www.melillahoy.es
Enrique Alcoba Ruiz, presidente de CEME y de ACOME
Enrique Alcoba Ruiz, presidente de CEME y de ACOME

Enrique Alcoba: “Melilla cumple con todos los requisito para poder estar en la zona económica especial”

Sin embargo, el presidente de CEME y de ACOME) ve más complicado que la ciudad pueda formar parte del territorio aduanero de la Unión Aduanera

lunes 22 de febrero de 2021, 20:41h
Enrique Alcoba Ruiz, presidente de la Confederación de Empresarios de Melilla (CEME) y de la Asociación de Comerciantes de Melilla (ACOME), está totalmente de acuerdo con la posibilidad de que Melilla sea reconocida como una zona económica especial, tal y como pidió Eduardo de Castro González, presidente de Melilla, en la Cámara Alta. Sin embargo, ve más complicado, en principio, el hecho de que la Ciudad pase a formar parte del territorio aduanero de la Unión Europea. Además, informó que este próximo miércoles se celebrará una reunión con las autoridades locales para tratar numerosos aspectos que afectan a los empresarios, comerciantes y hosteleros melillenses en sus respectivos negocios.
El presidente de CEME y ACOME analizó en profundidad la solicitud de Eduardo de Castro González para que Melilla pase a formar parte del territorio aduanero de la Unión Europea y que también sea reconocida como una zona económica especial, similar a Canarias, para atraer empresas.
El presidente de la Ciudad lo pidió el pasado viernes en la Cámara Alta, tras la ponencia de estudio sobre la insularidad y la situación periférica de las Ciudades de Ceuta y Melilla constituida en el seno de Comisión de Despoblación y Reto Demográfico a la que también asistieron los presidentes de Ceuta, Canarias y Baleares, Juan Jesús Vivas, Ángel Víctor Torres y Francina Armengol, respectivamente.
Enrique Alcoba indicó que CEME y ACOME apuestan por entrar en la zona económica especial lo antes posibles. “En España, lo más parecido a ello es Canarias, lo apoyamos y estamos totalmente de acuerdo en que podamos entrar lo antes posible, y podamos beneficiarnos fiscalmente, puesto que Melilla cumple con todos los requisito al estar fuera de la Península, ya que es un territorio pequeño, sin posibilidades de alternativas de industria, de ganadería y demás. Es una ciudad cerrada y lo tenemos todo a favor para que nos consideren zona económica especial, pero España debe movilizar a Europa para que podamos entrar”.

Unión Europea
Sin embargo, no ve muy claro todavía que Melilla pueda formar parte del territorio aduanero de la Unión Europea. “Este es otro tema, pues tenemos que ver los pros y los contras, puesto que hay ventajas e inconvenientes. Eso tiene que ir al Consejo de Europa, que nos debe respetar todas las ventajas que tenemos de insularidad, de residente, IRPF, de la bonificación de la Seguridad Social y el descuento del transporte al 75%. Eso deben aprobarlo los veintisiete países de la Unión Aduanera, es una cuestión a largo y medio plazo, y tenemos que mirar si nos interesa o no”.
“Dentro del plan estratégico lo han expuesto analistas, periodistas y personas de valía económica, pero la verdad que nadie lo ve claro. No sabemos si nos puede interesar, pues para poder entrar se deben dar una serie de medidas que nos favorezcan y no depende de nosotros, sino de todos los países que lo apoyen y lo firmen, pero no es fácil”, resaltó Enrique Alcoba.

Subvenciones
Por otro lado, valoró muy positivamente la Instrucción del Ministerio de Hacienda de que para recibir subvenciones los comercios y las empresas por el tema del Covid-19 no es necesario estar al corriente de deudas con la Ciudad Autónoma u otras entidades.
A este respecto, explicó que antes de dicha reunión mantuvo una reunión con el consejero de Economía “para tratar el tema de las ayudas por el Covid-19 de las líneas 1, 2, 3, 4 y 5, que la mitad se están echando para atrás porque los hosteleros tienen deudas con la Seguridad Social y la Ciudad Autónoma”, pues como requisitos para recibir la subvención había que estar al corriente de los pagos, “pero lo que le hemos propuesto es que como la gente está muy justa y no tiene ingresos, que se paguen las ayudas y se les descuente la deuda que tengan pendiente con la Ciudad Autónoma o la entidad que sea”.
“Si una empresa o un bar va a recibir 40.000 euros, y se le debe a la Ciudad 180 euros y a la Seguridad social 1.500 euros, pues que se le descuente de la ayuda esa deuda, y así le pueda llegar el dinero al empresario, puesto esto al final es una pescadilla que se muerde la cola, ya que no se paga porque se tiene deudas y por tanto no se puede pagar porque no tiene dinero”, expuso como ejemplo.
Por tanto, indicó que al consejero se le planteó esta posibilidad, pues así llegaría el dinero a los empresarios. “Estamos a favor de ese comunicado, pero no sé hasta qué punto valdrá para todas las Comunidades Autónomas”.

El miércoles, reunión con De Castro, Rojas y Almansouri
En otro orden de aspetos, Enrique Alcoba avanzó que el próximo miércoles se celebrará, a partir de las 12’30 horas, una reunión con Eduardo de Castro, presidente de la Ciudad, Gloria Rojas, vicepresidenta de la Ciudad, y Dunia Almansouri, la consejera de Hacienda, para tratar sobre varios temas que afectan a los profesionales del comercio y de la hostelería melillense. “Tenemos siete u ocho temas que están pendientes y que desde hace bastante tiempo venimos comentando. Queremos que nos digan plazos, fechas y si es viable o no es viable. Le vamos a trasladar todas estas cuestiones a las autoridades y queremos que sean ellos los primeros en conocerlas, antes de que sean públicas, pero son temas que ya se han venido informando, que se les ha comentado y hemos demandado. Dependen única y exclusivamente de la Ciudad Autónoma y lo que queremos ya, a estas alturas, son soluciones, ayudas y poco más. Lo que nos interesa es que se gestione toda esta demanda que tenemos, pues no se canaliza ninguna y no se llega a finalizar”.
Para finalizar, expresó que la economía del sector del comercio y de la hostelería está muy mal en Melilla. “En su momento solicitamos al consejero de Salud Pública las medidas que se han llevado a cabo y que se han ampliado otros quince días, que por lo menos el cierre de los locales, de los comercios y de la hostelería se ampliara de siete a ocho de la tarde, para que en esa franja de hora punta de venta pudiéramos recuperar algo y también para que el ciudadano evite las aglomeraciones que se producen en los supermercados, pues el Covid también está a cualquier hora del día entre nosotros, y no solo de siete a ocho de la tarde”.
“No entendemos que todo el mundo tenga que estar dando vueltas durante tres horas por las calles, desde que se produce el cierre de los locales y del comercio hasta la hora del toque de queda. Lo hemos solicitado, pero no se ha llevado a cabo y todo esto va en contra de la economía en cuanto a su recuperación en todos los sectores de la Ciudad. No le vemos solución a corto plazo y tendremos que estar todos vacunados para llegar a esa normalidad que no vemos”, concluyó