ocupa actualmente posición de descenso, en un choque en el que fue incapaz de poner en apuros a un C.F. Talavera de la Reina que ganó con gran facilidad en el Estadio Municipal Álvarez Claro, como así lo refleja el contundente 0-3. Los locales encadenan ya siete jornadas consecutivas sin ganar, en las que sólo han sumado 2 puntos de 21 en juego, y se alejan de su objetivo de estar en Play-Off. Además, el cambio de entrenador, de Ángel Viadero por Aloisio, no causó el efecto esperado por el club, mientras que el técnico visitante, Víctor Cea, se ‘vengó’ de la U.D. Melilla, tras ser cesado en el pasado curso en la undécima jornada.
Ángel Viadero no pudo comenzar con buen pie su etapa como entrenador de la U.D. Melilla, en un choque en el que su equipo sólo estuvo bien en los primeros compases, pero a partir de ahí fue un querer y no poder de los azulinos, cuando el conjunto manchego se adelantó en el marcador.
Una vez más, los locales sacaron a relucir todos sus defectos ante un Talavera que era consciente de ello y esperó su momento para golpearle duro y dejarlo prácticamente KO. Además, el equipo de la Ciudad de la Cerámica se ‘vengó’ de la derrota de la primera vuelta por 1-2. Así, en el minuto 15, David Añón fue derribado por Jesús Muñoz dentro del área y Góngora marcó de tiro raso, a la izquierda de Rubén Gálvez.
El Melilla pudo meterse en el partido en el 22’, con el tanto de Fran García, que aprovechó el rechace del meta visitante, tras un potente chut de Nando Quesada, pero el colegiado lo anuló por posición de fuera de juego.
El Talavera se mostró intenso, pero sobre todo muy práctico, ya que en su segunda aproximación sobre la meta local marcó el 0-2, en el 24’, tras un córner botado por Góngora que remató de cabeza Jon Ceberio, quien en el 42’ volvió a marcar, de potente chut y a placer, un centro medido de Góngora.

Segunda parte
El partido quedó listo para sentencia con el 0-3, pese a que en la reanudación el conjunto local intentó reaccionar, pero fue más con el corazón que con la cabeza ante un rival que no pasó problemas en defensa.
Fue un querer y no poder de los azulinos, que además ofreciendo el peor partido de cuántos ha disputado hasta el momento.
Un remate de Borja Díaz, despejado debajo de los palos por un defensor manchego, en el 52’, y un remate de cabeza de Al Watani, en el 77’, que salió fuera por encima del larguero, además de un gol anulado a Borja Díaz por fuera de juego, en el 75’, fueron las únicas ocasiones de los melillenses, mientras que los visitantes pudieron incrementar su ventaja en el 78’, en una acción de Adhigibe, que disparó al cuero del meta unionista.

Mal pintan las cosas
En definitiva, nueva derrota del Melilla, que continúa de mal en peor y que de no cambiar mucho las cosas tendrá que cambiar el objetivo de intentar jugar el Play-Off o estar en la nueva Segunda B a pelear por no descender. Mal pintan las cosas, así que bastante trabajo tiene por delante el nuevo técnico Ángel Viciedo para poder cambiar la actitud de un Melilla incapaz de ganar desde hace siete jornadas. El equipo sigue plano y sin argumentos para intentar inquietar la meta rival. No hay quien marque un gol.