www.melillahoy.es
El año pasado se liberó a una interna de forma atípica a la que vemos en la imagen
Ampliar
El año pasado se liberó a una interna de forma atípica a la que vemos en la imagen (Foto: Javier Ramírez)

La liberación del preso se realizará este año, aunque de forma distinta por la pandemia

sábado 20 de febrero de 2021, 16:51h
La pandemia que estamos sufriendo, vuelve a condicionar por segundo año consecutivo la Semana Santa, por lo que, de nuevo, las cofradías se quedarán sin poder ver por las calles de Melilla a sus pasos y tronos en procesión.
Gregorio Castillo informa a este Diario sobre las alternativas que han tenido que buscar para la celebración de esta Semana Santa, indicando que como este año las Cofradías no pueden tener actos de cultos externos, según las directrices del obispado y por las circunstancias en las que nos encontramos, la Semana Santa se celebrará a través de los cultos internos a “nuestros Sagrados Titulares, siempre cumpliendo con la normativa vigente que haya en cada momento”.
  • ¿Disponéis de algún protocolo para acercar al ciudadano, a través de medios telemáticos y redes sociales, la celebración litúrgica en directo?
  • Se están anunciando progresivamente según vayan sucediendo, por ejemplo, el viernes, terminaron los actos de la cofradía de Nuestro Padre Jesús Humillado, que ha tenido lugar durante los últimos tres días. Próximamente se realizará el triduo de Jesús Cautivo de Medinaceli, que será durante los días 3,4 y 5 de marzo y así sucesivamente iremos informando por redes sociales y a través de comunicados a los medios.
  • ¿Cómo se va a llevar a cabo este año la liberación del preso?
Ya hemos cumplido con la segunda parte de lo que es el protocolo, que es la entrega de la túnica y los atuendos de la Cofradía y la firma del compromiso de la tutela y ahora nos queda ver cómo lo haremos el Jueves Santo, ya que dependemos de la situación en la que nos encontremos y las medidas que se tomen, porque no sabemos si habrá toque de queda o lo adelantarán, o si volverá a haber un confinamiento, tiendo que adaptarnos según transcurra el tiempo. Ta hemos hablado con el director de prisiones y ahora queda ponernos en contacto con el Juez de Instituciones Penitenciarias, para ver cómo podemos desarrollar ese Jueves Santo, si lo hacemos en la Parroquia o qué solución le podemos dar, pero siempre teniendo en cuenta la situación en la que nos encontremos.
  • ¿Durante cuánto tiempo mantiene la Cofradía el compromiso de tutela con el preso liberado?
  • Durante un año
  • ¿Es efectiva dicha tutela o habéis tenido casos en el que algún preso haya vuelto a prisión?
  • Llevamos veinte años en donde solamente ha habido un preso que no ha sabido aprovechar la oportunidad y ha vuelto a reincidir. Es muy enriquecedor para la persona liberada y para nosotros, porque tenemos mucha ilusión en este tipo de ejercer nuestra acción social.
  • ¿Cómo partió esta idea?
  • Se creó una plataforma en el año 1999, que tuvo conocimiento de que en la antigua Semana Santa se liberaba un preso por mediación de Jesús Cautivo y se empezó a trabajar sobre la idea. Se compulsó la opinión de las distintas autoridades eclesiásticas y civiles y el Juez D. Rafael Benítez Yébenes, que entonces era el juez de Vigilancia Penitenciaria, realizó una obra de ingeniería jurídica que pudimos llevar a cabo. Es una liberación que ha sido pionera y, nos consta que en otros sitios también ha sido copiada esta idea, en el sentido de no poner sólo al interno en la calle, sino también ese seguimiento y esa ayuda personal para tenderle la mano y que se vaya reinsertando en la sociedad.
  • Si quieres añadir algo más
  • Pues decir que la Semana Santa existe, aunque no haya procesiones, porque no podemos hacer, dadas las circunstancias, los cultos externos y animar a la gente a que en las Parroquias, en los Santos Oficios y restos de celebraciones, participen, para hacer de esta Semana Santa, pues más intensa si cabe que nunca porque, lo que se va a celebrar, es lo fundamental, que son la Pasión a Muerte y la Resurrección del Señor.
Que los Sagrados titulares nos liberen pronto de esta pesadilla.